Inicio / Estudios Biblicos / El elemento 39

El elemento 39

Estudios Biblicos – Predicas Cristianas

«…En el año treinta y nueve de su reinado, Asa enfermó gravemente de los pies, y en su enfermedad no buscó a Jehová, sino a los médicos…» 2 Crónicas. 16:12

INTRODUCCIÓN:

El reinado de Asa fue un reinado de mucha paz los primeros 10 años y los siguientes años fue un rey que estuvo detrás de sacar a los ídolos y los dioses extraños. Es interesante ver que el nombre Asa significa médico y cuando él enfermo en lugar de buscar a Dios pensó en buscar a los médicos. Y es que cuando nosotros manejamos algún tema pensamos que ya no necesitamos de Dios y nos sentimos autosuficientes.

Muchos a pesar de que somos cristianos y que regularmente clamamos a nuestro Padre, cuando se levanta un problema que nosotros por nuestra experiencia, por nuestro trabajo o por nuestros estudios creemos manejar, ya no buscamos de Dios sino que nosotros mismos tomamos las decisiones sin consultárselas a Él.

Anuncios

Como Asa era médico, pensó que su enfermedad era algo manejable según su experiencia y busco colegas para que lo ayudaran. Pero en lugar de mejorar empeoró y murió a los dos años.

DESARROLLO:

La biblia nos deja un detalle importante, que esta enfermedad fue en el año 39 de su reinado. Curiosamente 39 eran los azotes que les deban a las personas cuando eran castigadas y el numero 39 se puede descomponer en (3 X 13), y la historia cuenta que para no dar los 39 azotes individuales, hacían látigos de tres y los azotaban 13 veces para juntar los 39 azotes permitidos según la ley.

Esto significa que muchos de nosotros en nuestra vida hemos pasado varios treces (azotes) o tal vez algunos de nosotros los estemos viviendo en estos momentos.

El azote de la humillación (13 años de humillación)

José tenía 17 años cuando tuvo un sueño donde las estrellas el sol y la luna se le inclinaban, sueño que dejaba ver que en algún momento sus hermanos se iban a inclinar a él. José llegó a ser el gobernador de Egipto a los 30 años, o sea que pasó 13 años para que el llegará a su promesa.

En estos 13 años José paso grandes sufrimientos, primero lo golpearon y lo vendieron sus hermanos, situación que en algún momento nos puede suceder a nosotros que familiares o hermanos en Cristo nos golpeen hablando mal de nosotros y no hay forma de defendernos. Luego es vendido como esclavo y pareciera que cada vez se aleja más de la promesa, posteriormente la esposa de Potifar se quiere acostar con José y al negarse José a lo que ella le pedía, ella lo acuso de que él quería abusar de ella, por lo cual lo metieron preso. Muchas veces nosotros pasamos humillaciones e injusticias a pesar de que estamos haciendo lo bueno, pareciera que nos alejamos más de la promesa.

Anuncios

Luego lo envían a la cárcel mas humillado. Primero vendido, luego esclavo ahora preso. Pero aun en el calabozo él seguía haciendo lo bueno interpretando sueños. Le interpreta el sueño al copero y le dice que cuando se cumpla su sueño y sea restaurado que por favor le hable al Rey, para que lo pongan en libertad, pero al copero se le olvidó y paso 2 años más en la cárcel. A los 30 años de vida de José tuvo un sueño el faraón que nadie le podía interpretar, en ese momento se recordó el copero de José y lo mandan a sacar de la cárcel.

El azote de la Incertidumbre (13 años esperando la promesa de Dios)

Abram tenía 86 años cuando tuvo a su hijo Ismael. Dios le había dado una promesa a Abram, le dijo que iba a tener un hijo, pero por desesperarse con Sara decidieron que se acostará con Agar (la sirvienta de Sara), algo distinto de lo que Dios tenía para ellos.

Cuando nació Ismael lo único que pensaba Abram es que un día había hecho las cosas mal. Posiblemente cada año que le celebraban su cumpleaños a Abram solo le recordaba cuanto tiempo tenía de haberse equivocado, y cada día pensando en si Dios en algún momento le va a dar la promesa que tenía para El.

Muchas personas nos hemos equivocado y hemos sido azotados con incertidumbre por nuestro error. Grandes siervos, grandes ministros que fallaron y hoy se preguntan si Dios todavía les va a dar lo que les había prometido aunque hubieran fallado como Abram.

El azote de la FE (13 vueltas creyéndole a Dios)

Anuncios

Cuando Moisés murió por orden de Dios dejó de encargado a Josué. Moisés siempre fue acompañado por señales, con su vara levanto las 10 plagas y muchos otros milagros que hizo en el desierto. Pero cuando se queda Josué a cargo del pueblo tienen que entrar a conquistar Jericó y Dios les ordena que le den una vuelta por día a la ciudad fortificada por seis días, y que el día séptimo le den siete vueltas.

Eso quiere decir que le dieron 13 vueltas (6 + 7). Ahora en muchos casos nos damos cuenta que la fe funciona como con Moisés que en el momento tomaba su vara y en el momento se hacía el milagro, pero Dios no trabaja de la misma manera con todos y con muchos trabaja como con José (procesos). El punto es que ese proceso se nos puede convertir en un azote, porque muchas veces vamos a la iglesia, oramos ayunamos y pueden venirnos esos pensamientos que nos dicen que la situación nunca va a cambiar. Este azote representa las personas que estamos obedeciendo a Dios, pero que aun no miramos cambios, que vamos a la iglesia escuchamos palabra, diezmamos pero todavía nuestra economía no se ha restaurado. Tal vez seguimos clamando por un familiar y aun no vemos resultados.

LIBRANDONOS DE LOS AZOTES

Los azotes nos desangran, y muchas personas nos sentimos desangrados como la mujer del flujo de sangre. Me llamo la atención que Pedro y Juan luego de salir de la cárcel se sintieron gozosos por haber sido hallados dignos de ser azotados.

Ellos aceptaron su consejo, y después de llamar a los apóstoles, los azotaron y les ordenaron que no hablaran en el nombre de Jesús y los soltaron. Ellos, pues, salieron de la presencia del concilio, regocijándose de que hubieran sido tenidos por dignos de padecer afrenta por su Nombre. Hechos 5:40:41

En un principio no entendía porque ellos podían gozarse se haber sido azotados, hasta que el Espíritu me mostró este pasaje:

Porque el Señor al que ama, disciplina,  Y azota a todo el que recibe por hijo. Hebreos 12:6

El Espíritu me mostró que ellos se gozaron porque se sintieron hijos, a veces estamos pasando periodos de azotes, pero recordemos que somos hijos. Pero vale la pena decir que aun que él sabe que necesitamos un azote como hijo, muchas veces se sienta a trenzar su látigo, y ese tiempo que él se tarda en hacer el látigo es un tiempo de misericordia que el siempre va a tener como hijos que somos.

Y halló en el templo a los que vendían bueyes, ovejas y palomas, y a los cambistas allí sentados. Y haciendo un azote de cuerdas, echó fuera del templo a todos, y las ovejas y los bueyes; y esparció las monedas de los cambistas, y volcó las mesas; Juan 2:14,15

EL ELEMENTO 39

Investigando el numero 39 encontré que en la tabla periódica el elemento químico se llama ITRIO y este elemento forma la matriz de los fósforos de itrio y europio activados, que emiten una luz brillante y roja clara cuando son excitados por electrones. La industria de la televisión utiliza esos fósforos en la manufactura de pantalla de televisión.

Solo al pensar en el color rojo imagine la sangre que se derrama cuando uno es azotado, pero luego el Espíritu me hizo recordar un pasaje que describe el rojo y el brillante.

Mi amado es radiante y rubio, distinguido entre millares. Son 5:10

La palabra radiante en el hebreo es la H6703 se llama tsakj y uno de sus significados es brillante.

La palabra rubio en el hebreo es la H122 se llama Adam y uno de sus significados es rojo.

Eso quiere decir que la amada de cantar de los cantares estaba diciendo mi amado es ITRIO, es elemento 39, es una persona que será azotada y así como una pantalla de televisión es vista por multitudes de personas, de la misma manera dará testimonio de los azotes recibidos.

El fue azotado por nosotros, investigando el numero 39 me he dado cuenta que los médicos dicen que hay 39 enfermedades matrices, de esas enfermedades se derivan todas las demás. Pero la biblia nos dice que el llevo nuestras enfermedades, en esos azotes.

Ciertamente El llevó nuestras enfermedades, y cargó con nuestros dolores; con todo, nosotros le tuvimos por azotado, por herido de Dios y afligido. Isaías 53:4

Pablo menciona que fue azotado en dos ocasiones. Cinco veces con látigos y tres azotado con varas. Y es impresionante que en la tabla periódica el elemento 39 se localiza en el grupo 5 y fila 3. Como que Pablo estuviera enviando un mensaje diciendo yo también soy itrio (elemento 39).

De los judíos cinco veces he recibido cuarenta azotes menos uno. Tres veces he sido azotado con varas; una vez apedreado; tres veces he padecido naufragio; una noche y un día he estado como náufrago en alta mar; 2Co. 11:24,25

Pablo nos enseña que él fue elemento 39, el fue azotado y es que hay una diferencia entre los que no son azotados y los que sí. Por ejemplo Saúl solo fue destituido, porque él no era considerado hijo, pero cuando David va a morir Dios le promete que a Salomón y a su descendía la tendrá como hijos.

Y cuando tus días sean cumplidos, y duermas con tus padres, yo levantaré después de ti a uno de tu linaje, el cual procederá de tus entrañas, y afirmaré su reino.
El edificará casa a mi nombre, y yo afirmaré para siempre el trono de su reino.

Yo le seré a él padre, y él me será a mí hijo. Y si él hiciere mal, yo le castigaré con vara de hombres, y con azotes de hijos de hombres;
Pero mi misericordia no se apartará de él como la aparté de Saúl, al cual quité de delante de ti. 2 Salmos 7:12-15

Si partimos de que todos somos hijos, nos vamos a dar cuenta que en algún momento de nuestra vida seremos azotados como fue Jesús. La diferencia ahora es que no tenemos que pasar por lo que realmente merecemos, o sea que nuestro azote puede ser menor. Esto lo vemos claramente en la mujer del flujo de sangre, cuando ella llegó a Jesús en su año doce fue libre de su azote.

Y él le dijo: Hija, tu fe te ha hecho salva; ve en paz, y queda sana de tu azote. MC. 5:34

Lo que es muy importante de saber es que cada azote nos llevará a nuestra mayor bendición, por ejemplo José primero golpeado, luego vendido, luego difamado, luego a la cárcel, luego olvidado, pero todos esos azotes lo llevaron a ser el gobernador de Egipto. Abram luego de los trece años de haberse precipitado en lo que Dios le había prometido, aprendió a depender de Dios y en el año trece se le apareció el Espíritu Santo y le dio las buenas nuevas de su promesa. Josué derribó y conquisto la ciudad de Jericó la que fue la primicia de las conquistas de Canaán, y así ganarse el respeto después de haber muerto Moisés.

Los azotes que hieren limpian del mal, y los golpes llegan a lo más profundo del cuerpo. Proverbios 20:30

Los azotes limpian lo malo que podemos tener, aunque en la versión 1909 dice que son medicina para las heridas, por eso empezamos con el reino de Asa, en lugar de haber confiado en los hombres tuvo que haber buscado a Jesús el que fue azotado para que nosotros no pasemos las enfermedades.

Las señales de las heridas son medicina para lo malo: Y las llagas llegan á lo más secreto del vientre. Proverbios 20:30

Si el día de hoy has sido azotado y te has convertido en un elemento 39 recuerda que esos azotes se convertirán en medicina y en el tiempo te llevarán al éxito, y cuando llegues a tu promesa entonces podrás testificar a las naciones, pero también recuerda que si acudes hoy a Jesús tus azotes terminarán porque el ya los venció.

CONCLUSIONES

La ley decía que cuando alguien hubiera tenido una falta tenía que ser azotado 39 veces, usaban un látigo de tres, para dar 13 azotes.

En nuestra vida podemos tener distintas clases de azotes, humillación, incertidumbre, burla, tristeza, etc.

Los que son azotados es porque tienen naturaleza de hijos.

Jesús fue azotado para que nosotros no sigamos pasando por lo mismo.

Si llegamos a Jesús nuestros azotes se detendrán antes de tiempo, como con la mujer de flujo de sangre que solo estuvo 12 años.

Los azotes que hemos recibido serán medicina para limpiarnos de lo malo. Y luego servirá para que podamos dar testimonio como el ELEMENTO 39.

Acerca de Otto Brian Escobar

Ver también

Bosquejos Biblicos - Ser lleno del Espíritu Santo

La importancia del Espíritu Santo

Estudios Biblicos.. Jesús les ordeno que no se movieran hasta que recibieran el Espíritu Santo y que recibirían poder, Él ya les había enseñado a sanar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *