Abundancia para la escasez

Bosquejos Biblicos

Bosquejos Biblicos Texto Biblico: 2 Reyes 4:1-7

Introducción:

Por lo regular todo ser humano somos guiados por lo que vemos, sentimos y palpamos, por ejemplo si vemos un letrero de un restaurante, sabemos que dentro hay comida, si vemos un letrero de una farmacia, sabemos que dentro está lleno de toda clase de medicinas.

1. Una mujer clamo

I. No para dar, sino para pedir

a. No fue pedir al doctor
b. Fue a Eliseo por sabia quien era
c. El verdadero siervo de Dios

II. En su clamor dio su queja

a. Se sentía sola, pues era viuda
b. Amenazada, pues querían quitarle dos de sus hijos
c. La mujer estaba llena de deudas

2. ¿Qué haré yo dijo Elíseo?

I. Declárame, confiésame, dilo todo

a. Podía haber mentido diciendo no tengo nada
b. Pero sabía a quien tenía enfrente
c. Al profeta no se le podía engañar (el Espíritu moraba en él)

II. Solo una vasija con aceite

a. Para la viuda físicamente no era nada
b. Pero el poder de Dios puede hacer mucho
c. La viuda posiblemente esperaba algo mas

III. Eliseo la mando a conseguir vasijas

a. Señas que habría abundancia
b. Era grande la bendición
c. Ella le puso límite al aceite

IV. Las vasijas se llenaron

a. Necesitaba en donde seguir poniendo el aceite
b. Era grande la bendición
c. Ella le puso límite

V. Vino de nuevo al profeta

a. Ve y vende, (señal de abundancia)
b. Paga a tus acreedores (libros a los hijos)
c. Vive tú y tus hijos de lo que quede. Posiblemente hay momentos que te sientes como la viuda, pero confía en Dios y espera en él y serás bendecido como la viuda.

© Pedro Blanco. Todos los derechos reservados.

Predicas Biblicas… Bosquejos para Predicar

Acerca de Pedro Blanco

Mi familia y yo aceptamos a Cristo como nuestro rey y salvador hace más de 20 años. Fui ministro en mi iglesia local por 15 años. Es mi oración que el material que publique te sirva de bendición.

Ver también

La vida en Cristo.. Bosquejos Biblicos

La vida en Cristo

Bosquejos Bíblicos. Tarde o temprano la tentación llegará a nuestras vidas, tal cual le pasó a nuestro Señor Jesucristo. Él fue tentado en todo según nuestra..

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *