Inicio / Bosquejos Biblicos / Andando en el temor del Señor

Andando en el temor del Señor

Bosquejos Biblicos

Hechos 9:31

INTRODUCCIÓN:

A. Lucas hace un importante registro sobre las iglesias del Señor durante el primer siglo: dice que las iglesias “caminaban en el temor del Señor”.

B. El apóstol Pablo dijo, “Ocupaos en vuestra salvación con temor y temblor” (Filipenses 2:12).

Anuncios

C. Hoy día pareciera que el concepto bíblico acerca del “temor ” en conexión con Dios, no es el mismo concepto que los cristianos tenían en los primeros años del cristianismo.

  • 1. La gente de hoy prefiere oír acerca del amor de Dios, la paciencia y la misericordia.
  • 2. Y a veces cuando señalamos la indignación de Dios, su santidad, y su justicia, la gente se escandaliza y responde “Para mi Dios no es así”

D. El énfasis que la mayoría de los grupos hacen hoy predicando sobre del amor de Dios y la misericordia, probablemente sea lo que el diablo usa para poder llevarse a mucha gente. Pero, ¿estaremos cayendo también nosotros en un extremo?

  • 1. ¿Dónde debe estar el TEMOR Y TEMBLOR si no es nosotros en los Cristianos?
  • 2. ¿Será por eso que hoy tantos cristianos caminan por la vida con apatía?
  • 3. ¿Será que hemos olvidado a quién debemos temer? (Mateo 10:28)

E. En esta lección espero que podamos lograr tres objetivos:

  • 1. Definir el temor de Dios
  • 2. Señalar porqué el temor de Dios es importante en el Cristiano
  • 3. Cómo desarrollar un “Temor en el Señor” sin tener que irnos a los extremos.

I. DEFINIENDO EL TEMOR DEL SEÑOR

A. La palabra “TEMOR” en Hebreo se usa para describir: el temor de Dios, respeto, reverencia, y devoción, pero en el griego “TEMOR” Fobos) se usa en el Nuevo Testamento para describir el miedo que infunde terror, como el que causan los ataques terroristas.

B. El “TEMOR DE DIOS”, a menudo se define como un “TEMOR REVERENTE”.

  • 1. Los términos TEMOR y REVERENCIA implican una importante conexión la cual resulta en la actitud que necesitamos los cristianos para ocuparnos verdaderamente de nuestra salvación (Hechos 9:31).
  • 2. Un cristianismo SIN EL TEMOR DE DIOS, es improductivo e ineficaz.
  • 3. ¿Define la mayoría de las personas esa correcta conexión en su fe? – NO!

C. En Filipenses 2:12 Pablo hace una clara combinación acerca del TEMOR Y TEMBLOR.

Anuncios

  • 1. La palabra Griega para “Temblor” aquí es “tromos” y significa: “un temor o temblando de miedo”.
  • 2. Justo como temblaría cualquiera ante la presencia de quien podría tomar su vida, por lo que Jesús nos enseño a temer al Señor (Mateo 10:28).

D. Un apropiado “Temor al Señor” debería incluir:

  • 1. Temor y reverencia.
  • 2. Tener miedo de ofender a Dios de alguna manera
  • 3. Un temor y sobre todo cuando saben que han ofendido a Dios y aún no han obtenido su perdón (Hebreos 10:26f-27, 30f-31; 12:28f-29)

II. LA IMPORTANCIA DEL “TEMOR DEL SEÑOR”

A. La Biblia dice en:

  • 1. (Proverbios 1:7) “El principio de la sabiduría es el temor de Jehová”.
  • 2. (Proverbios 8:13) “El temor de Jehová es aborrecer el mal
  • 3. (Proverbios 10:27) “El temor de Jehová aumentará los días” [prolonga la vida].
  • 4. (Proverbios 14:27f-28) “En el temor de Jehová está la fuerte confianza… es manantial de vida”.
  • 5. (Proverbios 16:6) “Con misericordia y verdad se corrige el pecado, y con el temor de Jehová los hombres se apartan del mal”.
  • 6. (Proverbios 19:23) “El temor de Jehová es para vida, y con él vivirá lleno de reposo el hombre”.
  • 7. (Proverbios 22:4) “Riquezas, honra y vida son la remuneración de la humildad y del temor de Jehová

B. Sin el temor de Jehová…

  • 1. Nos privaremos de los tesoros de la sabiduría y del conocimiento de Dios.
  • 2. Coquetearemos con el mal y nos corromperemos por el.
  • 3. Sufriremos por rechazar los estándares que Dios en su palabra nos da para vivir y conducirnos por ellos.
  • 4. Caeremos en pecado y será difícil volver al Señor.
  • 5. No querremos trabajar verdaderamente en nuestra salvación.
  • 6. No podremos agradar a Dios (Isaías 66:1-2). Solo la persona que “tiembla a su palabra” tiene la promesa de recibir su misericordia (Salmo 103:17-18).

III. DESARROLLANDO EL “TEMOR DEL SEÑOR”

A. El temor del Señor viene a través de la palabra del Señor, así como la fe viene por el oír, y el oír por la palabra del Señor (Romanos 10:17), lo mismo se puede decir del “Temor del Señor”

Anuncios

  • 1. Note que en (Deuteronomio 31:10-13) a los hijos de Israel se les dijo que cuando se reunieran, lo hicieran “para que oigan y aprendan, y teman a Jehová vuestro Dios”.
  • 2. Conforme uno lea la palabra de Dios, ellos deberían ir ganando una fe saludable en el temor del Señor.

B. La palabra del Señor usada de manera apropiada nos ayuda a mantener un balance apropiado.

  • 1. Debemos leer la palabra de Dios para evitar caer en los extremos.
    • a. Algunos solo gustan leer porciones sobre el amor y la misericordia de Dios y sus vidas carecen del temor de Dios.
    • b. Otros solo gustan leer pasajes sobre “el fuego, el infierno, y el azufre pero no saben nada acerca de la misericordia.
    • c. Otro asume una actitud menospreciando la santidad y la justicia de Dios. Incluso en los pasajes señalados se habla mucho de la gracia de Dios y su perdón para todo aquel que se arrepiente.

CONCLUSIÓN:

A. (Salmo 89:7) “Dios temible en la gran congregación de los santos, y formidable sobre todos cuantos están alrededor”.

B. ¿Porqué necesitamos “El temor del Señor? Porque debemos ocuparnos de nuestra salvación con temor y temblor.

C. Hebreos 4:1-2Temamos, pues, no sea que permaneciendo aún la promesa de entrar en su reposo, alguno de vosotros parezca no haberlo alcanzado. 2 Porque también a nosotros se nos ha anunciado la buena nueva como a ellos; pero no les aprovechó el oír la palabra, por no ir acompañada de fe en los que la oyeron…”.

D. Himno de Invitación #244

© Joaquin Rojas. Todos los derechos reservados.

Predicas Biblicas: Bosquejos para Predicar

Acerca de Joaquín Rojas

Ver también

Bosquejos para Predicar - Curación de un sordo y tartamudo

Curación de un sordo y tartamudo

Bosquejos para Predicar - Espiritualmente el Señor abre el corazón para que el oído esté atento a la palabra de Dios, y también los labios para que nuestra lengua publique alabanzas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *