Inicio / Estudios Biblicos / Eventos del porvenir #5

Eventos del porvenir #5

Estudios Biblicos… Escatologia Biblica

3) Traslado después de la tribulación.

Esta escuela afirma y enseña que la Iglesia pasara por la gran tribulación y va a ser arrebatada posteriormente.

Razones por la cual esta escuela pierde fuerza en la escatología.

I) La gran tribulación se conoce como la semana numero 70 (Reptad) de la que hablo el profeta Daniel. Daniel 9:20.27.

Anuncios

Someter a la Iglesia a periodos de la gran tribulación seria hacer una mezcla de los diferentes tiempos (Kairos) y trato de Dios con dos pueblos totalmente diferentes. Una cosa es el tiempo y trato de Dios con Israel en sus pactos, y otra es el tiempo y trato de Dios con la Iglesia.

Según la profecía de Daniel dice que las setentas semanas es un trato especifico y determinante de Dios con Israel. El texto es claro en el asunto cuando dice: “…sobre tu pueblo y sobre tu santa ciudad…”

“…Setenta semanas están determinadas sobre tu pueblo y sobre tu santa ciudad…” Daniel 9:24.

Lo primero que hay que tomar en cuenta es que, para un judío una semana equivalía a siete años. (Génesis 29:18.29)

Daniel hace referencia a semanas proféticas lo cual determinan semanas años, cada semana en lo profético equivale a un año que multiplicado por siete semanas son cuatrocientos noventa años. De estos años proféticos en semanas se han cumplido sesenta y nueve semanas, por lo que indica que solo falta que se cumpla una semana para que se de complemento a la profecía dada por Daniel, que cuya semana son los siete años de tribulación.

Se debe tomar en cuenta que aunque son semanas años, dichas semanas no han tenido su cumplimiento en el sentido cronológico en lo inmediato, sino de acuerdo a los tiempos y los tratos de Dios con su pueblo se van cumpliendo las semanas.

Cuando Jesús muere y resucita nace la Iglesia, desde ese momento se detiene la dispensación de la ley, y empieza a correr la dispensación de la gracia que es lo que Pablo llama el tiempo de los gentiles, (Romanos 11:1.25) que viene siendo un trato de Dios con la Iglesia.

Esto indica que mientras la Iglesia este presente en la dispensación de la gracia no se podrá cumplir la semana numero setenta porque en dicha semana se activara la dispensación de la ley para terminar Dios su trato con su pueblo escogido que es Israel. Según el testimonio de los Apóstoles no puede haber una mezcla de los dos tiempos. Por esta causa, es imposible que la Iglesia pase por el periodo de la gran tribulación.

Anuncios

“...Setenta semanas están determinadas sobre tu pueblo y sobre tu santa ciudad, para terminar la prevaricación, y poner fin al pecado, y expiar la iniquidad, para traer la justicia perdurable, y sellar la visión y la profecía, y ungir al Santo de los santos. Sabe, pues, y entiende, que desde la salida de la orden para restaurar y edificar a Jerusalén hasta el Mesías Príncipe, habrá siete semanas, y sesenta y dos semanas; se volverá a edificar la plaza y el muro en tiempos angustiosos. Y después de las sesenta y dos semanas se quitará la vida al Mesías, mas no por sí; y el pueblo de un príncipe que ha de venir destruirá la ciudad y el santuario; y su fin será con inundación, y hasta el fin de la guerra durarán las devastaciones. Y por otra semana confirmará el pacto con muchos; a la mitad de la semana hará cesar el sacrificio y la ofrenda. Después con la muchedumbre de las abominaciones vendrá el desolador, hasta que venga la consumación, y lo que está determinado se derrame sobre el desolador…” Daniel 9:24.27.

II) La naturaleza de la semana no se ajusta al carácter de Dios en relación a la Iglesia.

En el periodo de la tribulación se va a dar lo que se conoce escatológicamente como el día de Jacob, que dicho día es de venganza y de furor.

A continuación voy a presentar algunos términos que describen la semana.

  • Ira: Sofonia 1:15.18. 1ª Tesalonicenses 1:9.10; 5:9. Apocalipsis 6:16; 11:18; 14:19; 15:1; 16:1; 19:1.
  • Juicio: Apocalipsis 14:7; 15:4; 16:5.7; 19:2.
  • Indignación: Isaías 26:20.21; 34:1.3.
  • Castigo: Isaías 24:20-21
  • Hora de prueba: Apocalipsis 3:10.
  • Hora de angustia: Jeremías 30.7.
  • Destrucción: Joel 1:15.
  • Tinieblas: Joel 2:2. Amos 5:18. Sofonia 1:14.18.

Nota: Todos estos acontecimientos no se ajustan al amor que Dios tiene por su Iglesia. Pasar la Iglesia por la tribulación seria someterla a estas tragedias, y según el testimonio del Apóstol Pablo, nosotros no somos hijos de ira si no de bendición.

“…Pero acerca de los tiempos y de las ocasiones, no tenéis necesidad, hermanos, de que yo os escriba. Porque vosotros sabéis perfectamente que el día del Señor vendrá así como ladrón en la noche; que cuando digan: Paz y seguridad, entonces vendrá sobre ellos destrucción repentina, como los dolores a la mujer encinta, y no escaparán. Mas vosotros, hermanos, no estáis en tinieblas, para que aquel día os sorprenda como ladrón. Porque todos vosotros sois hijos de luz e hijos del día; no somos de la noche ni de las tinieblas. Por tanto, no durmamos como los demás, sino velemos y seamos sobrios. Pues los que duermen, de noche duermen, y los que se embriagan, de noche se embriagan. Pero nosotros, que somos del día, seamos sobrios, habiéndonos vestido con la coraza de fe y de amor, y con la esperanza de salvación como yelmo. Porque no nos ha puesto Dios para ira, sino para alcanzar salvación por medio de nuestro Señor Jesucristo…» 1ª Tesalonicenses 5:1.9.

Anuncios

Hay quienes dicen para alegar que la Iglesia pasara por la gran tribulación, que Dios librara a la Iglesia de dicha tribulación apoyándose en Apocalipsis 3:10 donde Dios dice “…yo también te guardara de la hora de la prueba que a de venir sobre el mundo entero, para probar a los que moran sobre la tierra…

Para descartar este error es necesario analizar etimológicamente algunos términos que aparecen en el pasaje que no se ajustan al carácter de Dios ni tiene relación con la Iglesia.

Prueba: Existen dos términos en el griego para hacer referencia a la prueba, que tienen diferentes significados y valores. Pasemos a definirlos.

Dokimazo: Es la prueba que viene con la finalidad de hacerte ver la falta de madurez en el área donde se te esta probando. En el Texto Sagrado cuando se utiliza este término siempre se da para hacer referencia a la prueba que viene de parte de Dios, indicando que Él nunca prueba para destruirnos, sino para edificarnos y bendecirnos.

Peirazo: Es la prueba que viene con la finalidad de acabarte, destrozarte, destruirte, aniquilarte; sacarte de curso. En los pasajes Bíblicos cuando se utiliza este término se hade para hacer referencia a la prueba que viene de parte de Satanás.

Nota: El término que se utilizó en el pasaje antes mencionado para hacer referencia a la prueba que vendría sobre los moradores de la tierra es “…Peirazo” que no se ajusta al carácter de Dios, y menos si se trata de su Iglesia, por tanto dichos moradores no es la Iglesia.

Moradores: Hay varios términos en el griego para hacer referencia a la morada de los cuales vamos analizar tres.

Oikeo: Hace referencia a los que moran en el aspecto general sin hacer ninguna clasificación, ni distinción.

Parioikeo: Da la idea de transitoriedad, los que residen temporalmente.

Katoikeo: Tiene la idea de permanencia en si, esto es: Los que han hecho de la tierra su morada permanente, identificándose y ajustándose a su sistema, esto es: Al comercio, religión, política, y culturas.

El término katoikeo, fue el que se utilizo en Apocalipsis 3:10 para hacer referencia a los moradores de la tierra. Cabe destacar que dicho término no se ajusta a la Iglesia por sus características propias.

La Iglesia fue llamada a no conformarse ni adaptarse a las corrientes de este mundo, ya que nuestra ciudadanía culturalmente hablando viene de los cielos.

“…No os conforméis a este siglo, sino transformaos por medio de la renovación de vuestro entendimiento, para que comprobéis cuál sea la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta…” Romanos 12:2.

Guardar: El término que se utilizo del griego es “…Tereo” que aunado a la preposición que se consigue en el pasaje indica: Excluirte de la prueba. Por lo que se declara en el pasaje lo que quiere decir es: “…Yo te librare de la prueba que a de venir sobre los moradores de la tierra”

La preposición dice: “…Te guardaré (librare) de la hora, no en la hora” Indicando que la preservación está fuera de la prueba sacándote de ella, y no dentro de la prueba dejándote en ella.

El término tribulación se utiliza en relación a la Iglesia para hacer referencia a cualquier tipo de tribulación en relación a un periodo de sufrimiento y persecución por donde los cristianos pasarían por causa de la predicación del Evangelio. (Mateo 13:21. Marcos 4:17. Juan 16:33. Romanos 5:3; 12:12. 2ª Corintio 1:4. 2ª Tesalonicenses 1:4. Apocalipsis 1.9.) Pero nunca se utilizó el término compuesto “…Gran tribulación” para referirse a la Iglesia, ya que según el testimonio de Jesús es una tribulación que no la a habido ni la habrá.

“…Por tanto, cuando veáis en el lugar santo la abominación desoladora de que habló el profeta Daniel (el que lee, entienda), entonces los que estén en Judea, huyan a los montes. El que esté en la azotea, no descienda para tomar algo de su casa; y el que esté en el campo, no vuelva atrás para tomar su capa. Más ¡ay de las que estén encintas, y de las que críen en aquellos días! Orad, pues, que vuestra huida no sea en invierno ni en día de reposo; porque habrá entonces gran tribulación, cual no la ha habido desde el principio del mundo hasta ahora, ni la habrá...” Mateo 24:15.21.

III) Si la Iglesia pasa por la Gran tribulación, en que tiempo, momento y lugar; se darán ciertos acontecimientos de Cristo relacionados con la Iglesia tales como: El Bima, los galardones, las bodas del Cordero.

Según el testimonio de Jesús y el del Apóstol Juan, estos acontecimientos se darán en el cielo paralelo con la gran tribulación.

Jesús dijo: “…Bienaventurados sois cuando por mi causa os vituperen y os persigan, y digan toda clase de mal contra vosotros, mintiendo. Gozaos y alegraos, porque vuestro galardón es grande en los cielos; porque así persiguieron a los profetas que fueron antes de vosotros…” Mateo 5:11.12.

“…Gocémonos y alegrémonos y démosle gloria; porque han llegado las bodas del Cordero, y su esposa se ha preparado. Y a ella se le ha concedido que se vista de lino fino, limpio y resplandeciente; porque el lino fino es las acciones justas de los santos…” Apocalipsis 19:17.

Por lógica y por secuencia se debe entender que el juicio de la Iglesia y las bodas se darán en el cielo ya que el juicio le antecede a los galardones, y las bodas le suceden a los galardones. Es decir: Si los galardones se dieron en el cielo es lógico que el juicio que le antecede y las bodas que le sucede se darán es el cielo.

IV) Si la iglesia va a pasar por la Gran tribulación, ¿por qué Jesús no hizo mención de la Iglesia en: Mateo 24 y 25, Marcos 13, Lucas 21, Apocalipsis 6?; los cuales tratan en forma paralela y especifica el tema de la tribulación.

© José N. Briceño Aldana

Acerca de José N. Briceño Aldana

Ver también

Estudios Biblicos.. Superior a los ángeles

El Hijo, Superior a los Ángeles

Estudios Biblicos... Así nos sigue hablando el autor de Hebreos, cuando está resaltando la obra superior de Cristo sobre la de los ángeles...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *