Inicio / Estudios Biblicos / Eventos del porvenir #4

Eventos del porvenir #4

Estudios Biblicos… Escatologia Biblica

“…Porque donde quiera que estuviere el cuerpo muerto, allí estarán las águilas…” Mateo 24:28

Estas son expresiones que se han utilizado para hacer referencia al encuentro de la Iglesia con su Señor en el momento del arrebatamiento, expresiones que en sentido tipológico pierde toda veracidad ya que no se puede comparar a Cristo con un cuerpo muerto.

Muchos han interpretado a las águilas como la Iglesia, y el cuerpo muerto como a Cristo que viene a su encuentro, las dos aplicaciones pierden fuerzas en el sentido simbólico.

La vedad del caso es, que el cuerpo muerto representa la corrupción y la condición de pecada en la que estarán las naciones en el momento de la venida del Señor, y las águilas (Buitres) representa el juicio que ha de venir con Jesús como juez a las naciones por la condición de pecado.

Anuncios

“…Porque como el relámpago que sale del oriente y se muestra hasta el occidente, así será también la venida del Hijo del Hombre. Porque dondequiera que estuviere el cuerpo muerto, allí se juntarán las águilas…” Mateo 24:27.28.

2) Traslado de la Iglesia durante la tribulación.

Esta escuela enseña y afirma que la iglesia va a ser arrebatada al final de los primeros tres años de la tribulación conocidos teológicamente como la septuagésima semana de Daniel.

Razones por la cual esta escuela pierde fuerza en la Escatología.

1) Niega totalmente la doctrina de la inminencia

La venida de Cristo no se sabe cuándo va a suceder es un acontecimiento inminente, súbitamente, que estas a las puertas. Es tan inminente dicha venida que no está sujetas a señales.

El Apóstol Pablo que fue a quien se le revelo el misterio del arrebatamiento de la Iglesia, no sujetó dicha venida a señales. Si la Iglesia va a pasar por los primeros tres años y medio de la tribulación, marcaría un lapso exacto donde se conocería el tiempo del traslado de la Iglesia, perdiéndose la inminencia del arrebatamiento. En su lenguaje el Apóstol Pablo afirma que la venida del Señor puede ocurrir en cualquier momento hasta el punto que se contó entre los que iban hacer transformado.

“…He aquí, os digo un misterio: No todos dormiremos; pero todos seremos transformados, en un momento, en un abrir y cerrar de ojos, a la final trompeta; porque se tocará la trompeta, y los muertos serán resucitados incorruptibles, y nosotros seremos transformados…” 1ª Corintios 15:51-52.

Anuncios

“…Tampoco queremos, hermanos, que ignoréis acerca de los que duermen, para que no os entristezcáis como los otros que no tienen esperanza. Porque si creemos que Jesús murió y resucitó, así también traerá Dios con Jesús a los que durmieron en él. Por lo cual os decimos esto en palabra del Señor: que nosotros que vivimos, que habremos quedado hasta la venida del Señor, no precederemos a los que durmieron. Porque el Señor mismo con voz de mando, con voz de arcángel, y con trompeta de Dios, descenderá del cielo; y los muertos en Cristo resucitarán primero. Luego nosotros los que vivimos, los que hayamos quedado, seremos arrebatados juntamente con ellos en las nubes para recibir al Señor en el aire, y así estaremos siempre con el Señor…” 1ª Tesalonicenses 4:13-18.

Si la Iglesia va a pasar por el primer periodo de la gran tribulación, ¿por qué Jesús no hizo mención de la Iglesia en Mateo 24. Marcos 13. Lucas 21. Apocalipsis 6. Que Dichos pasajes tratan específicamente el caso de la tribulación.

Hay quienes alegan que la Iglesia va a pasar por la gran tribulación basándose en el término “…a sus escogidos…” que aparece en el versículo treinta y uno, de Mateo 24 cuando hace referencia de la escogencia que llevaran los Ángeles. Resulta que allí esta haciendo mención es al remanente que acepto la predicación del Evangelio del Reino en el periodo de la gran tribulación. ¿Por qué lo sabemos? Por la sencilla razón, que a la Iglesia la levantara es el Espíritu Santo, y los escogidos los ajuntara los Ángeles.

“…Y si el Espíritu de aquel que levantó de los muertos a Jesús mora en vosotros, el que levantó de los muertos a Cristo Jesús vivificará también vuestros cuerpos mortales por su Espíritu que mora en vosotros…” Romanos 8:11.

“…Entonces aparecerá la señal del Hijo del Hombre en el cielo; y entonces lamentarán todas las tribus de la tierra, y verán al Hijo del Hombre viniendo sobre las nubes del cielo, con poder y gran gloria. Y enviará sus ángeles con gran voz de trompeta, y juntarán a sus escogidos, de los cuatro vientos, desde un extremo del cielo hasta el otro…” Mateo 24:30-31.

No hay bases Bíblicas para apoyar dicha teoría ya que las que utilizan no tienen nada que ver con el tema.

Anuncios

Los fundamentos Bíblico que utiliza no hacen referencia a la Iglesia, sino al remanente de judíos y gentiles que serán salvos en el periodo de la tribulación. (Romanos 11:25) De no ser así, habría un gran contraste con las enseñanzas de Jesús y las de los Apóstoles, que no hicieron mención del caso.

Ejemplos: Apocalipsis 6:9-11. En este capítulo muestra el remanente de Israel que será salvo en la tribulación por el testimonio de la predicación del Evangelio del Reino.

“...Cuando abrió el quinto sello, vi bajo el altar las almas de los que habían sido muertos por causa de la palabra de Dios y por el testimonio que tenían. Y clamaban a gran voz, diciendo: ¿Hasta cuándo, Señor, santo y verdadero, no juzgas y vengas nuestra sangre en los que moran en la tierra? Y se les dieron vestiduras blancas, y se les dijo que descansasen todavía un poco de tiempo, hasta que se completara el número de sus consiervos y sus hermanos, que también habían de ser muertos como ellos…” Apocalipsis 6:9-11.

Ejemplos: Apocalipsis 7:9-17. En este capítulo muestra el remanente de los gentiles que serán salvos en el periodo de la gran tribulación.

“…Después de esto miré, y he aquí una gran multitud, la cual nadie podía contar, de todas naciones y tribus y pueblos y lenguas, que estaban delante del trono y en la presencia del Cordero, vestidos de ropas blancas, y con palmas en las manos; y clamaban a gran voz, diciendo: La salvación pertenece a nuestro Dios que está sentado en el trono, y al Cordero. Y todos los ángeles estaban en pie alrededor del trono, y de los ancianos y de los cuatro seres vivientes; y se postraron sobre sus rostros delante del trono, y adoraron a Dios, diciendo: Amén. La bendición y la gloria y la sabiduría y la acción de gracias y la honra y el poder y la fortaleza, sean a nuestro Dios por los siglos de los siglos. Amén. Entonces uno de los ancianos habló, diciéndome: Estos que están vestidos de ropas blancas, ¿quiénes son, y de dónde han venido? Yo le dije: Señor, tú lo sabes. Y él me dijo: Estos son los que han salido de la gran tribulación, y han lavado sus ropas, y las han emblanquecido en la sangre del Cordero. Por esto están delante del trono de Dios, y le sirven día y noche en su templo; y el que está sentado sobre el trono extenderá su tabernáculo sobre ellos. Ya no tendrán hambre ni sed, y el sol no caerá más sobre ellos, ni calor alguno…” Apocalipsis 7:9-17.

Ejemplos: Apocalipsis 20:4-6. En este capítulo muestra en general los salvos de la tribulación tanto judíos como gentiles.

“...Y vi tronos, y se sentaron sobre ellos los que recibieron facultad de juzgar; y vi las almas de los decapitados por causa del testimonio de Jesús y por la palabra de Dios, los que no habían adorado a la bestia ni a su imagen, y que no recibieron la marca en sus frentes ni en sus manos; y vivieron y reinaron con Cristo mil años. Pero los otros muertos no volvieron a vivir hasta que se cumplieron mil años. Esta es la primera resurrección. Bienaventurado y santo el que tiene parte en la primera resurrección; la segunda muerte no tiene potestad sobre éstos, sino que serán sacerdotes de Dios y de Cristo, y reinarán con él mil años…” Apocalipsis 20:4-6.

© José N. Briceño Aldana

Acerca de José N. Briceño Aldana

Ver también

Mensajes Cristianos.. Rios de agua viva

El autor supremo de la Fe

Estudios Biblicos.. la clave para ser grande ante Dios es la fe; la persona que realmente cree en Dios es grande ante su ojos. La clave para cualquiera...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *