La ira de Dios

Bosquejos Bíblicos

Bosquejos Bíblicos Predica de Hoy: La ira de Dios

Bosquejo Bíblico Texto Bíblico: Romanos 1:18-23

Introducción

Hoy vamos a explorar una pregunta profunda: ¿es Dios iracundo? Muchos se preguntan si la ira de Dios es real y por qué existe. En los versículos que estamos explorando hoy la Biblia nos habla sobre la ira de Dios contra la maldad.

Esto puede parecer difícil de entender. ¿Por qué un Dios de amor también tendría ira? Para entender esto, debemos examinar el contexto y el propósito de la ira divina. La ira de Dios no es como la ira humana; no es caprichosa ni injusta. Es una respuesta santa a la injusticia y el pecado. Reflexionemos juntos sobre este tema.

¿Qué nos dice la Biblia sobre la ira de Dios? ¿Cómo afecta nuestras vidas? Este sermón nos ayudará a comprender mejor el carácter de Dios y su justicia.

I. La ira de Dios revelada (vers. 18)

La Biblia nos enseña que la ira de Dios se revela contra toda impiedad. Esta ira es justa y dirigida hacia el pecado. No debemos confundir la ira de Dios con la ira humana. La ira de Dios es santa y perfecta. No es impulsiva, sino una respuesta a la injusticia. Esto nos muestra que Dios se preocupa por la justicia.

a. Justicia Divina

  • La ira de Dios asegura que la justicia prevalezca (Salmos 7:11).
  • Dios no puede ignorar el pecado; debe enfrentarlo (Habacuc 1:13).
  • La ira divina es una expresión de su amor por la santidad (Isaías 61:8).
  • La justicia de Dios nos guía hacia la rectitud (Salmos 9:8).

b. Consecuencia del Pecado

  • La ira de Dios es consecuencia directa del pecado (Efesios 5:6).
  • No podemos escapar de la justicia divina (Números 32:23).
  • Cada acto de pecado trae consecuencias (Romanos 6:23).
  • La santidad de Dios exige respuesta al pecado (1 Pedro 1:16).

c. Manifestación de la Ira de Dios

  • La ira de Dios se manifiesta en el juicio (Apocalipsis 20:12).
  • En la historia bíblica, vemos ejemplos de esta manifestación (Génesis 6:5-7).
  • Dios utiliza la ira para corregir y redimir (Jeremías 30:11).
  • Su ira también demuestra su soberanía (Deuteronomio 32:39).

II. La impiedad y la injusticia (verss. 19-20)

La impiedad y la injusticia son las razones de la ira de Dios. Todos hemos visto la obra de Dios en la creación. Sin embargo, muchos eligen rechazarlo. Esto provoca la ira de Dios. No podemos ignorar la verdad de Dios y esperar no enfrentar consecuencias. Dios nos ha dado evidencia suficiente de su existencia y poder.

a. Evidencia de Dios

  • La creación misma muestra el poder de Dios (Salmos 19:1).
  • La naturaleza revela su carácter divino (Romanos 1:20).
  • La conciencia humana testifica sobre Dios (Romanos 2:15).
  • Ignorar esta evidencia es rechazar a Dios (Juan 3:19).

b. Rechazo de Dios

  • Muchas personas rechazan a Dios deliberadamente (Salmos 14:1).
  • Este rechazo es un acto de rebeldía (Isaías 1:2).
  • La idolatría es una forma de rechazo (Éxodo 20:3-5).
  • Dios llama al arrepentimiento (Hechos 17:30).

c. Consecuencias del Rechazo

  • El rechazo trae consecuencias serias (Romanos 1:21).
  • La oscuridad espiritual es una consecuencia (Efesios 4:18).
  • La idolatría lleva a la corrupción (Deuteronomio 4:16).
  • El juicio final será una consecuencia definitiva (Apocalipsis 20:15).

III. La respuesta humana a la verdad (verss. 21-23)

Dios espera una respuesta a su verdad. Muchos, en lugar de adorar a Dios, se vuelven a ídolos. Esta es una forma de ingratitud y rebeldía. La Biblia nos llama a reconocer y honrar a Dios. Adorar ídolos trae oscuridad a nuestro corazón. Debemos evitar esta trampa y buscar a Dios sinceramente.

a. Ingratitud

  • La ingratitud hacia Dios es pecado (2 Timoteo 3:2).
  • Debemos dar gracias en todo (1 Tesalonicenses 5:18).
  • La gratitud es parte de nuestra adoración (Salmos 100:4).
  • Dios merece nuestro agradecimiento constante (Efesios 5:20).

b. Idolatría

  • La idolatría es adorar algo más que a Dios (Isaías 44:9-20).
  • Los ídolos no tienen poder (Jeremías 10:5).
  • La idolatría nos aleja de Dios (1 Corintios 10:14).
  • Debemos destruir los ídolos en nuestras vidas (Deuteronomio 12:3).

c. Oscuridad Espiritual

  • La idolatría trae oscuridad al corazón (Efesios 5:8).
  • Vivir en la luz de Dios nos trae claridad (1 Juan 1:7).
  • La verdad de Dios ilumina nuestra vida (Salmos 119:105).
  • La oscuridad espiritual es peligrosa (Isaías 60:2).

Aplicación

La enseñanza de hoy nos llama a reflexionar sobre nuestra relación con Dios. Debemos reconocer su justicia y su ira contra el pecado. No podemos vivir ignorando su verdad. Debemos evitar la idolatría y la ingratitud. Cada día, debemos buscar a Dios con un corazón sincero. Su ira es justa y nos llama al arrepentimiento. Cambiemos nuestras vidas y vivamos en su luz.

Conclusión

La ira de Dios es un tema serio y necesario de entender. No es una ira caprichosa, sino una respuesta justa a la injusticia. Debemos reconocer las razones detrás de esta ira y cambiar nuestras vidas. Evitemos la idolatría y la ingratitud. Vivamos cada día buscando agradar a Dios. Su justicia y amor son perfectos. Recordemos siempre que la ira de Dios también muestra su deseo de vernos redimidos. Caminemos en su luz y rechacemos la oscuridad.

© José R. Hernández. Todos los derechos reservados.

Predicas Bíblicas .. Bosquejos Bíblicos

Califica esto post
author avatar
Jose R. Hernandez
José R. Hernández; educación cristiana: Maestría en Teología. El Pastor Hernández. Mi esposa y yo nacimos en Cuba pero vivimos en Miami, Florida. Nos entregamos al Señor en el año 1994 y fundamos la iglesia El Nuevo Pacto en el 1999. Después de más de 20 años en el pastorado, tuve que jubilarme debido razones de salud.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio