Inicio / Bosquejos Biblicos / Cuando los enemigos conspiran contra ti

Cuando los enemigos conspiran contra ti

Bosquejos Biblicos

Todo ataque que el enemigo hace contra el pueblo de Dios, traerá como consecuencia, que el nombre de Dios sea exaltado, pues, allí es donde veremos la gloria de Dios.

Parece algo increíble, pero muchas veces, personas en quienes hemos tenido tanta confianza y aprecio, son usadas por Satanás, para arremeter en nuestro contra y querer perjudicar o destruir la obra de Dios en esta tierra.

Sin embargo, a estas personas les tenemos malas noticias: !en la historia de la humanidad, ninguno que ha peleado contra Dios ha salido victorioso!

Cuando Satanás ve que la obra de Dios camina hacia adelante, la reacción del enemigo es tratar de detenerlo a como dé lugar, usando como herramientas a los enemigos de la iglesia.

Anuncios

En nuestra congregación hace un tiempo, tuvimos esa triste y amarga experiencia, pero el resultado fue, que a pesar que fuimos debilitados en muchas áreas, de manera especial en nuestros proyectos eclesiásticos también es cierto que todo eso nos hizo más fuerte espiritualmente.

Nuestra congregación sufrió en ese determinado momento, una fuerte arremetida del diablo, y para ello, fueron usadas muchas personas, que aparentemente eran parte de nuestra congregación y otras eran personas con quien creíamos confraternizar.

Pero lo peor aun es que, el enemigo uso a personas que yo personalmente creí que eran hasta mi propia familia, todo este ejército se unió para hacer una herida mortal a nuestra congregación, y la verdad, es que fuimos heridos casi de muerte, fueron momentos muy difíciles, heridas que están sanando, pero que nos ha dejado secuelas…pero el amor de Dios es tan grande que aprendimos a “ver a Jesús en medio de la oscuridad”

Veamos que nos dice al respecto el profeta Nehemías 4: 7, 8, 11

“…Pero aconteció que oyendo Sanbalat y Tobías, y los árabes, los amonitas y los de Asdod, que los muros de Jerusalén eran reparados, porque ya los portillos comenzaban a ser cerrados, se encolerizaron mucho; 8 y conspiraron todos a una para venir a atacar a Jerusalén y hacerle daño…11 Y nuestros enemigos dijeron: No sepan, ni vean, hasta que entremos en medio de ellos y los matemos, y hagamos cesar la obra…”

Cuando el enemigo ve que la obra de Dios avanza, la reacción del diablo y sus seguidores es que se llenan de enojo y deciden unirse para atacar la obra de Dios.

Ese enojo, en vez de que nos amedrente, nosotros la debemos interpretar como una manifestación de su debilidad.

Anuncios

En realidad, cuando el enemigo se enfurece, manifiesta su impotencia, como el tigre que, atado con cadenas, por mucho que se enfurece, no puede soltarse. (Recordemos que él anda “…como león rugiente…” [1 Pedro 5:8 ]; no es un león, sino, que da la apariencia de serlo).

El verdadero cristiano, al único que debemos temer es a Dios, jamás al enemigo. (Al fin y al cabo, el enemigo esta derrotado; ya es, un perdedor)

En la porción bíblica anterior, vemos a los enemigos de los judíos “encolerizarse mucho”, cuando vieron que la obra de Dios avanzaba: los portillos comenzaban a ser cerrados. Los portillos son aberturas o pasos de una muralla, pared o tapia.

Esos portillos que empezaban a cerrarse, significaba que una vez cerrados, la protección de la ciudad iba a ser prácticamente total, a pesar de que la altura de la muralla no estuviera del todo alcanzada.

Esos pasos o aberturas que iban a desaparecer, una vez la muralla estuviera bien cerrada, el enemigo ya no iba a tener acceso a la ciudad. Espiritualmente hablando es lo mismo.

El enemigo se enoja muchísimo cuando ve que el cristiano pide perdón al Señor y se aparta del mal, y de ese modo las brechas desaparecen. De ese modo ya no tiene el mismo acceso que solía tener antes.

A. Los enemigos se unen para atacarte, cuando tú haces la obra de Dios

Anuncios

(Nehemías 4: 8, 11) “… 8 y conspiraron todos a una para venir a atacar a Jerusalén y hacerle daño…11 Y nuestros enemigos dijeron: No sepan, ni vean, hasta que entremos en medio de ellos y los matemos, y hagamos cesar la obra...”

Observe detenidamente que el enemigo cuando ve que el cristiano está quitando las brechas de su vida (cerrando los portillos), entonces el enemigo de nuestras almas en una forma desesperada, lanza ataques con el fin de hacerte daño, y quizás tiene hasta deseos de destruirte, y así de ese modo impedir que desaparezcan esas brechas (o al menos, alguna de ellas). Así pretendían hacer los enemigos de Nehemías.

Observe detenidamente que: antes de lanzar el ataque, el enemigo conspira contra ti.

Conspirar significa: aliarse contra alguien o algo para realizar algo contra alguien. La conspiración que se había contra Nehemías la efectuaron los diversos enemigos suyos, a saber: Sanbalat y Tobías, y los árabes, los amonitas y los de Asdod. (¿Cuantos Sanbalat, cuantos Tobías, cuántos árabes, muchas veces se han unido entre sí, para conspirar contra ti?)

La respuesta, cada uno de nosotros la sabemos, y a veces quizás no la sabemos y quizás…nunca llegaremos a saber quiénes han conspirado contra nosotros)

¿Quiénes eran los que conspiraron contra Nehemías?

  • Sanbalat (sátrapa persa de Samaria – los samaritanos eran enemigos acérrimos de los judíos. Sanbalat era “horonita”, es decir, de Horonaim, una ciudad de Moab. Los moabitas eran enemigos acérrimos de Israel.
  • Tobías (amonita) de la tribu de Amón, enemigos acérrimos de los judíos.
  • Los árabes – enemigos de Israel (hasta hoy)
  • Los amonitas – enemigos de Israel desde el principio.
  • Los de Asdod – Asdod era una ciudad filistea al oeste de Jerusalén. ¡Ni que decir si eran o no enemigos!

Estos eran:

¡Diferentes personajes, seguramente con diferentes ambiciones, y diferentes tribus, muchas veces enfrentadas entre sí, pero que tenían todos un enemigo en común mucho mayor: los judíos!

Acerca de J. Jaime González

Ver también

Bosquejos para Predicar - Las ventajas de tener fe en Dios

Las ventajas de tener fe en Dios

Bosquejos Biblicos - Este es un Salmo sapiencial o salmo de sabiduría. En realidad solo existen en once de ellos en todo el compendio de los salmos. Algunos de los temas de estos salmos...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *