Es de valientes el evangelio

Para dar testimonio de esa transformación hecha en nuestras vidas por el poder del Espíritu Santo, se necesitan ver los frutos en los redimidos por la sangre del cordero,  Gálatas 5:22-23  “Mas el fruto del Espíritu es amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe, mansedumbre, templanza; contra tales cosas no hay ley”.

Ser mansos y humildes  como Cristo lo fue y soportó el oprobio, el rechazo, el sufrimiento, el dolor, el abandono, los golpes y azotes por amor a nosotros, el buen testimonio en el creyente es un arma poderosa para ganar las almas para Cristo, preséntate delante de los hombres como un buen soldado de Jesucristo, un obrero aprobado que glorifica la palabra de Dios con sus palabras, hechos y acciones, (2 Timoteo 2:15).

Otro de los pasos a seguir de un valiente del reino de Dios “Es proclamar el evangelio” Dios te ha traído a su camino no solo para que tú seas salvo, sino que sean salvos todos aquellos a quienes anuncies las buenas nuevas de salvación, Marcos 16:15-16Y les dijo: Id por todo el mundo y predicad el evangelio a toda criatura. El que creyere y fuera bautizado, será salvo, más el que no creyere, será condenado”.

Te has preguntado alguna vez si no te hubiesen predicado el evangelio, cual sería tu condición, tu vida, y el camino de perdición que estarías transitando; muertos en vidas sin Dios y sin esperanza. Y si no hubiese quién anuncie el evangelio del Señor Jesucristo, como las almas conocerían la verdad que les llevaría a la salvación y vida eterna y cómo andarían en la verdad si nadie les enseña dicha verdad, Romanos 10:14 “¿Cómo, pues, invocarán a aquel en el cual no han creído? ¿Y cómo creerán en aquél de quién no han oído? ¿Y cómo oirán sin haber quién les predique?”.

Dios en su infinita sabiduría preparó hombres y mujeres para ser sus voceros aquí en la tierra, para que enseñen todo lo que él nos ha mandado en Su Palabra, para que nadie diga que no conocen la verdad; sino que todos anden en su verdad, en ésta verdad andamos y predicamos todos los que somos verdaderos hijos de Dios.

Y llegamos al final de este mensaje que es el “Amor”: Sin amor es imposible servir a Dios, porque el que ama a Dios sirve y vive en una entrega completa sirviendo al que le devolvió la vida, le perdonó sus pecados sufrió, murió y resucito para dar vida juntamente con Él, 1 Juan 4:8El que no ama, no ha conocido a Dios; porque Dios es amor”.

Dios es amor, y su perfecto amor a sido derramado en nuestros corazones a través de su Santo Espíritu. A Dios se le sirve por amor, sin quejas, ni cuestionamiento, Dios está esperando una decisión de tu corazón, muchos dicen: “Cuando Dios quiera Él me llamará al servicio, todavía no será mi tiempo, yo quiero servir pero no se si podré, todavía hay tiempo” Dijimos es de valientes el evangelio. Y Dios te dice: Desde que te llamé te estoy esperando sírveme. Yo soy quien te sostiene, quién te respalda, quién te prepara, quien te adiestra y capacita, quién te da las fuerzas para avanzar, quien gana tus batallas. Yo soy tu Dios y no hay otro fuera de mí. Yo te llamo para que me sirvas y mi gloria mostraré sobre tu vida.

Recordemos.

Es de valientes el evangelio, no solo debes creer, debes permanecer en su camino de salvación y luchar hasta conseguir la corona de vida que está guardada para ti. Pon tus ojos en Cristo y de Él no bajes la mirada para que tu objetivo de salvación no se pierda por los ataques del enemigo y las circunstancias adversas de la vida.

Debes dar testimonio de que Cristo vive en ti y tienes una nueva vida en Cristo Jesús. Dijimos que el buen testimonio en el creyente es un arma poderosa para ganar las almas para Cristo, no solo por ser ejemplo en la grey, sino ejemplo en aquellos que nos rodean para que glorifiquen a Dios a través de nuestra forma de vivir.

Debes proclamar las buenas nuevas de salvación, Dios nos llamó como mensajeros de amor y paz en este mundo de corrupción, no debemos callar, sino hablar de aquél que se entregó a si mismo por amor a nosotros para que todos conozcan la verdad y reciban la salvación y vida eterna.

Y por último hablamos del amor, ese amor sincero, verdadero, sin hipocresía, que sabe amar a Dios sin limitación, sin descanso, fervientemente, que ama las almas perdidas y su solo anhelo es que conozcan el camino de la salvación. Es verdaderamente para valientes el evangelio, solo para aquellos que aman a Cristo y por amor a Él se entregan a su servicio.

Hermano/a este es tu tiempo, tiempo de bendiciones, tiempo de gloria para tu vida, tiempo de respuestas contestadas, tiempo de avivamiento espiritual para tu vida, tiempo de poder y unción, no desperdicies la oportunidad que Dios te está dando. Solo cree y verás la gloria de Dios.

Redactado por Nora Coria.

© Predicas Biblicas… Todos los derechos reservados.

Predicas Biblicas.. Mensajes Cristianos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio