Inicio / Estudios Biblicos / !No al Judaísmo! – Estudios Bíblicos

!No al Judaísmo! – Estudios Bíblicos

Estudios Biblicos

Introducción 

Cabe aclarar que, ¡NO AL JUDAÍSMO! No es una expresión racista, ni antisemita, que fomente el odio, el desprecio, o la fobia sobre la persona de nuestros hermanos judíos. Si bien es cierto: ¡NO AL JUDAÍSMO! Es un rechazo a la ideología, doctrina o credo, fundado en doctrinas y mandamientos de hombres como se rechaza a la doctrina del catolicismo, protestantismo y zoroastrismo.

El JUDAÍSMO, es un movimiento, que basado en pensamientos de hombre, aleja al cristiano del verdadero camino a la vida eterna.

Desde el judío como el católico, así también el protestantismo, han confundido el término “JUDAÍSMO” con cultura, Toráh, religión, doctrina, tradición, y costumbres. Para estos grupos religiosos, todo lo que cree y enseña el judío, es “judaísmo”. En este sentido, también nosotros, la Iglesia de “Dios” Judeo Cristiana (Primitiva), nos hemos dejado llevar por esa corriente ideológica errónea. En este ensayo pongo a debate la postura de, ¡no! al judaísmo.

¿Qué significa el término Judaísmo? 

Se cree que el término “judaísmo” viene del griego, “ιουδαισμω” “ioudaísmo” que a su vez “viene” del hebreo, “iehudim”, “יהדים”; dos palabras pero con diferente definición y/o significado; pues la primera se define como: “las costumbres de los descendientes de Judá”, y la segunda, significa “judíos” simplemente.

Anuncios

Cabe mencionar que en el primer siglo, las costumbres de los del reino de Judá, o la de sus descendientes (Fariseos, Saduceos y Esenios), no se originaron entre las naciones con los descendientes del reino de Israel, de aquí que, el término “ioudaísmo” fue acuñada para diferenciarla del “helenismo”: “las costumbres de los de Grecia” (ver Gálatas 1, Macabeos 2:21, 8:1,14:38). Así fue como se comenzó a marcar una diferencia interna entre judíos Galileos, Samaritanos, y los de Judea.

En las Sagradas Escrituras, el término “iehudim” (“Judíos”) como tal, aparece por primera vez en el libro 2 Reyes 16:6. Luego en los demás libros de la biblia como Esther (3:6, 13; 4:3, 14), Zacarías (8:23), etc.

En este mismo contexto, un “iehudim” era el que residía en el “maljut iehudá” (podríamos traducirlo como reino o territorio de Judá), sin importar de la tribu que éste fuera, pues el término “iehudim” era regional y no tribal; de aquí que Pablo dijera: Yo de cierto soy “iehudi”,… Hechos 22:3, aunque en realidad él era de la tribu de Benjamín. Además, usted debe recordar que, el “reino de Judá” estaba formado básicamente por la tribu de Benjamín, y la tribu de Judá. Técnicamente, el “reino de Judá” o “reino de los judíos”, fue reconocido cuando el reino de Israel fue dividido 1 Reyes 11:28-37.

Estudios Biblicos

Los estudios biblicos nos enseñan que la religión judía (“iahadut” “יהד׀ת”) conocida como “judaísmo” hoy en nuestros días, es un concepto religioso de un resultado progresivo que se originó después del exilio babilónico 450/435, a.C. hasta un tiempo tan tardío como el año 400 d.C. cuando fue editado el Talmud de Jerusalem “יר׀שלימתלמ׀ד”, Como algunos lo llaman.

No obstante, y de acuerdo a las Sagradas Escrituras, a principios del siglo I, el señor Jesucristo ya censuraba a los judíos (fariseos) de sus malas costumbres y enseñanzas llamándolas “…doctrinas y mandamientos de hombres” Mateo 15:9. “…levadura de los fariseos y saduceos”, Mateo 16:6,12. “…cargas pesadas y difíciles de llevar…” Mateo 23:4. También el apóstol Pablo la llamó “…levadura…”, Gálatas 5:9. “…yugo de servidumbre”, Gálatas 5:1. “…Estiércol…”, Filipenses 3:8. Y por su parte, el apóstol Pedro, la llama, “…yugo…” simplemente Hechos 15:10.

Por más de 1000 años: desde 1491 a.C. hasta Esdras y Nehemías, (450/435 a C.), no se tenía conocimiento de lo que hoy conocemos como judaísmo o “iahadut” que muchos traducen como “religión judía” (refiriéndose a la tradición de los ancianos lo cual es falso).

El término que actualmente se usa para traducir la palabra “religión” del hebreo y arameo es “dath”, “דת”la cual significa ley, mandamiento, ordenanza, decreto o estatuto y era un edicto real. Esther 3:14. Esther 8:13, lo cual, quizá equivaldría a “Toráh”, pero nunca a “religión”. Solo para un sector de Israel las costumbres y las prácticas de las tradiciones, los dogmas y normas para los descendientes del reino de Judá, se convirtieron en “religión”.

Anuncios

De manera que, los hijos de Israel antes no tenían un “judaísmo” como norma de vida, sino que ellos siempre se guiaron por las enseñanzas de la torah; en ellas estaba basada la “Emunah”, “אמ׀נה”de los hijos de Israel.

¿Por qué no al judaísmo?

Porque fue y sigue siendo un movimiento que hace que los hombres abandonen los principios de la Toráh por medio de sus interpretaciones o exegesis conocidas como “midrashim” “מדרשים”, las cuales están en desacuerdo con dicha ley. Solo por mostrar un ejemplo: a los “goyim” “ג׀יים” se les impide guardar las fiestas, el Sábado, y otras muchas leyes, imponiéndoles solo unas las cuales todos conocemos, como las leyes Noédicas, a saber, siete:

  • 1. Prohibido matar.
  • 2. Prohibido robar.
  • 3. Prohibida la inmoralidad sexual.
  • 4. Prohibido comer carne que se cortó de un animal que estaba aún vivo.
  • 5. Prohibido creer, alabar y orar a los ídolos.
  • 6. Prohibido blasfemar contra Dios.
  • 7. La sociedad debe establecer un sistema justo, de justicia legal para administrar esta ley honestamente (según Génesis 9:4-6).

Seguramente por esta razón, es que todo el “cristianismo” protestante, no acepta la ley de Moisés: pues ni aun el judío, dicen, se las impone a ellos. Cabe mencionar, que el mismo judío dice, que algunas de estas leyes son exegéticamente derivadas de una sentencia superflua tomada de Génesis 2:16, y esto había que cuestionarlo. Yo, sin embargo digo, que la mayoría de estas leyes, son tomadas de la ley de Moisés.

Acerca de Dan Jimenez

Ver también

Estudios Biblicos

El tártaro y el infierno

Estudios Biblicos.. En la mitología griega, el Tártaro es visto como un lugar del inframundo y también como una deidad. El Tártaro era un lugar mucho más profundo que el Hades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *