Inicio / Mensajes Cristianos / Viva fe, Fe viva

Viva fe, Fe viva

Mensajes Cristianos

Textos clave: Romanos 10:17, Hebreos 11:1-9.

Objetivo: Dar a conocer el significado de la Fe y lo que implica vivir por fe.

INTRODUCCIÓN

En este mundo podemos conseguir muchos fenomenos que no podemos ver pero ciertamente se pueden sentir, por ejemplo al ver un cercado metálico de protección que usan en algunas casas o locales, solo visualizamos un alambre, pero si por accidente llegamos a tocarlo seremos sorprendidos por un corrientazo. Del mismo modo encontramos el viento, el miedo, el amor, entre otros, no podemos verlo pero si lo sentimos, algo parecido a esto ocurre con la Fe.

Anuncios

Si yo les preguntara ¿Qué es la fe? ¿Qué me dirían?

DESARROLLO

La fe

La palabra de Dios nos señala en Hebreos 11:1, que “la fe es la certeza de lo que no se ve”, es decir, es confiar en que suceda algo pero sin saber como sucederá, solo esperamos en Dios teniendo esa certeza plena.

Esto no quiere decir que debemos sentarnos a esperar a que las cosas que anelamos sucedan sin ninguna acción por parte de nosotros, al contrario, nosotros cumplimos con nuestra parte, siendo fiel a Dios y obrando lo que este a nuestro alcance.

¿Cómo podemos obtener la fe?

En Romanos 10:17 encontramos que la fe se obtiene cuando oímos la palabra de Dios, cuando conocemos, escudriñamos y alimentamos nuestra mente y corazón con su palabra.

Anuncios

Podemos comparar este versículo a lo que requiere una persona para ser un profesional, ¿que requiere?, es necesario estudiar, sin el estudio esta persona no podrá cumplir su meta. Así mismo no adquiere el conocimiento pleno el primer día de estudio ni tampoco 5 años después, el conocimiento y crecimiento es a medida que estudias. Lo mismo ocurre con  la fe, a medida que mas nos alimentamos de la palabra de Dios, mayor sera nuestra fe.

No se necesitan muchas exigencias para obtener sabiduría de Dios (Juan 5:39). Escudriñad las escrituras, la verdad os hará libre (Juan 8:32). Primero la biblia y luego los demás libros.

La fe nos debe mover a obrar y a cumplir la voluntad del Señor.

El pueblo de Israel vivía los milagros y estaba en la presencia de Dios, sin embargo, es increíble que aún estando Dios con ellos pudieran murmurar, dudar y desobedecer sus mandatos. Muchas veces nosotros somos así, iguales a ellos, escuchamos la voz de Dios y no la obedecemos. La fe sin obras es muerta, no tiene vida, no es nada. La fe debe movernos a hacer la obra de Dios.

¿Qué es capaz de hacer la fe?

Imaginemos tener que mover un árbol grande, uno de los elementos indispensables para poder hacerlo es un hombre pero acompañado de una máquina con la cual luego de hacer un gran hueco se procede a mover el arbol.

Ahora meditemos en lo siguiente, se dice que si tuviéramos fe como un grano de mostaza podríamos mover montañas, esto es realmente asombroso e increíble, y mas aun cuando sabemos que no es un dicho coloquial sino una promesa que encontramos en Mateo 17:20.

Anuncios

Es así, la fe tiene poder, pero si la fe de nosotros no es capaz de movernos a nosotros mismos a hacer la obra de Dios, mucho menos vamos a mover montañas y mucho menos vamos a mover a los demás.

Si seguimos leyendo, en Mateo 17:21 encontraremos que la oración y el ayuno también son necesario para cultivar la fe, todo está enlazado entre sí. A medida que escudriñamos las escrituras conocemos mas de Dios y nos acercamos a Él.

Es por eso la insistencia en que oremos fervientemente a diario y en cualquier momento. La oración y el ayuno son necesarios para una fe genuina.

En Hechos 3:1 vemos como Pedro y Juan tenían por costumbre ir a orar al templo en una hora específica. Seguidamente en Hechos 3:2-10 encontramos un relato de como Pedro y Juan sanaron a un cojo quien les rogaba por una limosna, mas Pedro al afirmar que no tenían plata ni oro dijo: “En el nombre de Jesucristo de Nazaret, levántate y anda”.

Ese hombre fue sanado y el pueblo fue testigo de ese milagro, el pueblo sentía asombro y espanto por lo allí ocurrido y no es para menos, es realmente asombroso ver a una persona que lleva quizás años con una enfermedad “incurable”, sanarse de un momento a otro. La conexión de estos hombres con el Padre celestial realmente era de admirar, la fe tiene poder.

CONCLUSIÓN

Es tiempo de ser verdaderos e íntegros cristianos. Que tengamos una fe sólida, una fe que permita que Dios la utilice y pueda mover muchas personas a Dios.

Es tiempo de estar dispuestos a todo por Cristo, no debemos tener miedo, solo debemos confiar en sus promesas.

El mundo, las tragedias, las noticias del día a día anuncian que Cristo está muy cerca. Hoy es el momento de decidir si somos Cristianos de nombre o de verdadera convicción, la decisión es nuestra.

LLAMADO

Es tiempo de meditar en el versículo Habacuc 2:4, donde se señalan dos tipos de personas: aquellos que se creen autosuficientes o bien a aquellos que viven por fe ¿con cual grupo te identificas? O mejor aun ¿a qué grupo deseas pertenecer?

Estudia tu vida y decide que hacer, no tengas miedo, solo en Cristo podemos vencer cualquier obstáculo. Dios y tú conocen si estas viviendo una verdadera fe. Si es así sigue buscando a Dios para que perfeccione tu vida; si no es así arrepiéntete y comienza una nueva vida con el señor, ya sabes como hacerlo ¡El justo por la fe vivirá!

ORACIÓN FINAL

© Predicas Biblicas. Todos los derechos reservados.

Predicas Biblicas… Mensajes Cristianos

Acerca de Predicas Biblicas

Predicas Biblicas. Portal cristiano dedicado a evangelizar a las naciones a través de predicas cristianas, estudios biblicos, y mensajes cristianos. Para incluir tu material en nuestro portal, crea una cuenta, ingresa a ella, y comienza publicar sermones cristianos, bosquejos para predicar, y cualquier otro material cristiano que edifique el Cuerpo de Cristo.

Ver también

Bosquejos para Predicar - Importancia de la salvacion

¿Tu eres salvo?

Mensajes Cristianos Evangelicos; ¿Crees que eres salvo?; porque si tú no has recibido a Cristo en tu corazón, y has renacido en una nueva vida por el Espíritu...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *