Inicio / Mensajes Cristianos / ¿Casualidad? No lo creo

¿Casualidad? No lo creo

Mensajes Cristianos

Texto clave: Proverbios 16:33, Efesios 1:3:4, Romanos 8:28

Objetivo: Entender que la casualidad y la suerte no existen, Dios tiene un propósito para cada uno de nosotros.

INTRODUCCIÓN

“Mi amor tranquila confía en Dios”, eran las palabras que le decía a mi esposa antes de casarnos, pues ya teníamos todo listo para la boda y hasta los electrodomésticos para equipar nuestro hogar pero aún no teníamos el lugar, estaban muy caros los alquileres y comprar sería aún más costoso. Admito que también estaba preocupado pero confiaba en Dios, sabía que Él me ayudaría a solucionar esto.

Tres meses antes de la boda el suegro de mi hermano, Duberney, me llamo para decirme que su jefe le pidió cuidar una casa pero no solo de día sino también de noche, es decir, debía mudarse para allá y dormir allí, lo cual se le dificultaba cumplir pues él tenía un hogar y una familia que cuidar. Al oír esto me emocione, le dije: “¡Yo puedo cuidar esa casa!”.

Duberney programo una cita entre su jefe y yo para que me entrevistara. Ya en la entrevista y luego de varias preguntas venia la segunda prueba, pues le pregunté si podía vivir allí con mi esposa, obteniendo una respuesta afirmativa y no solo eso, además me dijo que recibiría una remuneración por cuidar el lugar. Mis amigos me dijeron que yo tenía mucha suerte, ¿Crees que esto haya ocurrido por simple casualidad?, no lo creo.

DESARROLLO

¿Suerte, casualidad o propósito?

Podemos definir casualidad como un conjunto de hechos o circunstancias que ocurren de manera tal que coinciden de una forma inesperada, a diferencia de la “suerte” que consiste en el resultado positivo de algún suceso que tiene poca probabilidad de ocurrir. Según las creencias de las personas, la suerte o la casualidad son atraídas por cuestiones de superstición, cosas de la vida o por voluntad de Dios. Por otro lado, cuando hablamos de propósito nos referimos a la intención firme que tenemos para cumplir una meta en relación con las acciones que hacemos para alcanzarla.

Como podemos ver estos términos parecieran relacionarse entre sí por lo cual podrían generar confusión, pero si leemos detalladamente los conceptos observamos las diferencias.

Dios y la suerte

Según la biblia el término de “suerte” viene desde tiempos antiguos, en Mateo 27:35 podemos ver como los soldados echaron suertes sobre las vestiduras de Jesús cuando estaba crucificado. En Ester 9:24 y Jonás 1:7 también se usa este término.

Ademas encontramos que los Hebreos y Cristianos en esos tiempos “echaron suertes”, a diferencia de los paganos, este método era empleado con la finalidad de que Dios mismo interviniera en la selección de dicho evento acorde a su divina voluntad (Proverbios 16:33), un ejemplo de esto lo encontramos en Hechos 1:26 donde los apóstoles luego de orar echaron suertes para elegir al discípulo que reemplazaría a Judas.

Estas situaciones ocurrían en casos muy específicos, sin embargo es importante resaltar que los apóstoles primero oraron, de forma tal que esperaban un resultado guiado meramente por Dios. El Señor a través de su palabra nos ha dejado sabios consejos y mandatos que solo con el estudio de la biblia podremos poner en práctica en nuestras vidas y así podremos discernir entre lo bueno y lo malo sin necesidad de recurrir a la suerte o el azar.

Propósito de Dios

Dios nos escogió antes de la fundación del mundo (Efesios 1:3-4), nos conoce desde antes de formarnos en el vientre (Jeremías 1:5), por lo cual ni tu ni yo estamos en este mundo por simple casualidad, Dios tiene un propósito para cada uno de nosotros y la única forma de saberlo o descubrirlo es teniendo una relación estrecha con Él, estudiando la biblia y teniendo una conversación diaria con Él a través de la oración.

Cuando las personas no creen en Dios, todo lo que ocurre a su alrededor lo relacionan con simple suerte o casualidad, sin embargo, al leer las sagradas escrituras encontramos diversas historias en cuales el poder de Dios se manifiesta de forma extraordinaria, Él usa las buenas y malas acciones, considerando el libre albedrío de las personas encaminando todo para llevar a cabo su santa voluntad.

Aún como cristianos cuando atravesamos por pruebas fuertes que no comprendemos, luego de afrontarla entendemos que todo sucede por alguna razón. Dios siempre tiene un propósito para nosotros y nada es impedimento para Él, un ejemplo bíblico lo vemos Génesis 50:20, cuando José responde a sus hermanos por los malos actos que cometieron contra él y de como Dios encamino todo para bien y para librar de la muerte a mucho pueblo.

CONCLUSIÓN

Dios tiene el control absoluto en nuestras vidas, sin embargo nos dio la libertad de obrar según nuestra voluntad, es decir somos de libre albedrío. Aunque Él tiene el poder para que ocurra o no ocurra algún hecho, debemos ser conscientes que todo acto trae consigo una consecuencia y es aquí donde Dios puede intervenir o no acorde a su voluntad.

En Romanos 8:28, Pablo nos dice: “Todos los que aman al Señor todas las cosas le ayudan bien, a los que conforme a su propósito son llamados”, por lo tanto no importa si en tu vida las cosas no están marchando como lo esperabas, solo debes confiar en Dios, no es cuestión de suerte o casualidad, Dios tiene un propósito para ti, búscalo y solo así lo descubrirás.

LLAMADO

Hoy te invito a reconocer que nuestro padre cuida de nosotros en cualquier circunstancia y aún sin que le pidamos protección él siempre está allí para cuidar de nosotros, solo espera que le busquemos.

Nada en este mundo ocurre por casualidad y tú no eres la excepción, si estás atravesando por alguna situación difícil, acabas de superarla o simplemente “todo marcha bien en tu vida”, pregúntale a Dios por qué permite dichas circunstancias, Dios tiene un propósito para ti ¿Estás dispuesto a descubrirlo?

Redactado por: Samuel Garcia.

© Predicas Biblicas. Todos los derechos reservados.

Predicas Biblicas… Mensajes Cristianos

Acerca de Samuel García

Nacido en el evangelio, hijo de madre soltera, soy el mayor de tres hermanos. Líder juvenil en mi iglesia, me gusta predicar, me encanta la música cristiana, por lo cual pertenezco a un grupo musical. Estoy felizmente casado con una esposa maravillosa. Soy profesional (Ing. Civil). Actualmente vivo en Caracas, Venezuela. Con disposición de seguir la voluntad y la dirección de Dios, soy bendecido por Él grandemente.

Ver también

Mensajes Cristianos.. Mujer Alfarera

Mensajes Cristianos.. Mujer Alfarera

Mensajes Cristianos para Mujeres; hoy quiero hablarles como ser una mujer alfarera. Eres una mujer formadora de almas, lo que tú siembras en el corazón de...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *