La omnipresencia de Dios

Estudios Bíblicos

Prédica de Hoy: La omnipresencia de Dios

Biblia Reiva Varela en Línea

Introducción

La Biblia nos habla en repetidas ocasiones de tres atributos que solo Dios posee en virtud de su naturaleza divina. Nos dice que nuestro Padre Celestial es omnipotente (de lo cual ya hablamos en dos de nuestras prédicas: ‘La omnipotencia de Dios (Primera parte)‘ y ‘La omnipotencia de Dios (Segunda parte)‘), que es omnisciente y que es omnipresente.   

En esta prédica vamos a explorar el significado de la omnipresencia como atributo de nuestro Señor.

Para comenzar, atenderemos al significado de la palabra “omnipresencia” para que podamos entender lo que significa decir que Dios es omnipresente. Luego, centraremos nuestra atención en las distintas formas que, de acuerdo a la Biblia, Dios nos revela su omnipresencia.  

I. ¿Qué es omnipresencia?

Como sucede con la mayor parte de nuestro vocabulario, la palabra ‘omnipresencia’ proviene del latín, en concreto, del vocablo omnipraesentia. Si lo analizamos más al detalle, nos daremos cuenta de que se compone del prefijo omni y del sustantivo praesentia. Traducidas ambas expresiones al español, encontramos que omni significa ‘todo’ y praesentia, como efectivamente podríamos intuir, ‘presencia’.

¿Pero qué entendemos por ‘presencia’? El diccionario nos dice que ‘presencia’ es el estado de una persona o cosa que se halla delante de otra u otras o en el mismo sitio que ellas. 

Considerada globalmente, pues, la palabra ‘omnipresencia’ vendría a significar el estado por medio del cual algo puede estar en todas partes. También, formulándolo con otras palabras, el estado mediante el cual algo puede estar presente en todo lugar. De manera que cuando afirmamos que algo o alguien es omnipresente lo que decimos es que puede estar presente en todas partes. 

A la luz de estas aclaraciones, queda descartada la posibilidad de que la omnipresencia sea una cualidad de los seres humanos. Es imposible que, estado en un país del Extremo Oriente, una persona esté al mismo tiempo, por ejemplo, en Latinoamérica.

No importa si un cibernauta está en línea para muchos países que, desde sus diferentes horarios, interactúan con él vía internet. Esto no lo hace en sí omnipresente, pues el cibernauta necesita un medio externo a él para ‘estar presente’ al mismo tiempo en todas partes. La posibilidad de estar en todo el mundo no hace parte de su naturaleza, es, más bien, un artificio.  

En El Aleph, uno de sus relatos más conocidos, el escritor argentino Jorge Luis Borges nos cuenta una historia relacionada con nuestro tema. Aquí el protagonista nos revela el hallazgo de uno de los puntos del espacio que contiene todos los puntos.

Dicho de otro modo, era una especie de ventana desde la cual podía verse lo que sucedía en todos los lugares. A través de este punto, el protagonista pudo ver el mar, la población de América, una telaraña en una pirámide y muchas cosas más. Cabe aclarar, vio todas estas cosas – y más – al mismo tiempo.   

Si bien el personaje principal aquí podía ver al mismo tiempo todo lo que acontecía, tampoco se trataba de alguien omnipresente. Él contemplaba, desde un punto concreto, los sucesos que tenían lugar en todos los confines del mundo.

Pero su presencia no se extendía a la totalidad de esos lugares. Es como un vigilante que, desde su cuarto de seguridad, observa en un conjunto de monitores lo que pasa en el lugar que cuida. Él, en efecto, ve lo que sucede dentro del lugar, pero no está físicamente en cada uno de sus rincones.  

Esta situación cambia totalmente, como podremos ver, cuando se trata de nuestro Padre Celestial. Vamos a ver que, contrario a lo que pudimos advertir en los casos anteriores, la omnipotencia de nuestro Señor es genuina. Esto quiere decir, por una parte, que Jehová puede ver todo lo que pasa en su creación. Pero, por otra parte, que Él está, al mismo tiempo, en cada lugar de ella.  

Acerca Predicas Biblicas

Predicas Biblicas un central de sermones cristianos dedicado a evangelizar a las naciones a través de predicas cristianas, estudios biblicos, y mensajes cristianos.

También Revise

La omnipotencia de Dios - Parte I

La omnipotencia de Dios – Parte II

Estudios Biblicos.. La omnipotencia de Dios se muestra de tal forma que puede decidir a qué tipo de pruebas pueden ser sometidos sus hijos. Nada ni nadie..

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *