Dios Sabio – Sabiduría humana

Bosquejos Biblicos 

BOSQUEJOS BIBLICOS TEXTO BÍBLICO: Santiago 3:13-18

INTRODUCCIÓN:

Prudente–imprudente, espiritual-carnal, justo-injusto, probo-réprobo, honra- deshonra… sabio-necio; el cristiano se enfrenta ante un abanico de eventos a los que tiene que hacer frente, siempre de acuerdo a lo estipulado por su señor.

En un mundo donde la ciencia y tecnología van a pasos acelerados, se espera que las competencias en todas las esferas sean las mejores, para lo cual se necesita mucha “sabiduría”. Por lo que estamos rodeados por personas con mucha sapiencia en diversas áreas de las ciencias; hecho no ajeno a nuestras congregaciones, en las cuales tenemos personas muy estudiadas en el ámbito teológico.

Surge en la vida del creyente una interrogante: ¿cómo conducirse adecuadamente en el bregar de la vida?, ¿cómo adquirir sabiduría consecuente con las cualidades de Jesucristo? ¿Cómo ser sabio para la gloria de nuestro eterno Padre Celestial?

Anuncios

1. EL DIOS SABIO Y SU SABIDURÍA EN LA VIDA: (vers. 13)

1.1. CONOCER AL DIOS SABIO: (vers. 13a)

Siguiendo su mandato de escudriñar las escrituras, de examinar todo y retener lo bueno, así como guardar su ley. Muchos de los creyentes nos sumergimos en el estudio de su palabra, un conocimiento que es evaluada por la razón, solo intelectual. Hasta el punto que podemos decir que tenemos una cultura bíblica, por el conocimiento que se posee de ella.

1.2. CONDUCTA SABIA: (vers. 13b)

Esta sabiduría y entendimiento no sería tal si no se la tuviera que mostrar, publicar y expresar por medio de una buena conducta en el lugar que Dios sabiamente nos puso, conducta que es resultado del conocimiento de la Sabiduría.

1.3. OBRAS SABIAS: (vers. 13b)

Somos personas que interactuamos constantemente con el prójimo y con la naturaleza, y dado el conocimiento del Santísimo y sus obras, nos concierne, en consecuencia, mostrar por medio de las buenas obras, fruto del corazón sincero, las características del Dios bondadoso, el amoroso padre que sustenta la creación.

Anuncios

1.4. ACTITUD SABIA: (vers. 13b)

Cada acción realizada, toda obra hecha, toda manera de actuar en la vida, tiene que estar matizada con un proceder, una sabia mansedumbre. Actitud que solo el Cordero de Dios puede dar a todo aquel que le tiene por Dios, que busca y anhela imitar el carácter del Varón perfecto.

2. SABIDURÍA HUMANA (verss. 14-16)

2.1. SU CARACTERÍSTA (vers. 14a)

El guardar un celo por las cosas de Dios contrasta con aquel celo amargo, la envidia que en un ambiente de contienda, de rivalidad, no de mansedumbre, caracteriza a aquello opuesto a la sabiduría que procede de lo alto.

2.2. SU CONDICIÓN. (vers. 14b)

El actuar de la forma descrita en el pasaje citado, de ninguna manera concuerda con lo revelado por Dios, más bien muestra su verdadera condición y origen. Los celos amargos y las contiendas manifestadas por aquellos que pretenden defender la verdad no hacen más que negar la verdad de Dios, negar la persona de Cristo. Y de ningún modo es motivo de jactancia.

Anuncios

2.3. SU ORIGEN (vers. 15)

Esta sabiduría humana no procede de lo alto, nos muestra que su origen es contraria a la sabiduría de Dios. Tiene su origen precisamente en lo que le es perjudicial a todo creyente, el mundo, la carne y el diablo.

2.4. SU CONSECUENCIA (vers. 16)

En este contexto la perturbación, la confusión y el caos sitian al hombre, quien actúa con maldad produciendo obras perversas. Un tinte lóbrego, la intranquilidad, la mentira, la jactancia, el proceder con maldad matizan la natural sabiduría humana.

Acerca de Miguel Angel Robles

Ver también

Un corazón manso.. Bosquejos para Predicar

Un corazón manso

Bosquejos para predicar, los corazones mansos en estos tiempos escasean pero recuerde que somos quienes llevamos la semilla de la palabra de Dios...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *