Inicio / Mensajes Cristianos / Te estaba esperando

Te estaba esperando

Mensajes Cristianos

El Señor nos invita de diferentes formas y medios para que conozcamos sobre su promesa de salvación. Es nuestra decisión en aceptarla o no,  porque nos dio el libre albedrío. Pueden existir excusas para no asistir, pero muchos se perderán el banquete de bendiciones que tiene preparado para nosotros.

El Señor cuando realiza la invitación no mira tus pecados, ni tu condición física o social. Solo quiere que lo conozcas.

En la palabra de Dios en (Mateo 22 1:14) Jesús habla en parábolas y compara El Reino de los cielos con un banquete de bodas que preparo  El Rey (Dios) para su hijo (Jesús).

Prepara una comida exquisita (Es aceptar a Jesús como su hijo y salvador), envía a sus siervos (Hijos de Dios) para que llamen a los invitados  y estos no aceptan, hace un llamado una vez más a todo su pueblo sean buenos o malos y se llena el  salón de bodas.

Anuncios

Algunos de los que asistieron no traían el traje de boda (No tenían un corazón dispuesto) y fueron expulsados “Porque muchos son los invitados, pero pocos los escogidos”.

Dios es misericordioso e insiste las veces que sea necesario, porque hará todo lo posible para recuperar a su oveja perdida hasta encontrarla (Lucas 15:4)  para que conozcamos su reino y no excluye a nadie.

Cuando aceptamos asistir por fe, habrá celebración en el cielo, así lo manifestó  Jesús:

  • “Así es también en el cielo: habrá más alegría por un solo pecador que se arrepienta, que por noventa y nueve justos que no necesiten arrepentirse” (Lucas 15:7)
  • “Así se alegra Dios con sus ángeles por un pecador que se arrepiente” (Lucas 15:10)
  • “Pero teníamos que hacer una fiesta y alegrarnos, porque este hermano  tuyo estaba muerto, pero ahora ha vuelto a la vida; se había perdido, pero ya lo hemos encontrado”. (Lucas 15:32).

Nuestro Padre nos ama, como sus hijos “hemos sido lavados de nuestros pecados y justificados en el nombre del Señor Jesucristo  y por El Espíritu de nuestro Dios”. (1 Corintios 6:11).

Ya eres libre para obedecerlo, conocerlo y fortalecerte en Él.  Él no se acordara nunca más de tus pecados (Isaías 43:25), porque te haz arrepentido de todo lo que hayas hecho, empezaras a dejar conductas que hacen parte de tu vieja naturaleza.

Eres un seguidor de Cristo, por ello adoptamos su conducta. Al vivir por el espíritu y no en la carne el Señor nos dará sabiduría, dominio propio, amor y paz para afrontar cada situación en la vida.

Nuestro juez natural es Dios, por ello no debemos juzgar, más bien estamos llamados a dar aliento y ayudar a los  demás.

Anuncios

Que tú forma de ser y tus obras hablen más que tus palabras y llegues a convertirte en un siervo fiel (Mateo 25:23). Vive en santidad y resiste al maligno para que se aleje de ti.

En cada momento de aflicción, dificultad, busca al Señor, ora porque siempre está disponible para escucharnos y guiarnos por medio del Espíritu.

Busca consejo solamente de personas sabias que por su fruto sepas que son confiables, sus años de experiencia son un tesoro y te ayudaran a entender la palabra de Dios.

Si vas a tomar la decisión de seguir a Jesús, no interesa la edad que tengas, mientras tengas vida nunca es tarde para recibirlo. Sabrás después de recibirlo quien es y será la decisión más importante de tu vida, porque solo Él te dará gozo y paz.

A veces podemos pensar que nuestros pecados son imperdonables, pero el Señor nos perdona, porque es lento para la ira y grande en amor (Números 14:18).

Asiste a una iglesia cristiana local o acompaña a tu oveja a que reciba el banquete que Dios le tiene preparado, nunca desmayes porque el Señor siempre te va acompañar porque mora en nosotros.

Anuncios

¡Dios los bendiga!

© Francisco Hernandez. Todos los derechos reservados.

Predicas Biblicas.. Reflexiones Cristianas

Acerca de Francisco Hernandez

Ver también

Mensajes Cristianos - Andad en el

¡Tu tiempo de seguirle!

Mensajes Cristianos - Parece que nosotros los seres humanos nos empeñamos en observar con mucho cuidado el andar que tienen los demás, cómo hablan, cómo se comportan ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *