Inicio / Estudios Biblicos / ¿Que o quien es el Espíritu Santo?

¿Que o quien es el Espíritu Santo?

Estudios Biblicos – Predicas Cristianas

En este estudio, no trataremos sobre la obra del Espíritu Santo, la cual es muy vasta y de suma importancia para el mundo cristiano, dentro del plano salvífico.

En este estudio, nuestro mayor interés será explicar la temática sobre “Que o quien es el Espíritu Santo”.

No obstante, el Espíritu Santo, siempre será un enigma difícil o imposible de descifrar o definir, qué y quién es él. Sin embargo, es bueno saber, hasta donde las Sagradas Escrituras nos dan luz, para saber sobre este ser único y maravilloso, si es o no una creación más de Dios, o si es un atributo o cualidad de Dios.

¿Cómo definen al Espíritu Santo, algunas organizaciones religiosas? ¿Qué es el Espíritu? ¿Quién es el Espíritu Santo? ¿Es el Espíritu Santo una persona? ¿Es el Espíritu Santo una emanación de Dios? ¿Es el Espíritu Santo un poder, una virtud, o una cualidad de Dios? ¿Por qué decimos que el Espíritu Santo es una criatura, de Dios? ¿Es el Espíritu Santo un espíritu sin vida? ¿Es el Espíritu Santo una manifestación de Dios? ¿Cuántos espíritus hay?

Anuncios

¿Cómo definen al Espíritu Santo, algunas organizaciones religiosas?

Para el catolicismo, el Espíritu Santo es definido como la tercera persona de la trinidad. Como Dios, el Espíritu Santo toma de la misma esencia y naturaleza del Padre. Se dice que el Espíritu Santo es una persona porque se le atribuye mente (1ª Corintios 2:10-11), voluntad (Hechos 16:7) y emociones (Efesios 4:30), las cuales son cualidades o características exclusivas de la persona, lo que no poseen las cosas u objetos impersonales.

En el hombre, el espíritu es un principio sustancial, al lado de otro principio material, lo que sería el cuerpo humano. El espíritu vendría a ser, la parte inmortal, inmaterial, intangible e inteligente, mientras convive temporalmente con la humana. Esto es un concepto dualista, o lo que nosotros conocemos como: “las dos naturalezas”, y que por supuesto, carece de apoyo bíblico, que más adelante explicaremos.

Para otros, el espíritu es la fuerza de Dios, la luz eterna e inextinguible; el espíritu que energiza la mente y el cuerpo. “Que parte del Espíritu Santo de Dios se le puede quitar a alguien y dar a otra persona Números 11:17,25, y que el Espíritu Santo puede actuar en alguien y facultarlo para hacer obras sobrehumanas Jueces 14:6; 1º Samuel 10:6.”(Con estos versos prueban lo dicho, la interpretación modalista. Fuente Internet). En la teología judía, el Espíritu Santo se le reconoce como “Ruaj Hakodesh”; “aliento de Dios” o “Espíritu de Dios”.

Para ellos, el Espíritu es una personificación del poder creador y vital divino a través del cual Dios participa en la creación y opera sobre ella. No es autónomo, independiente, o que tenga voluntad propia, sino que se trata de una cualidad de Dios, que opera y actúa como fuerza efectiva, sin que se puedan separar de su portador, es decir; Dios.

“Como fácilmente podemos advertir, el Ruaj Hakodesh no es una “persona”, ni una encarnación, ni siquiera es un ente en particular, ni un “espíritu viviente” en sí mismo, mucho menos es Dios o una “parte” de Él. Por lo tanto, el espíritu de santidad no es otra cosa que un estado particular de percepción de las manifestaciones de Dios en la Realidad”. (Darjei Noam, Yeuda Ribko)

Por su parte, el mesianismo dice que, el Ruaj Hakodesh es la emanación de la ejad de Yahweh. Es la fuerza dinámica invisible, la mente, el poder dado del Padre; el poder de la manifestación del Padre en la tierra; poder mediante el cual el Padre cumple su voluntad. Este espíritu, controla, sostiene y gobierna todo el universo.

Anuncios

“La Biblia muestra claramente que el espíritu de YHWH es el instrumento o medio por el cual la familia de YHWH crea. El Mesías, el Verbo de la familia de YHWH (Juan 1:1-3, 14), “dijo, y fue hecho” por medio del espíritu de YHWH. (Asamblea de Yahweh Internacional).

A continuación, nuestra respuesta a los puntos de vista de estas organizaciones religiosas y a las preguntas arriba presentadas. ¿Qué es el Espíritu?El Espíritu, de acuerdo a la definición del término, en hebreo es (Ruaj (רוח)y del griego Pneuma (πνεữμα).

Estas dos palabras significan lo mismo: aliento, hálito, aliento de vida, espíritu de vida, viento, o una corriente de aire. La palabra Ruaj, como hálito soplo o espíritu de vida, es usado para identificar al aire que da vida al hombre. Génesis 2:7; 6:17; Job 12:10; Salmos 104:29.

El término, incluso, se usa como respiración Hechos 17:25, o como viento. Génesis 8:1; Ezequiel 37:9. En cuanto al termino Santo, viene del hebreo Kodesh, (קדש), y del griego hagios (ἁγἱοϛ), y significa apartado, Santo, sagrado; cosa consagrada y otras más. De estas dos palabras en combinación, resulta el título distintivo o nombre propio de, Espíritu Santo.

¿Quién es el Espíritu Santo?

El Espíritu Santo, a diferencia del espíritu como aliento, hálito de vida, aire, espíritu, o en sentido figurado; como de un estado de ánimo o de actitud, es un espíritu que actúa, que piensa, que siente, gime, llora, se duele, etc., puesto que éste “ser inmaterial está dotado de razón”. (Diccionario RAE).

Anuncios

El Espíritu Santo procede del Padre (Juan 15:26), y es dado al mundo por el mismo Padre, mediante la intersección y petición de su hijo santísimo, Jesucristo. (Juan 14:16). A este espíritu se le conoce como el Consolador y Espíritu Santo, y Espíritu de verdad Juan 14:16-17, 26. El Espíritu Santo no tiene una forma corporal, pues no es carne ni huesos. Lucas 24:39. Este Espíritu, aunque procede de Dios, no forma parte esencial de Dios.

¿Es el Espíritu Santo una persona?

Definitivamente, no. Porque si el tener “emociones”, “mente” y “voluntad”, esto constituyó al Espíritu Santo en persona; hay objeciones que a continuación presentamos, para probar que al punto, de que el Espíritu Santo no es una persona, es falso. Una persona, es de una naturaleza: visible, tangible, mortal y no podrá ser un espíritu, así como el Espíritu Santo nunca podrá ser un ser tangible, visible y mortal. Juan 3:6.

La naturaleza de una persona, es muy diferente a la del Espíritu: el Espíritu Santo fue derramado o distribuido sobre personas, lo que no se podría hacer con las personas. Joel 2:28-29; Hechos 2:4. El Espíritu Santo es un ser que está en muchos lados a la vez, o cuando menos en aquellos que tienen temor, aman, obedecen y se someten a Dios Juan 14:17; lo que no puede hacer el ser humano, por cuanto no tiene esa cualidad.

El Espíritu Santo, sabe todo lo relacionado al plan de salvación del Eterno por participación de Dios (Juan 16:13; 14:26); lo que una persona no tendría ni la más mínima idea del total, del conocimiento del plan de salvación de Dios.

¿Es el Espíritu Santo, una emanación de Dios?

Emanar significa 1): proceder dé, derivar dé; traer origen y principio de cuya sustancia se participa. 2) Desprenderse de un cuerpo. 3) Emitir, desprenderse de sí. (Diccionario RAE).

De acuerdo a lo que significa el término emanar, el Espíritu Santo no puede ser una emanación de Dios, puesto que esto haría a Dios un ser divisible y relativo, lo cual bíblicamente no procede: el Eterno de su estado esencial no produce cambios ni “… Sombra de variación” Santiago 1:17. Todo lo creado es mutable y variable, pero el Eterno seguirá siendo “… El mismo, y sus años no se acabaran”. Salmos 102:26-27.

Acerca de Dan Jimenez

Ver también

Mensajes Cristianos.. Rios de agua viva

El autor supremo de la Fe

Estudios Biblicos.. la clave para ser grande ante Dios es la fe; la persona que realmente cree en Dios es grande ante su ojos. La clave para cualquiera...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *