Inicio / Estudios Biblicos / Apocalipsis – LECCIÓN 6 – Estudio Bíblico

Apocalipsis – LECCIÓN 6 – Estudio Bíblico

Estudio Biblico | Apocalipsis

Desde Apocalipsis 14 hasta Apocalipsis 18.

  • El cántico de los 144,000.
  • El mensaje de los 3 ángeles.
  • La tierra es segada.
  • Los ángeles con las 7 postreras plagas.
  • Condenación de la gran ramera.
  • La caída de Babilonia.

Repaso de a lección anterior.

Cántico de los 144,000.

Anuncios

«Después miré, y he aquí el Cordero estaba en pie sobre el monte de Sion, y con él ciento cuarenta y cuatro mil, que tenían el nombre de él y el de su Padre escrito en la frente. 2 Y oí una voz del cielo como estruendo de muchas aguas, y como sonido de un gran trueno; y la voz que oí era como de arpistas que tocaban sus arpas. 3 Y cantaban un cántico nuevo delante del trono, y delante de los cuatro seres vivientes, y de los ancianos; y nadie podía aprender el cántico sino aquellos ciento cuarenta y cuatro mil que fueron redimidos de entre los de la tierra. 4 Estos son los que no se contaminaron con mujeres, pues son vírgenes. Estos son los que siguen al Cordero por dondequiera que va. Estos fueron redimidos de entre los hombres como primicias para Dios y para el Cordero; 5 y en sus bocas no fue hallada mentira, pues son sin mancha delante del trono de Dios.» Apocalipsis 14:1-5

El capítulo 13 continúa el paréntesis abierto en el 12 y 13 para contarnos historias concretas; persecución del pueblo de Dios por el diablo, el anticristo y el falso profeta y ahora se concluye la historia anterior contándonos como acabará todo.

En cuanto finaliza el Capt.14, se retoma la historia de los acontecimientos que ocurren a los hombres en la tierra como consecuencia de los juicios de Dios de las trompetas y las copas.

Recordamos que en el Capt.12 y 13, el dragón persigue a los seguidores del cordero y logra por un tiempo breve establecer su reino malvado en la tierra. El Capt.14 presenta una visión del cordero victorioso firmemente asentado en el monte de Sión en la tierra rodeado de sus seguidores. Se nos anticipan otras cosas que sucederán a medida que regresamos a la cronología de los hechos y que luego veremos con más detalle. Los Capt.12, 13 y 14 cuentan de forma resumida lo esencial del Apocalipsis y nos sirven por si solos para entender toda la trama.

Este capítulo pone de manifiesto que vale la pena seguir al cordero y mantener el testimonio cristiano. El cordero en el monte de Sión (Jerusalén), en pie, triunfante. Es una visión profética del inicio del Reino Milenial después de su Segunda Venida. Con el cordero están los 144,000. Algunos de estos ya habían muerto a lo largo del Apocalipsis. Aquí están ahora todos juntos de nuevo con cuerpos resucitados o transformados. A continuación Juan escucha una voz del cielo de cantos impresionantes y sonido de arpas. Esto procede de ángeles que cantan en el cielo.

El canto es nuevo porque lo entona un grupo distinto al que escuchó Juan hasta ahora y además el tema y quizás el idioma es diferente. Solo a los 144,000 le es dado el aprenderlo debido a su relación con el cordero, como un honor especial. Quizás el contenido de la canción esté relacionado con cosas que acaban de suceder y que ellos han sufrido especialmente o han sido protagonistas. A continuación se indica quienes son estos 144,000 que nosotros ya sabemos porque lo hemos visto antes.

 Nos dice aquí que son hombres y que no están casados, ya que su ministerio exigía dedicación total a la evangelización y gran riesgo. Juan nos ha contado el final de la película, si bien está ligado al desarrollo de los acontecimientos del Capítulo 12 y 13. A continuación vemos algo que nos sorprende; ángeles evangelizando

Anuncios

«Vi volar por en medio del cielo a otro ángel, que tenía el evangelio eterno para predicarlo a los moradores de la tierra, a toda nación, tribu, lengua y pueblo, 7 diciendo a gran voz: Temed a Dios, y dadle gloria, porque la hora de su juicio ha llegado; y adorad a aquel que hizo el cielo y la tierra, el mar y las fuentes de las aguas. 8 Otro ángel le siguió, diciendo: Ha caído, ha caído Babilonia, la gran ciudad, porque ha hecho beber a todas las naciones del vino del furor de su fornicación. 9 Y el tercer ángel los siguió, diciendo a gran voz: Si alguno adora a la bestia y a su imagen, y recibe la marca en su frente o en su mano, 10 él también beberá del vino de la ira de Dios, que ha sido vaciado puro en el cáliz de su ira; y será atormentado con fuego y azufre delante de los santos ángeles y del Cordero; 11 y el humo de su tormento sube por los siglos de los siglos. Y no tienen reposo de día ni de noche los que adoran a la bestia y a su imagen, ni nadie que reciba la marca de su nombre. 12 Aquí está la paciencia de los santos, los que guardan los mandamientos de Dios y la fe de Jesús. 13 Oí una voz que desde el cielo me decía: Escribe: Bienaventurados de aquí en adelante los muertos que mueren en el Señor. Sí, dice el Espíritu, descansarán de sus trabajos, porque sus obras con ellos siguenApocalipsis 14:6-13

Es importante cuando se interpreta el Apocalipsis el dar explicaciones consistentes, de manera que pueda relacionarse un capítulo con otro. Si hasta ahora vimos Apocalipsis 14 como una continuación del paréntesis abierto en el Capt.12, debemos entender que lo que se nos cuenta ahora forma parte de ese resumen de lo que le ocurrirá a los hombres en los últimos tiempos. El primer ángel, que dice “Temed a Dios, y dadle gloria, porque la hora de su juicio ha llegado; y adorad a aquel que hizo el cielo y la tierra y el mar y las fuentes de las aguas”. Debe entenderse como un resumen de todos los juicios ordenados por Dios durante el Apocalipsis, que se ejecutaron mediante ángeles en su mayoría.

El ángel llama al arrepentimiento mediante los juicios profetizados en este libro que tratan de convencer de pecado los hombres. No nos imaginamos por tanto un ángel volando por el cielo predicando por todas partes. El segundo ángel anuncia la caída de Babilonia, algo que vamos a ver con detalle cuando regresemos al hilo de los acontecimientos que se suceden. Aquí se destaca por la importancia que tiene el contexto del Apocalipsis.

El tercer ángel advierte a los hombres de las consecuencias de someterse al dominio de la bestia y adquirir su marca. Nuevamente es un hecho importante que aquí se destaca, pero que no implica que un ángel vaya por la tierra gritándolo, sino que Dios se valdrá de otros medios para anunciarlo: Los dos testigos, los 144.000, el resto de los creyentes, el propio Apocalipsis, etc.

A continuación se hace un llamado a la paciencia y guardar los mandamientos de Jesús durante los tiempos difíciles. Incluso les anima a dar su vida por la causa. Claramente esto es para toda la tribulación. El siguiente texto habla de la siega antes de la instauración del milenio, que será lo que ocurrirá justo antes de la Segunda Venida como declara Mateo 13:41.

El Señor de la mies es Jesucristo (Mateo 9:38). Él no segará, sino los ángeles segadores. Él solamente mete la hoz como señal de comenzar la siega. En este pasaje, el Señor se presenta sobre una nube blanca con una corona de oro en la cabeza y una hoz aguda de oro en la cabeza y una hoz aguda en las manos. Preparado para juzgar. Un ángel sale del templo y le da un mensaje de parte de Dios: Es el momento.

Anuncios

Los malos son “cortados”; desaparecen de la tierra en espera del juicio. En este momento comenzaría el Milenio. Se ha producido la Segunda Venida. Aquí finaliza este paréntesis del Capt.12-13 y 14, y se retoma el desarrollo de los acontecimientos que dejamos con el sonar de la 7ª trompeta.

La 7ª trompeta desencadenará 7 plagas con el derramamiento de 7 copas.

La siguiente visión deja a Juan atónito al ver lo que había de venir:

«Vi en el cielo otra señal, grande y admirable: siete ángeles que tenían las siete plagas postreras; porque en ellas se consumaba la ira de Dios. 2 Vi también como un mar de vidrio mezclado con fuego; y a los que habían alcanzado la victoria sobre la bestia y su imagen, y su marca y el número de su nombre, en pie sobre el mar de vidrio, con las arpas de Dios. 3 Y cantan el cántico de Moisés siervo de Dios, y el cántico del Cordero, diciendo: Grandes y maravillosas son tus obras, Señor Dios Todopoderoso; justos y verdaderos son tus caminos, Rey de los santos. 4 ¿Quién no te temerá, oh Señor, y glorificará tu nombre? pues sólo tú eres santo; por lo cual todas las naciones vendrán y te adorarán, porque tus juicios se han manifestado.5 Después de estas cosas miré, y he aquí fue abierto en el cielo el templo del tabernáculo del testimonio» Apocalipsis 15:1-5

En el versículo 2, Juan ve un “mar de vidrio mezclado con fuego”. Si recordamos en Apocalipsis 4, el suelo del cielo era un “mar de vidrio semejante al cristal”; puro y cristalino. Aquí este suelo se ha mezclado con fuego y sobre él están los que han muerto en la tribulación. El suelo está teñido de rojo; el color de la sangre y del fuego, símbolo de sufrimientos. Estos mártires están allí esperando el fin y cantando con arpas el “cántico de Moisés y el Cordero”. El cántico recuerda al de Éxodo 15 y en definitiva recuerda 2 circunstancias muy semejantes: La esclavitud del Faraón y la esclavitud del anticristo.

En Egipto, el Faraón había desafiado a Dios e intentaba aniquilar al pueblo escogido. En los postreros días, la bestia procurará destruir a los seguidores del Mesías. En este canto, Dios manifiesta que solo Él es soberano del universo. Ahora Juan ve que el lugar Santísimo del templo en el cielo se abre. Los ángeles que salen del él van vestidos con ropas sacerdotales.

«y del templo salieron los siete ángeles que tenían las siete plagas, vestidos de lino limpio y resplandeciente, y ceñidos alrededor del pecho con cintos de oro. 7 Y uno de los cuatro seres vivientes dio a los siete ángeles siete copas de oro, llenas de la ira de Dios, que vive por los siglos de los siglos. 8 Y el templo se llenó de humo por la gloria de Dios, y por su poder; y nadie podía entrar en el templo hasta que se hubiesen cumplido las siete plagas de los siete ángelesApocalipsis 15:6-8.

Acerca de Abel Méndez

Ver también

Estudios Biblicos.. Algunos Deberes Cristianos

Algunos Deberes Cristianos

Estudios Biblicos.. Esta sección final está llena de los deberes cristianos. No es casualidad que el primero de ellos apunte al “amor fraternal”. En una iglesia el amor fraternal es..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *