Inicio / Estudios Biblicos / Una respuesta a los Testigos de Jehová

Una respuesta a los Testigos de Jehová

Estudios Biblicos

La deidad de Cristo

La deidad de Cristo es una de las doctrinas más importantes del cristianismo. Históricamente, la iglesia ha creído en esta doctrina. De hecho, este fue un tema muy controversial en los primeros siglos. Varios concilios de la iglesia trataron sobre este tema.

De estos concilios, surgieron tres credos importantes: El credo de Nicea, el credo de Calcedonia, y el Credo de Atanasio. Estos credos no sólo son confesados por la iglesia de Roma. También por todos los evangélicos, aunque algunos no lo conozcan, o no lo usen directamente.

Sin embargo, los Testigos de Jehová, se han apartado totalmente de la fe. Esto lo han hecho al negar una de las principales doctrinas del cristianismo. Que, como veremos, es fundamental para nuestra salvación y para la edificación de la iglesia.

I. Los Testigos de Jehová no creen que Jesús sea Dios.

Los Testigos de Jehová no creen que Jesús sea Dios, aun cuando sí crean que Jesús es su Salvador. Ellos creen en diversidad de dioses, aun cuando no lo admiten. Lo hacen cuando afirman que Jesús es un dios más pequeño. Que Él comparte las mismas características que Dios, por ser su hijo. Es como un tipo de parentesco, como el que hay entre padres e hijos.

Anuncios

Según ellos, Jesús fue el primer ser creado, porque es el “primogénito de la creación” (Colosenses 1:15). No obstante, al hacerse hombre, abandonó completamente ese pequeño destello de la divinidad. De modo que, Jesús es un ser humano simple y normal como cualquier de nosotros. Pero que contaba con el apoyo de Dios.

Esto dice una definición encontrada en internet:

“Pero mientras Jesús estaba en la tierra no era una deidad. Él era un hombre. Jesús no era parte Dios y parte hombre”. [1]

De modo que, podíamos resumir su creencia de la siguiente manera: ´

  • Jesús es un ser creado, el primero de toda la creación.
  • Es inferior al Padre, es el hijo.
  • Era un dios más pequeño que el Padre.
  • Al hacerse hombre, abandonó esa naturaleza, y ahora es un solo y simple hombre como nosotros.

Ahora, veamos algunos argumentos bíblicos en contra de esta definición.

II. Los Testigos cometen idolatría

Los participantes de esta secta son idólatras, porque creen que hay varios dioses. La Escritura es muy clara en que solamente hay un solo Dios, y todos los demás son ídolos falsos (Éxodo 20:3; Deuteronomio 6:4; Isaías 44:6-8; 1 Timoteo 2:5).

Los Testigos aceptan esto. Llanamente dicen que hay un solo Dios, pero al mismo tiempo dicen que Jesús es un dios. Sin embargo, ¿cómo puede haber un solo Dios, y Jesús ser “un” dios De modo que, aunque digan que hay un solo Dios, esa afirmación es destruida, cuando afirman que Jesús es otro dios más pequeño.

Anuncios

Esto muestra una falta de entendimiento de la palabra en la Biblia usada para “Dios” o “dioses”. La mayoría de las veces, esta se usa para hablar de un ser superior, poderoso, lleno de autoridad, y digno de adoración. Especialmente, este último es el más enfatizado en la Biblia.

Así es como todo el Antiguo Testamento habla del Dios verdadero y los dioses falsos. Dios es el único que merece adoración, pero su pueblo siempre se iba tras otros dioses, adorando otra cosa que no es Dios (Jeremías 22:9). Un dios, entonces, es algo que es adorado.

No obstante, los Testigos de Jehová dicen que ellos no adoran a Jesucristo. Pero eso es una contradicción. Si es un dios, ¿por qué no es adorado? Ellos responden que el único que merece ser adorado es Dios. Pero si Jesucristo es un “dios” que no merece ser adorado, entonces, Jesús es un dios falso. Esto haría que no podría ser salvador. O Jesucristo es el verdadero Dios que merece adoración, o es un dios falso que no lo merece.

III. Distorsión de pasajes

Y en vista de la prueba abrumadora de la Escritura sobre su divinidad, han tenido que distorsionar varios pasajes de la Biblia. La traducción del Nuevo Mundo cambia y agrega palabras del escrito original. Veamos dos ejemplos:

Juan 1:1

RVR1960: “En el principio era el Verbo, y el Verbo era con Dios, y el Verbo era Dios

Anuncios

TNM: “En el principio la Palabra era, y la Palabra estaba con Dios, y la Palabra era un dios”.

Esta modificación no tiene justificación en el griego. El griego no tiene el artículo indefinido “un”. Y por la forma del idioma, es imposible traducir como “un dios”. Cualquier conocedor de griego dirá que la mejor traducción es: “y el Verbo era Dios”.

Acerca de Pastor Jose R. Hernandez

Educación cristiana: Maestría en Teología. El Pastor Hernández es el fundador y pastor de la iglesia El Nuevo Pacto, localizada en el 50 W 29 Street, Hialeah, Florida. Tel. (305) 885-6534

Ver también

Bosquejos Biblicos - Ser lleno del Espíritu Santo

La importancia del Espíritu Santo

Estudios Biblicos.. Jesús les ordeno que no se movieran hasta que recibieran el Espíritu Santo y que recibirían poder, Él ya les había enseñado a sanar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *