Inicio / Estudios Biblicos / ¿Donde se originó la enfermedad?

¿Donde se originó la enfermedad?

Estudios Biblicos

Desde la caída del hombre en el jardín del Edén, la enfermedad ha sido una terrible realidad. Por milenios la búsqueda de curas para aliviar enfermedades y sufrimiento ha ocupado a la humanidad. La enfermedad y la muerte han afligido y finalmente conquistado a toda persona desde Adán. Solamente Enoc y Elías se han escapado de la muerte (Génesis 5:24; 2 Rey 2:11). Solamente Jesús la ha conquistado y ha resucitado en gloria.

1ª Respuesta. La enfermedad y la muerte física son uno de los resultados del pecado de Adán y Eva. (Génesis 2:15-17; 3:5, 17-19).

2ª Respuesta. Adán llegó a ser pecador por pecar y desde entonces todos los hombres han pecado porque son pecadores. (Romanos 5:12-19).

Anuncios

Conclusiones:

  • 1. No todos los males presentes son el resultado de los pecados presentes, es decir, es erróneo declarar que tanto pecado es igual a tanta enfermedad o afirmar que toda enfermedad actual viene del pecado que es pecado personal.
  • 2. Los padecimientos de muchos creyentes no están en ninguna manera relacionados con su pecado personal.
  • 3. Algunas enfermedades resultan del pecado personal y Dios puede usar aquellas como medio de juicio.

RESULTADOS DE LA ENFERMEDAD

  • 1. La enfermedad puede glorificar a Dios (2ª Corintios 12:5-10).
  • 2. La enfermedad puede vindicar a Dios (Job 1:1-12ª, 20-22, 2:4-5, 10).
  • 3. La enfermedad puede ser correctiva (Números 12, Deuteronomio 28:20-22).
  • 4. La enfermedad puede conducir a Dios (1ª Juan 5:16; Juan 5:1-9; Hechos 3:1-10).
  • 5. La enfermedad puede trasladarnos al cielo (Hebreos 9:27; 2ª Corintios 5:1-8; Filipenses 1:21-23; Salmos 116:15).

Conclusiones:

1. En algunos casos Dios usa la enfermedad como una maestra y permite la enfermedad por razones de Él bien conocidas: Dios puede usar la enfermedad para enseñar algunas valiosísimas lecciones.

2. El mayor deseo de Dios es cuanto a sus hijos es que no yerren en lo que es el asunto más vital de la vida, a saber, el estrecho compañerismo con su Hijo amado: Jesucristo.

3. Dios tiene más interés en la salud espiritual que en la salud física.

Anuncios

¿QUÉ ES LA SANIDAD DIVINA?

Toda sanidad es divina. Aunque sean los médicos quienes vendan las heridas o quienes prescriben los medios para obtener la curación, es en realidad el poder de Dios lo que efectúa la curación mediante uno o más de los métodos siguientes:

  1. Naturalista (sin intervención humana)
  2. Medicinal (médicos) Método Quirúrgico (operaciones)
  3. Psíquico (enfermedades psicosomáticas)

Conclusiones:

1. Dios es el artífice que creó el cuerpo humano y seguramente es perfectamente capaz de saber como restaurarlo para que siga siento útil porque Él es poderoso para hacer cualquier cosa, y el toque de su mano para restaurar el cuerpo humano es apenas lo menos que Él puede hacer.

2. Dios retiene el poder para dar fin a las enfermedades y restaurar la salud, utilizando uno o más de los métodos susodichos o haciéndolo directamente: es decir, la sanidad mediante el toque milagroso de Dios mismo sin el uso de ningún medio humano, sino efectuada simplemente por el toque directo de la propia omnipotencia de Dios.

Anuncios

DIOS SANA USANDO MEDIOS DIOS SANA SIN MEDIOS

  1. 2° Reyes 20:1-7 “el caso de Ezequías”
  2. Marcos 3:1-5 “el hombre que tenía la mano seca”
  3. Marcos 8:22-26 “El ciego de betsaida”
  4. Mateo 8:1-4 “el leproso”
  5. Juan 9:6 “el ciego de nacimiento”
  6. Mateo 8:14-14 “la suegra de Pedro”

Conclusiones:

1. Dios no estaba sujeto a ninguna forma escogió sanar a través de agencias, particular de sanidad y no estaba instrumentos o medios. Confinado al uso de medios para la salud corporal.

2. Dios quiere y puede sanar. Dios es capaz de sanar sin usar o usando medios si él escoge hacerlo así. Agencias intermedias o tratamientos de ninguna clase, o y sin el uso de ningún medio físico.

3 ¿CÓMO SANABAN JESÚS Y LOS APÓSTOLES?

Anuncios

Para hacer una comparación de las sanidades que se pretenden hoy día y lo que la Biblia enseña, sencillamente tenemos que regresar y mirar el ministerio de Jesús y los apóstoles. Nuestro Señor estableció el patrón para los dones apostólicos e hizo muchas sanidades. ¿Cómo lo hacía el Señor?

  • Primera, Jesús sanaba con una palabra o toque. Mateo 8:5-13; Marcos 5:25-34.
  • Segunda, Jesús sanaba instantáneamente. Mateo 8:13; Marcos 5:29; Lucas 17:14; Lucas 5:13; Juan 5:9
  • Tercera, Jesús sanaba totalmente. Lucas 4:38-39.
  • Cuarta, Jesús sanó a todos. 9:11
  • Quinta, Jesús resucitaba los muertos. Lucas 7:11-16; Marcos 5:22-43.

¿Cómo lo hacían los apóstoles?

  • Primera, con una palabra o toque. Hechos 9:32-35.
  • Segunda, instantáneamente. Hechos 3:1-10.
  • Tercera, totalmente. Hechos 3:1-10, 9:32-35
  • Cuarta, podían sanar a cualquiera. Hechos 5:12-16, 28:9.
  • Quinta, resucitaban muertos. Hechos 9:36-42, 20:9-12.

¿DIOS SIEMPRE SANA?

  • Hechos 14:8-10 “Pablo sanó al cojo de nacimiento”
  • Hechos 28:7-8 “Pablo sanó el padre de Publio”
  • 2ª Corintios 12:7-10 “Pablo menciona aquí un aguijón en la carne”
  • 2ª Timoteo 4:20 “Pablo menciona a uno de sus compañeros que estaba enfermo”
  • Filipenses 2:25-30 “Epafrodito se enfermó y casi muere”
  • 1ª Timoteo 5:23 “Pablo no sanó a Timoteo”

Conclusiones:

1. El plan de Dios incluye algunas veces la enfermedad y no siempre es la voluntad de Dios dar la salud.

2. Algunas veces Dios tiene un propósito al permitir la enfermedad y la enfermedad es, con mucha frecuencia, el instrumento de Dios para llevar a cabo su propósito.

3. El acercarse al trono de la gracia en demanda de salud solamente para recibir una respuesta negativa no es evidencia de que haya habido fracaso por parte del creyente.

Acerca de Martín A. Pacheco

Ver también

Mensajes Cristianos.. Rios de agua viva

El autor supremo de la Fe

Estudios Biblicos.. la clave para ser grande ante Dios es la fe; la persona que realmente cree en Dios es grande ante su ojos. La clave para cualquiera...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *