Inicio / Estudios Biblicos / La corrupción

La corrupción

En mi país (Perú) y en América Latina ha habido “caídas”1 ___ [entiéndase “caídas” a los fracasos inminentes en el ámbito inmoral, dinero etc.] muy lamentables de reconocidos líderes cristianos evangélicos de trayectoria nacional e internacional.

¿Qué es Corrupción?

Es ruptura. Corromper es romper o favorecer la ruptura de lo que está sano, de los que es puro. Los diccionarios nos dan muchos sinónimos. Corromper es echar a perder, podrir, pervertir, abusar, dañar, infectar, falsear, degenerar, prostituir, sobornar, recibir soborno, adulterar la verdad, etcétera. En otras palabras corrupción es inmoralidad, es ambición insana. Es para el ministro, miembro o líder cristiano, una gravísima enfermedad espiritual de penosas consecuencias.

Lo triste del caso es que muchos líderes no se dan cuenta de su enfermedad y aparentan tener una armoniosa relación con Dios. No descarto la posibilidad que hay un buen sector de lideres que son consientes de su enfermedad espiritual, pero no quieren o no pueden salir de ella (enfermedad espiritual) ¿Es posible prevenir un fracaso inminente en un líder? ¿Puede haber corrupción en el ministerio y el liderazgo? ¿En dónde se dio inicio la corrupción? ¿Cuáles son los síntomas de la corrupción? ¿Cuáles son las “vacunas” contra la corrupción? Estas y otras preguntas lo resolveremos en este artículo.

Anuncios

¿Hay corrupción en el ministerio y liderazgo evangélico? Desgraciadamente, la respuesta es sí. No olvidemos que hubo corrupción en el ministerio del profeta Balaam (Deuteronomio 23:4), en el de Judas Iscariote (Mateo 26:14-16), en el de Diótrefes (3 Juan 9-10), en el de Demas (2 Timoteo 4:10). También hubo y habrá corrupción en el ministerio de los falsos apóstoles (2 Corintios 11:14-15) de los falsos profetas (1 Juan 4:1) y de los falsos maestros (2 Pedro 2:1-3)

Orígenes de la corrupción.

La corrupción no es un fruto de la casualidad. Adan & Eva (Génesis 1:27-31) iban a ser los lideres de la humanidad naciente. Sin embargo, para decepción nuestra, satanás los “atacó”, antes que ellos asumieran el liderazgo. Les propuso algo “bueno”, “Agradable” y “Codiciable” para alcanzar la sabiduría. (Génesis 3:6) Así se presentó la corrupción en tres aparentes virtudes. Lastimosamente fracasaron en su ministerio desde el comienzo.

Luego vemos que la corrupción le llegó al hijo llamado Caín, y luego se extendió a todo el planeta, pasaron los siglos y “la maldad de los hombres era mucha en la tierra, y todo designio de los pensamientos del corazón de ellos era de continuo solamente el mal” (Génesis 6:5).

“Y miró Dios la tierra, y he aquí que estaba corrompida; porque toda carne había corrompido su camino sobre la tierra” (Génesis 6:11-12)

A pesar del diluvio, la corrupción se encarnó en los descendientes de Noé. Podríamos seguir nombrando muchos pasajes de la Biblia sobre corrupción ya que la corrupción mil rostros o facetas.

Síntomas de corrupción:

Anuncios

Voy a nombrar algunos “síntomas” muy comunes que afloran en los lideres corruptos. Quiero aclarar que no serán los únicos síntomas que se manifiestan en un líder, pueden haber muchos más, ya que vuelvo a repetir, La corrupción tiene mil rostros.

Primero.  Juzgar precipitadamente a otros líderes y atribuirles actitudes propias de corrupción. En mis más de 15 años de ministerio como pastor, mentor y consejero he oído y visto historias escalofriantes de siervos acusados injustamente por sus propios colegas. La inmadurez, la envidia, la ambición personal, o la negligencia en investigar la denuncia, han causado toda clase de tragedias hogareñas, ministeriales y eclesiales.

Me viene a la mente el caso del supuesto “líder” Diótrefes que parloteaba palabras malignas contra el Apóstol Juan (3 Juan 9-10) sin duda Diótrefes pretendía aferrarse al poder y calumniaba a Juan para desplazarlo de su liderazgo. En América Latina tenemos centenas de “Diótrefes” buscando desplazar a los líderes que honran a Dios con un corazón sincero.

Segundo.  El amor al dinero. ¡¡Gran tentación en el ministerio!! El Apóstol Pablo en su primera carta a Timoteo, le dedica un extenso párrafo diciendo: “… Que toman la piedad como fuente de ganancia” (1 Timoteo 6:3-10) y agrega “… Los que quieran enriquecerse caen en tentación y lazo… por que la raíz de todos los males es el amor al dinero, el cual codiciando algunos, se extraviaron de la fe”

Vengo siendo testigo de las prédicas de la teología de la prosperidad siendo “bombardeados” por la radio, literatura o revistas, en los púlpitos, en la televisión en la Internet etc.

Acerca de Pedro Acosta Barreto

Ver también

Mensajes Cristianos.. Rios de agua viva

El autor supremo de la Fe

Estudios Biblicos.. la clave para ser grande ante Dios es la fe; la persona que realmente cree en Dios es grande ante su ojos. La clave para cualquiera...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *