Inicio / Bosquejos Biblicos / Juicio y Misericordia

Juicio y Misericordia

Bosquejos Biblicos .. Bosquejos para Predicar

Mat 7:1  No juzguéis, para que no seáis juzgados. Porque con el juicio con que juzgáis, seréis juzgados, y con la medida con que medís, os será medido.

Mat 5:7  Bienaventurados los misericordiosos, porque ellos alcanzarán misericordia.

Estas dos enseñanzas fueron dadas por Nuestro Señor Jesucristo en lo que se denominó el sermón de la montaña.

Jesús dijo “no juzguéis para que no seáis juzgados” note que dice “para que” no dice “porque” o sea que no se trata de una consecuencia sino de un fin, de algo que Dios quiere evitar para nuestras vidas.

Anuncios

Lo segundo que quiero remarcar es “con la vara que medís serás medido” o sea que hay más de una vara para medir y yo tengo que escoger con que vara voy a medir el error o el acierto de los demás.

¿Cuáles son esas varas con las que puedo medir? Pues esas varas son “juicio” y “misericordia”

Cuando alguien erra el camino, cuando alguien se equivoca y comete un error o un pecado yo tengo dos opciones “o lo juzgo” “o tengo misericordia” Jesús prefiere que nosotros tengamos misericordia de nuestro hermano antes que juzgarlo y nos da los beneficios de esta actitud “para que no seáis juzgados” o sea que si yo tomo la vara de la misericordia para medir a los demás Dios va a tomar la misma vara de misericordia para medirme a mí. Y si yo tomo la vara del juicio para medir Dios no tendrá otra opción que medirnos con juicio nuestros errores y faltas “porque con la vara que medís serás medido”

Pablo dice en una de sus cartas   “Gálatas 6:1  Hermanos, si alguno fuere sorprendido en alguna falta, vosotros que sois espirituales, restauradle con espíritu de mansedumbre, considerándote a ti mismo, no sea que tú también seas tentado”. El aconseja que en vez de juzgar la falta del hermano tratemos de restaurarlo con mansedumbre, en otras palabras “tengan misericordia de él”

 La epístola de Santiago nos da un detalle más del beneficio de ser misericordioso “Santiago 2:13  Porque juicio sin misericordia se hará con aquel que no hiciere misericordia; y la misericordia triunfa sobre el juicio.”

Todos seremos juzgados un día pero ahora entiendo por qué Jesús trataba de inculcarles que no juzguen, es porque Él sabía que muchas veces íbamos a errar, tropezar y necesitaríamos sí o sí de la misericordia y “la misericordia triunfa sobre el juicio” a la hora de medirnos Dios tomaría la vara de la misericordia y nos mediría.

“Bienaventurados los misericordiosos porque ellos alcanzarán misericordia” la misericordia es un atributo de Dios, pero Él y solo Él puede tener o no misericordia de una persona. “Éxodo 33:19  Y le respondió: Yo haré pasar todo mi bien delante de tu rostro, y proclamaré el nombre de Jehová delante de ti; y tendré misericordia del que tendré misericordia, y seré clemente para con el que seré clemente.” Nadie puede reprocharle a Dios si no tuviere misericordia de alguien y el que alcance misericordia puede sentirse dichoso, privilegiado por tener un Dios misericordioso y clemente.

Anuncios

A la misericordia se la obtiene clamando, rogando, suplicando “Mateo 18:32  Entonces, llamándole su señor, le dijo: Siervo malvado, toda aquella deuda te perdoné, porque me rogaste. ¿No debías tú también tener misericordia de tu consiervo, como yo tuve misericordia de ti? “

El Señor nos ayude a cambiar nuestros hábitos de juzgar, prejuzgar, criticar a los demás y  a ser misericordiosos.

Muchas veces le decimos al Señor “yo quiero ser como Tu” pues seamos misericordiosos como Dios lo es y así seremos un poquito más parecido a El “Lucas 6:36  Sed, pues, misericordiosos, como también vuestro Padre es misericordioso.”

© Luis Alberto Arias. Todos los derechos reservados.

Predicas Biblicas… Bosquejos para Predicar

Acerca de Luis Alberto Arias

Ver también

Predicas Cristianas - Espiritu Santo: Regalo de Dios

El Espíritu Santo en la iglesia

Bosquejos Biblicos.. En los años de su ministerio personal, Jesús fue el consolador de sus discípulos. Ahora les anuncia que los va a dejar; pero enviaría otro consolador.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *