¿Robará el Hombre a Dios? – Capitulo 3

Estudios Bíblicos

Predica de Hoy: El diezmo – ¿Robará el hombre a Dios? – Capitulo 3

Estudios Bíblicos Lectura Bíblica: Malaquías 3:8

Introducción

EL DIEZMO EN EL NUEVO TESTAMENTO

Hay tres pasajes en el Nuevo Testamento que hacen referencia directa al diezmo: Mat 23:23; [cxvi] Lucas 18:9-14 y Hebreos 7:1-10. Vamos a tratar de demostrar a continuación que (1) ninguno de estos pasajes tienen el diezmo como su tema principal;[cxvii] y (2) ninguno de los pasajes ordena el diezmo para el creyente del nuevo pacto.

El Diezmo en los Evangelios

Mateo 23:23 (par. Lucas 11:42). Debe tenerse en cuenta desde el principio que Jesús nunca condenó el diezmo ni ordenó que los fariseos, escribas, o sus discípulos comiencen o dejaran el diezmo. Sin embargo, varios puntos de vista se pueden extraer del presente pasaje.

En primer lugar, mientras que Jesús consideraba el diezmo como un aspecto menos central de la ley, él no consideró el diezmo como algo separado de ella. [cxviii]

El hecho de que el diezmo era un aspecto menos central de la Ley no anula el hecho de que era parte de la Ley. [cxix]

Por tanto, sería injustificado concluir sobre esta base que el requisito del diezmo no es importante en la era del nuevo pacto y que los cristianos con seguridad pueden ignorarlo. La última parte del versículo indica que los escribas y fariseos tenían que diezmar. Era apropiado para ellos hacerlo, puesto que el diezmo “era necesario hacer.”

Este versículo es el único en el Nuevo Testamento que podrían promover el diezmo. [cxx] Jesús no prohíbe el diezmo, sino que condena la actitud equivocada y el motivo de los que estaban diezmando.

Sin embargo, en segundo lugar, la práctica del diezmo para la Iglesia no se puede deducir de este versículo, ya que la orden fue dada a los escribas y fariseos que se encontraban aún bajo el antiguo pacto.

Acerca David A. Croteau

David A. Croteau

También Revise

Estudios Biblicos

La Cruz y la Salvación

Estudios Biblicos... No nos cansemos pues de hablar de la cruz de Cristo, y animamos a todo creyente a avergonzarse de ninguna manera de esta salvación lograda de esta victoria..

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.