Inicio / Estudios Biblicos / Apocalipsis la victoria de Cristo y de Su iglesia

Apocalipsis la victoria de Cristo y de Su iglesia

Estudio Biblico | Apocalipsis

INTRODUCCIÓN AL APOCALIPSIS

TEMA PRINCIPAL:

LA VICTORIA DE CRISTO Y DE SU IGLESIA SOBRE SATANÁS Y SUS AYUDANTES

Anuncios

INTRODUCCIÓN

I. Trasfondo

Los estudios biblicos nos enseñan que el apóstol Juan asumió la obra pastoral en Éfeso alrededor del año 70 d.C., incluyendo las iglesias del área circunvecina, las «siete iglesias de Asia Menor» de Apocalipsis 2–3. El emperador romano Nerón había perseguido a los cristianos en Roma, pero la «prueba de fuego» que Pedro había prometido (1 P 4.12ss) todavía no había empezado. Más cuando Domiciano ascendió al trono (81– 96 d.C.), la persecución se intensificó. Domiciano era un asesino a sangre fría como nunca se encontrará en las páginas de la historia. Promovió la «adoración al emperador» y empezaba sus anuncios con: «Nuestro señor y dios Domiciano ordena». Toda persona que hablaba con él debía llamarle: «señor y dios». Fue riguroso en su tratamiento tanto a los judíos como a los cristianos, y bajo su decreto Juan tuvo que ir al exilio en la isla de Patmos, una isla rocosa de quince kilómetros de largo y diez de ancho, en el Mar Egeo. Roma tenía un campamento penal allí, en donde los prisioneros trabajaban en las minas. Fue allí en este desolado paraje que Juan recibió las visiones que forman Apocalipsis. Lo escribió alrededor del año 95 d.C.

A. Profético.

Es un libro de profecía (1.3; 10.11; 19.10; 22.7, 10, 18, 19).

B. Cristo céntrico.

Es la revelación de Jesucristo, no simplemente un programa profético. En el capítulo 1, Él es el Sacerdote-Rey resucitado; en los capítulos 2–3 examina a las iglesias; en los capítulos 4–5 recibe adoración y alabanza y el título de propiedad de la creación; en los capítulos 6–19 juzga al mundo y vuelve en gloria; y en los capítulos 20– 22 reina en gloria y poder.

Anuncios

C. Abierto.

La palabra «Apocalipsis» literalmente significa «descorrer el velo». A Daniel se le dijo que sellara su libro (Dn 12.4), pero a Juan, «no selles» (22.10). En lugar de ser una colección de profecías enigmáticas, Apocalipsis es el velo de Cristo que se descorre de manera ordenada y razonable y de su victoria final sobre Satanás, el pecado y el sistema mundial.

D. Simbólico.

«La declaró enviándola» (1.1) sugiere que el libro usa señales y símbolos para trasmitir su mensaje. Algunos se explican (1.20; 4.5), otros quedan sin explicación (4.4; 11.3) y se explican otros en referencia a los paralelos del AT (2.7, 17, 27, 28). Este simbolismo espiritual sería claro para los cristianos que recibirían el libro, pero no tendría ningún sentido para sus perseguidores romanos. Téngase presente que los símbolos hablan de la realidad. Una bandera, por ejemplo, indica la existencia de una nación. El cuadro de Cristo en 1.12– 16 no es literal, pero cada uno de estos símbolos implica una verdad espiritual acerca de Él.

E. Basado en el AT.

Es imposible comprender el libro sin referirse a las Escrituras del AT. De los 404 versículos que hay en Apocalipsis, 278 contienen referencias al AT. Se calcula que en Apocalipsis hay más de 500 referencias o alusiones al AT, siendo los Salmos, Daniel, Zacarías, Génesis, Isaías, Jeremías, Ezequiel y Joel a los que se hace referencia con más frecuencia.

Anuncios

F. Numérico.

Hay una serie de «sietes» en el libro: siete iglesias, sellos, trompetas, copas, candeleros, etc. El número tres y medio también aparece con frecuencia (11.2, 3; 12.6; 13.5). También hallamos a los 144.000 (múltiplo de 12) israelitas sellados, dos estrellas (12.1), doce puertas (21.12) y doce cimientos (21.14).

G. Universal.

Apocalipsis enfoca al mundo entero. Juan ve naciones, pueblos, multitudes (véanse 10.11; 11.9; 17.15, etc.). Este libro describe el juicio de Dios sobre el mundo y su creación de un nuevo mundo para su pueblo.

H. Majestuoso.

Este es el «libro del trono», porque desde el capítulo 4 hasta el final leemos acerca del Rey y su gobierno. La palabra «trono» se usa cuarenta y cuatro veces; «rey», «reino», o «gobierno» alrededor de treinta y siete veces; «poder» y «autoridad» unas cuarenta veces. Vemos a Cristo como el Soberano del universo, rigiendo desde el trono celestial.

I. Compasivo.

Por todo el libro vemos los sufrimientos del pueblo de Dios y la compasión del cielo por el pueblo de Dios en la tierra. Juan está en el exilio (1.9); Antipas es martirizado (2.13); la iglesia de Esmirna enfrentará prisión (2.10); las almas debajo del altar claman por el juicio vengador de Dios (6.9, 10); la hora del juicio ha llegado (3.10); la gran ramera ha bebido la sangre de los santos (17.6; 18.24; 19.2). Sin embargo, Dios juzgará al mundo y salvará a su pueblo.

J. Culminante.

Apocalipsis es el clímax de la Biblia y muestra el cumplimiento del plan y propósito de Dios para el universo.

Bosquejo de Apocalipsis

Está dividido en dos partes y a su vez esta dividido en siete secciones.

1. El conflicto en la tierra: la iglesia perseguida por el mundo. La iglesia sale victoriosa y es vengada y protegida Caps. 1-11. (Tres secciones)

1. Cristo en medio de los siete candeleros Cap. 1-3 2)El libro sellado con siete sellos, abierto Cap. 4-7 3) Las siete trompetas de juicio tocadas Cap. 8-11

2 .El conflicto en el nivel espiritual: Cristo (y la iglesia) perseguidos por el dragón (Satanás) y sus ayudantes. Cristo y la iglesia salen victoriosos Caps. 12-22 (Cuatro secciones) 4)La mujer y su hijo varón perseguidos por el Dragón y sus ayudantes Caps. 12-14 5)Las siete copas de ira de Dios Caps. 15-16 6)La caída de la gran ramera y de las dos bestias Caps. 17-19 7)El juicio sobre el dragón (Satanás) seguido por el cielo nuevo y la tierra nueva Cap. 20-22

Lección 1.

HE AQUÍ YO ESTOY CON VOSOTROS TODOS LOS DÍAS HASTA EL FINAL DEL MUNDO

Descripción de Jesucristo Cap. 1 El Cristo que Juan vio (1.12– 20) Juan ya no conocería más a Cristo «según la carne» (2 Co. 5:16); ahora Él es el Rey-Sacerdote resucitado y exaltado. Juan vio al Cristo glorificado en medio de los siete candeleros, que simbolizan a las siete iglesias (1.20). El pueblo de Dios es la luz del mundo; la Iglesia no crea la luz, sino que sólo la mantiene y le permite brillar. No vemos una sola lámpara gigantesca; más bien tenemos siete candeleros separados.

Use sus referencias cruzadas para estudiar los símbolos que aquí se emplean para indicar al Cristo glorificado. Sus vestidos son los de un Sacerdote-Rey. El caballo blanco habla de su eternidad (Dn. 7.9). Sus ojos lo ven todo y juzgan lo que ven (Dn. 10.6; Heb. 4.12; Ap. 19.12). Cristo, en medio de las iglesias, ve lo que ocurre y juzga. Los pies de bronce hablan de juicio; el altar de bronce era el lugar donde se juzgaba el pecado. Su voz, «como el estruendo de muchas aguas», sugiere dos cosas: (1) el poder de su Palabra, como el mar; y (2) todos los «arroyos» de la revelación divina convergen en Cristo. Véanse el Salmo 29 y Ezequiel 43.2.

Tiene en su mano siete estrellas y estas son los mensajeros (o pastores) de las siete iglesias. Es posible que vinieran mensajeros de estas iglesias a Juan y recibieran personalmente el libro de Apocalipsis. Las estrellas son los mensajeros (1.20); Cristo tiene a sus siervos en sus manos. Véase Daniel 12.3. La espada que sale de su boca es su Palabra que juzga; véanse Isaías 11.4; 49.2 y también Apocalipsis 2.12, 16 y 19.19– 21. El brillo de su faz es como el sol que habla de su gloria (Mal 4.2). En 22.16, Él es la brillante estrella de la mañana, porque aparecerá por su Iglesia cuando la hora sea más oscura, antes de que la ira de Dios irrumpa en el horizonte.

Cuando Cristo estaba en la tierra, Juan se recostó a su lado (Jn. 13.23); pero ahora cae a sus pies (Dn. 8.17; y véase Ap. 22.8). Los santos de hoy deben evitar llegar a tener demasiada «familiaridad» con Cristo en su hablar y actitudes, porque Él merece todo honor y alabanza. Cristo le asegura a Juan y calma sus temores. Cristo es el primero y el último (1.8; 22.13), de modo que no hay necesidad de temer. Él tiene las llaves del Hades (no «infierno»), el campo de los muertos. El Hades un día entregará las almas de los perdidos (20.13, 14).

En 1.19 Cristo nos bosqueja el Apocalipsis (véase el bosquejo). Seguir cualquier otro método es presumir que sabemos más sobre este libro de lo que Cristo sabe.

En los capítulos 2– 3 Cristo analiza a las siete iglesias. Al estar en medio de ellas, examina su condición espiritual con ojos de fuego. Esto lo hace hoy en día. No importa lo que los hombres o las denominaciones piensen respecto a una iglesia; ¿qué piensa Cristo de ella? Debemos notar que los diferentes elementos de la descripción de Cristo en los versículos 13.16 se repiten en las cartas a las siete iglesias. Ese atributo de Cristo que se aplica a las necesidades particulares de la Iglesia es lo que se enfatiza en el mensaje. El peligro para las iglesias es que Cristo quite su testimonio (2.5). Él prefiere tener a una ciudad en tinieblas que un candelero fuera de su divina voluntad.

Cap. 1-3 Los siete candeleros

Las siete iglesias en diversas situaciones de las cuales aprendemos varias lecciones.

La iglesia de Efeso 2:1-7

Descripción de Cristo: El que tiene las siete estrellas en su diestra Virtudes reconocidas: Buenas obras, paciencia, doctrina sana, disciplina, odio hacia el mal.

Situación de la iglesia: Efeso iglesia conservadora y activa, que permanecía fiel a la doctrina, pero se había apartado de su primer amor. Era activa y próspera pero no la impulsaba el amor a Dios y el amor de él por ella.

Exhortación: Recuerda, de dónde has caído, y arrepiéntete, y haz las primeras obras; Consecuencia de no arrepentirse: pues si no, vendré pronto a ti, y quitaré tu candelero de su lugar, si no te hubieres arrepentido.

Promesa: Al que venciere, le daré a comer del árbol de la vida, el cual está en medio del paraíso de Dios.
La iglesia de Esmirna 2:8-11

Descripción de Cristo: El primero y el postrero Virtudes reconocidas: Constancia espiritual, valoran el tesoro celestial.

Situación de la iglesia: Esta iglesia se mantiene fiel al Señor y, debido a esto es perseguida, Cristo quiere que la iglesia sepa que él lo sabe,.

Exhortación: los alienta a que permanezcan firmes ante la presión y continúen en la fidelidad “No temas en nada lo que vas a padecer… Sé fiel hasta la muerte.”

Consecuencia de no arrepentirse: No se registra.

Promesa: “y yo te daré la corona de la vida… El que venciere, no sufrirá daño de la segunda muerte.”

La iglesia de Pérgamo 2:12-17

Descripción de Cristo: El que tiene la espada aguda de dos filos.

Virtudes reconocidas: Perseverancia a pesar del mal ambiente.

Situación de la iglesia: Esta iglesia mezcla las cosas, por una parte son fieles al Nombre de Dios, pero toleran la doctrina falsa y la maldad de los que asisten a la iglesia.

Exhortación: les invita a arrepentirse y abandonar la maldad.

Consecuencia de no arrepentirse: pues si no, vendré a ti pronto, y pelearé contra ellos con la espada de mi boca”

Promesa: Al que venciere, daré a comer del maná escondido, y le daré una piedrecita blanca, y en la piedrecita escrito un nombre nuevo, el cual ninguno conoce sino aquel que lo recibe.

La iglesia de Tiatira 2:18-19

Descripción de Cristo: “El Hijo de Dios, el que tiene ojos como llama de fuego, y pies semejantes al bronce bruñido”

Virtudes reconocidas: Amor, servicio espiritual, fe y paciencia.

Situación de la iglesia: También una iglesia mezclada, algunos permanecen fieles; pero otros llevan una vida de paganos aun dentro de la misma iglesia. Toleran una herejía a la cual Cristo compara con Jezabel, la mujer más malvada del reino de Israel, esto es símbolo de aquellos que aunque se encuentran en la iglesia no permanecen en ella.

Exhortación: Arrepentirse y abandonar las enseñanzas y practica pecaminosas.

Consecuencia de no arrepentirse: “He aquí, yo la arrojo en cama, y en gran tribulación a los que con ella adulteran, si no se arrepienten de las obras de ella Y a sus hijos heriré de muerte, y todas las iglesias sabrán que yo soy el que escudriña la mente y el corazón; y os daré a cada uno según vuestras obras”

Promesa: Al que venciere y guardare mis obras hasta el fin, yo le daré autoridad sobre las naciones, 27y las regirá con vara de hierro, y serán quebradas como vaso de alfarero; como yo también la he recibido de mi Padre; 28y le daré la estrella de la mañana.
La iglesia de Sardis 3:1-6

Descripción de Cristo: “El que tiene los siete espíritus de Dios, y las siete estrellas”.

Virtudes reconocidas: Ninguna, solo unos pocos son alabados por su pureza.

Situación de la iglesia: Esta iglesia deja mucho que desear a Cristo, la cual parece prospera, pero para Cristo esta muerta, “Yo conozco tus obras, que tienes nombre de que vives, y estás muerto,” ya que sus obras no son satisfactorias.

Aunque aun quedan unos pocos que no han manchado sus vestiduras.

Exhortación: “Acuérdate, pues, de lo que has recibido y oído; y guárdalo, y arrepiéntete.”

Consecuencia de no arrepentirse: “Pues si no velas, vendré sobre ti como ladrón, y no sabrás a qué hora vendré sobre ti.”

Promesa: “El que venciere será vestido de vestiduras blancas; y no borraré su nombre del libro de la vida, y confesaré su nombre delante de mi Padre, y delante de sus ángeles”

La iglesia de Filadelfia 3:7-13

Descripción de Cristo: “Esto dice el Santo, el Verdadero, el que tiene la llave de David, el que abre y ninguno cierra, y cierra y ninguno abre”

Acerca de Mario Alberto Herrera Morales

Ver también

Mensajes Cristianos.. Rios de agua viva

El autor supremo de la Fe

Estudios Biblicos.. la clave para ser grande ante Dios es la fe; la persona que realmente cree en Dios es grande ante su ojos. La clave para cualquiera...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *