Inicio / Estudios Cristianos / Vida vieja, vida nueva

Vida vieja, vida nueva

Mensajes Cristianos

Introducción 

Para comprender lo que significa vida vieja y vida nueva, comenzaremos desde el principio de la creación.

El primer Adán o la naturaleza Adámica (Romanos 5:12):

La consecuencia de haber pecado no solamente recayó sobre su persona, sino que Adán estaba representando a toda la raza humana. Cuando Dios creó a Adán lo creó con la única razón de proyectarse en el hombre a su imagen y a su semejanza, para que se multiplicara a todas las generaciones. Por consiguiente, el pecado de Adán produjo las subsiguientes generaciones de pecadores.

Cuando nacemos, nacemos con la naturaleza Adámica, heredando la imagen distorsionada y también el juicio de Dios sobre nuestras vidas.

Anuncios

El postrer Adán o la naturaleza Divina (1° Corintios 15:22):

Dios no trató de arreglar la naturaleza Adámica. Él decidió ponerle fin y comenzar una nueva raza de hombres conforme a la imagen de Su creador. Siendo Cristo la respuesta para la salvación, vino a ser el representante de Dios para toda la raza humana. Dios crucifico en la cruz del calvario a toda la humanidad caída destruyendo el pecado y la muerte, resultando Cristo mismo la salvación para toda la humanidad, (Romanos 8:2).

¿Por qué gano Satanás la autoridad sobre la tierra?

Dios le había otorgado a Adán la autoridad sobre el mundo entero (Génesis 1:28). Adán, al desobedecer a Dios le traspasó su autoridad, convirtiéndose en el príncipe de este siglo y el dios de este mundo (2° Corintios 4:4). Por el sacrificio de Cristo en la cruz, toda la raza humana ha sido librada de la tiranía de Satanás. Solo en Cristo estamos justificados y destinados para la gloria de Dios y el cielo.

Cristo nos libró: de Satanás, del pecado, del mundo, de la muerte y del juicio eterno (que es el infierno para todos los que no creen en Jesús y los que rechazan la gracia y la misericordia de Dios).

Ahora si que tenemos una idea mas clara de lo que queremos hablar en este día.

Vida Vieja

Vida vieja o viejo hombre Efesios 4:22-24En cuanto a la pasada manera de vivir, despojaos del viejo hombre, que está viciado conforme a los deseos engañosos y renovaos en el espíritu de vuestra mente, y vestíos de nuevo hombre, creados según Dios en la justicia y santidad de la verdad

Pablo nos enseña en la palabra tres cosas importantes que debemos siempre tener en cuenta.

Anuncios

  • a) Despojaos del viejo hombre
  • b) Renovaos en el espíritu de vuestra mente
  • c) Vestíos del nuevo hombre.

a) Despojaos del viejo hombre:

Estando en el mundo cada una de nosotras vivíamos bajo nuestra voluntad y nuestros propios deseos, conforme a los parámetros del mundo. Pero al recibir a Cristo en nuestro corazón, la luz llegó a nuestras vidas y la palabra nos cambió esos parámetros equivocados alineándolos conforme a la palabra de Dios.

Los frutos es la evidencia del cambio en nuestras vidas, la palabra nos enseña dos clases de frutos (Gálatas 5:19-23). Los frutos de la carne y Los frutos del Espíritu. Solo Cristo a través de su sacrificio en la cruz quiebra este ciclo de pecado y muerte, de una vez y para siempre, para que ya no andemos conforme al mundo y sus deseos. Sino que seamos transformadas conforme a la imagen y semejanza de Cristo.

Sabiendo que nuestras raíces no están en el pecado, ni en las obras de la carne, sino en el Espíritu de Dios dando frutos dignos de arrepentimiento (Mateo 3:7-8). Si en nuestras vida se ha producido un verdadero arrepentimiento es porque hemos renunciado totalmente al pecado. Hemos abandonado el camino de la perdición y hemos renunciado a las obras de las tinieblas.

b) Renovaos en el Espíritu de vuestra mente: (Romanos 12:2):

El arrepentimiento es el primer paso para la renovación de nuestra mente. Conocer la verdad que es la palabra de Dios es lo que nos hará libre de todo pecado si es que la palabra de Dios la ponemos por obra en nuestras vidas.

La palabra de Dios unida al Espíritu Santo alinea nuestros pensamientos a la voluntad de Dios “Cambia tu forma de pensar y cambiará tu forma de vivir.» Si estamos en Cristo NO debemos permitir que el mundo en que vivimos afecte nuestra mente y nuestros actos.

El enemigo de nuestra alma siempre buscará tentarnos en todas nuestras debilidades, pero está en nosotras revestirnos de Dios y crear fortalezas en nuestra mente con la palabra de Dios para resistir al enemigo y las tentaciones, sometiendo todos nuestros pensamientos a la obediencia de Cristo (2° Corintios 10:3-5).

Anuncios

Vida Nueva 

Vida nueva o nuevo hombre: Debemos revestirnos del nuevo hombre que ha sido creado según Dios en la justicia y la santidad de la verdad conformado a la imagen de Jesús para glorificar a Dios en nuestras propias vidas.

En el corazón del nuevo hombre está la ley del Espíritu de vida. Esta ley es la que ha destruido el pecado y a la muerte de nuestras vidas, y nos hace una nueva criatura en Cristo. Ya no inclinadas al pecado sino a la justicia de Dios en la medida que andemos en el Espíritu, y los frutos del Espíritu serán notorios en nosotras.

Dios nos ha dado libre albedrío, nos ha dado derecho y responsabilidad para poder escoger andar en la carne, y en los caminos del mundo o andar en el Espíritu, bajo la guía y la voluntad de Dios. Usted elige a quién servir, y esos serán los frutos que usted dará.

Conclusión 

Muchas veces el hombre dice “la carne es débil” y sucumbe a los deseos de Satanás cayendo ante cualquier tentación dándole libertad a la carne. Pero si es una hija de Dios, llena del Espíritu Santo, piensa y actúa conforme a la palabra de Dios. Piensa y actúa conforme a la palabra que está en su corazón, y se aparta de todo pecado.

Allí actúa: La voluntad, el conocimiento de la palabra de Dios, el Espíritu Santo, el temor y obediencia a Dios. Con estas armas, toda Hija de Dios vence cada día al pecado y a las tentaciones permitiendo que el Espíritu Santo santifique su vida creando una nueva vida, una nueva mujer en la que las vestiduras con las que fue revestida serán blancas y resplandecientes hasta la venida de nuestro Señor Jesucristo (Efesios 5:26-27).

© Elena Torres. Todos los derechos reservados.

Predicas Biblicas.. Mensajes Cristianos

Acerca de Elena Torres

Fiel servidora del Señor. Aunque no soy pastora, me gusta compartir lo que el Señor pone en mi corazón con mis hermanas en Cristo. Espero que estos mensajes te sirvan de bendición,

Ver también

Estudios Biblicos y Predicas Cristianas.. Caminando en las aguas

Caminando en las aguas

Predicas Cristianas Escritas..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *