Inicio / Bosquejos Biblicos / ¡Huye! – No

¡Huye! – No

Predicas Biblicas \ Mensajes Cristianos

Bosquejos Biblicos – Texto Biblico: Salmo 11

INTRODUCCIÓN

En el lugar donde el peligro ronda incesante, allí donde las circunstancias son contraproducentes y los eventos muy cambiantes; ofreciendo un panorama que parece estar en contra nuestra.

Cuando las palabras del falso amigo percibe la magnitud de la inminente contingencia, la latente amenaza, las confabulaciones en contra; a la sombra de palabras amedrentadoras que dejan perplejo al creyente. Un silencio amenazador inunda la atmósfera, complot en contra del cristiano; miles se reúnen beligerantes, fuertes, doctos y acaudalados. Armados con gran ostentación política vienen a sitiarte.

Son hechos que se traducen en dardos lanzados directamente al alma del creyente. El falso amigo ve en la huida la única solución a las vicisitudes. Entonces, con sus consejos incita al cristiano a escapar hacia el monte. ¡Huye!, resuenan sus palabras. En estas circunstancias, pregunta el hijo a su Padre celestial, ¿qué hago?, ¿cuál es el mensaje bíblico que pudiera orientarme en la forma adecuada a proceder?

Anuncios

HUIR… ¡NO! PORQUE CONFÍO EN ÉL. (Salmo 11:1)

La afirmación de confianza absoluta en el gran Yo Soy, aún antes de producirse las situaciones adversas, es un excelente punto de partida para poder evaluar decisiones futuras. Esta afirmación, mediante un ejercicio de fe, fortalecerá el alma, ya que ésta es muy dependiente de su Creador, centrándose en su conocimiento.

De buena o mala intención, el llamado amigo no ve más allá de lo que sus ojos pueden percibir. No sabe lo que sucede en la esfera espiritual; no tiene en mente al omnipotente creador. Dice al creyente que huya para preservar su vida. Como el siervo de Elías ante las huestes enemigas, no puede vislumbrar la realidad Espiritual; por lo que solo puede enfocarse a una acción, la huida. Siendo esta para él la única medida para salvarse del peligro inminente; escapar cual ave que va por seguridad, presuroso, hacia las montañas.

Echar a correr en fugaz huida hacia el monte, a la seguridad del retroceso y abandono de lo que se le ha confiado; no hace más que negar, con esta acción, a Dios.

HUIR… ¡NO! AUNQUE EL ENEMIGO ACECHE. (Salmo 11:2)

El hombre de mal prepara las armas con las cuales derribar al hombre de bien, al creyente. Prontos a borrar el nombre del justo de la faz de la tierra, aguardando las horas oscuras para asestar el golpe. Esta es la realidad que describe el salmista guiado por el Espíritu Santo.

HUIR… ¡NO! AUNQUE TODO SEA CONFUSO. (Salmo 11:3)

La nuestra es una sociedad en la cual el cuidado de las cosas de Dios no son la constante; donde el conocimiento del altísimo y de su ley van en desmedro. Las reglas y las normas sociales cambian constantemente, cada vez más alejadas de la verdad bíblica. Esta realidad hace que el creyente muestre su desconcierto y confusión. Le conducen a la interrogante, ¿qué ha de hacer el justo en vista de que todo le esta humanamente en contra?

HUIR… ¡NO! PORQUE DIOS VIVE. (Salmo 11:4)

Tener presente que hay Dios en Israel, Jehová Sidkenu, cuyo morada es el lugar celestial, el cielo donde está su trono; saber que el sabio y eterno Rey gobierna con majestad, en pleno dominio y control de toda su creación, es una razón muy fuerte a la cual anclar nuestra mente, nuestra confianza, nuestra fe. En situaciones como ésta, aunque no se las sienta, aunque solo haya silencio, aunque aparentemente nada ocurra, Él tiene control de hasta el minúsculo detalle, de todo lo que concierne a sus amados hijos.

Jehová de los ejércitos permanece expectante a los pormenores de la vida en la tierra, vela por todo cuanto ha creado. Examina todo hecho del hombre, del justo y del malvado (sus hechos, sus acciones, sus planes).

Anuncios

HUIR… ¡NO! PORQUE ÉL CONSIDERA LO BUENO Y LO MALO. (Salmo 11:5)

Las pruebas que pasa el creyente las ha puesto Dios en su infinita sabiduría a fin de perfeccionarnos y llevarnos a un grado mayor de madurez.

Naturalmente, el malo, aquel que no tiene ni por un instante en sus pensamientos a Dios y, subsecuentemente, sus acciones son consecuencia del amor a la violencia, es completamente rechazado por la Santidad de Jehová.

HUIR… ¡NO! PORQUE HAY UN DESTINO PARA EL MAL. (Salmo 11:6)

El hombre malo, la maldad y todo lo relacionado a ella, están destinados a recibir la justa paga por sus acciones, que vendrán del Señor que es la acción del fuego.

HUIR… ¡NO! PORQUE SU JUSTICIA PREVALECE. (Salmo 11:7)

Qué gran seguridad produce el hecho de saber que nuestro Dios es Justo. A razón de ello actúa con justicia, ningún hecho es descuidado por su sus ojos.

Haber actuado con justicia, con un proceder acorde a sus mandamientos, en plena dependencia de Él y guiado por el Espíritu Santo, permitirá que el creyente vea el rostro amoroso de su señor y Dios.

PREDICAS BIBLICAS – CONCLUSIÓN

Consejos humanos pudieran turbarnos y hacernos perder la perspectiva de la vida; pero la firme confianza en nuestro Señor y Dios, en todo momento, es un motivo de seguridad, en tiempos de paz o cuando el conflicto amenace. El hecho de tocar la retirada y salir huyendo despavoridos sería un acto de desconfianza, una negación a nuestro Dios.

Anuncios

Por lo tanto esforcémonos para mantener la fe y confianza; persistir firme y continuar puesta la mirada en nuestro Señor Jesucristo. Él, en su justicia, tiene destinado al hombre de mal. Asimismo, tornará todas las cosas en favor de sus amados hijos por adopción, en ésta y en la venidera vida eterna. A Él sea la gloria.

© Predicas Biblicas. Todos los derechos reservados.

Predicas Biblicas… Bosquejos para Predicar.

Acerca de Predicas Biblicas

Predicas Biblicas. Portal cristiano dedicado a evangelizar a las naciones a través de predicas cristianas, estudios biblicos, y mensajes cristianos. Para incluir tu material en nuestro portal, crea una cuenta, ingresa a ella, y comienza publicar sermones cristianos, bosquejos para predicar, y cualquier otro material cristiano que edifique el Cuerpo de Cristo.

Ver también

Bosquejos Biblicos.. ¿Qué aprendemos de la tentación de Jesús?

¿Qué aprendemos de la tentación de Jesús?

Bosquejos Biblicos.. Algo un poco extraño sucedió en la vida de nuestro Salvador. Jesús fue tentado por el diablo. Es un poco extraño, porque no sabemos..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *