Algo nuevo

Mensajes Cristianos

Termina un año y viene algo nuevo, finalizan algunas etapas y comienzan otras nuevas,  y debemos poner nuestros anhelos en lo que viene; es bueno hacer una reflexión sobre lo que hicimos por el Señor y de los planes que pensamos llevar adelante, sobre todo respecto de la evangelización que el Señor nos encomendara.

Leamos la Palabra de Dios en Éxodo 4:8 “Si aconteciere que no te creyeren ni obedecieren a la voz de la primera señal, creerán a la voz de la postrera”.

Cada uno de nosotros deberíamos hacer un recuento de lo que hicimos por el Señor, una crítica constructiva para establecer cuál ha sido nuestra relación y comportamiento con el Señor en este año que termina.

Anuncios

El ocho habla del comienzo de algo nuevo, y siempre es bueno hacer una valoración de lo que hemos hecho en el periodo que termina, no para sentirnos mal por lo que no hicimos, sino para trazarnos un plan a cumplir en el año próximo donde concretemos lo que nos faltó, y podamos cumplir con lo que el Señor nos plantea en sus propósitos.

Puede que en este año que pasó muchos no pusieron manos a la obra con sus ministerios o en las tareas que el Señor deseaba por su propia incredulidad lo que hizo que no escucharan la voz del Señor, o si ha escucharon no la convirtieron en acción para su vida haciendo que se cumplan los propósitos de Dios; es por esto que el Señor nos dice ahora: “Escucha, pueblo mío, mi ley; Inclinad vuestro oído a las palabras de mi boca” Salmo 78:1.

Si en este año que termina no has prestado atención a lo que el Señor te ha hablado, es tiempo de reflexionar y cambiar, entregándote a la obra y haciendo su perfecta voluntad, es el tiempo en que debemos prestar atención a las señales que se manifiestan a nuestro alrededor.

Puede ser que hayas dejado muchas expectativas, muchos planes que no se han realizado por distintos motivos, pero que la realidad nos dice que el único motivo que existió para no llevarlos a cabo fue el no escuchar la voz del Señor, o el no obedecerla cuando pretendía guiarte por el camino correcto.

Deberíamos reflexionar si en este año que termina y en el que pusiste muchas expectativas, a pesar de haber escuchado la voz de Dios no creíste en ella y desobedeciendo a causa de tu propia incredulidad te dejaste llevar por aquellos que endulzaron tus oídos con palabras vanas y con el solo fin de sacarte del propósito que el Señor tiene contigo.

Si esto es lo que te ha sucedido:

Anuncios

«también debes saber esto: que en los postreros días vendrán tiempos peligrosos. Porque habrá hombres amadores de sí mismos, avaros, vanagloriosos, soberbios, blasfemos, desobedientes a los padres, ingratos, impíos, sin afecto natural, implacables, calumniadores, intemperantes, crueles, aborrecedores de lo bueno, traidores, impetuosos, infatuados, amadores de los deleites más que de Dios, que tendrán apariencia de piedad, pero negarán la eficacia de ella; a éstos evita” 2 Timoteo 3:1-5.

Evita todo aquello que pretenda sacarte del propósito de Dios, solo escucha la voz del Señor y ten la seguridad que Él no te defraudará:

“por lo cual, queriendo Dios mostrar más abundantemente a los herederos de la promesa la inmutabilidad de su consejo, interpuso juramento; para que por dos cosas inmutables, en las cuales es imposible que Dios mienta, tengamos un fortísimo consuelo los que hemos acudido para asirnos de la esperanza puesta delante de nosotros” Hebreos 6:17-18

Es el momento de establecer su voluntad en nuestro corazón sabiendo que “Dios no es hombre, para que mienta, Ni hijo de hombre para que se arrepienta. Él dijo, ¿y no hará? Habló, ¿y no lo ejecutará?” Números 23:19; es el momento de establecer en nuestro corazón todas aquellas cosas que Él nos hablara para que en el año que comienza se puedan concretar.

Comienza un año, el Señor nos decía al leer su Palabra que “si aconteciere que no te creyeren ni obedecieren a la voz de la primera señal, creerán a la voz de la postrera”, de manera que esta es una nueva oportunidad para confiar en Él, para proyectar con Él.

Anuncios

Comienza un nuevo año para elaborar planes con nuestros ministerios, para trabajar en la obra de evangelización que el Señor nos encomendara, una nueva oportunidad para servir en la obra de Dios.

Hagamos de este nuevo comienzo, un comienzo en nuestra vida espiritual, demos efectivamente un nuevo comienzo a nuestra vida de servicio y amor a Dios dejando de lado lo que no cumplimos para poner nuestra mirada en ese futuro que tenemos frente nuestro, como Pablo digamos:

“Olvidando ciertamente lo que queda atrás, y extendiéndome a lo que está delante, prosigo a la meta, al premio del supremo llamamiento de Dios en Cristo Jesús” Filipenses 3:13-14

“por tanto, dejando ya los rudimentos de la doctrina de Cristo, vamos adelante a la perfección; no echando otra vez el fundamento del arrepentimiento de obras muertas, de la fe en Dios” Hebreos 6:1.

Tengamos en este año un verdadero nuevo comienzo, pleno de la voluntad de Dios en nuestras vidas, como el salmista digámosle al Señor: “Mírame, y ten misericordia de mí; Da tu poder a tu siervo, Y guarda al hijo de tu sierva. Haz conmigo señal para bien, Y véanla los que me aborrecen, y sean avergonzados; Porque tú, Jehová, me ayudaste” Salmo 86:16-17

Anuncios

Digámoselo para que al final de este año que comienza no nos encontremos en la misma situación que hoy, donde planificamos mucho pero realizamos poco para la obra de Dios; donde nos habló mucho el Señor de sus propósitos, pero poco hicimos para llevarlos adelante y concretarlos; digámoselo para que al finalizar este año podamos ver realizado nuestro ministerio en el Señor.

Año nuevo, 2019, un nuevo comienzo para cada uno de nosotros; no sabemos qué tiene planificado el Señor para este año, pero sabemos que sea lo que sea será lo mejor para nosotros, Efesios 3:20, es por esto que no debemos equivocarnos más y ver esa nueva señal que nos presenta para quitar la incredulidad y escuchar la voz de Dios que nos dice: “Guarda y escucha todas estas palabras que yo te mando, para que haciendo lo bueno y lo recto ante los ojos de Jehová tu Dios, te vaya bien a ti y a tus hijos después de ti para siempre” Deuteronomio 12:28.

Aprendamos a escuchar esa voz que pretende guiarnos para que cada uno de nosotros tengamos un feliz y bendecido 2019, pleno de realizaciones en Cristo, con ministerios desarrollados, con servicios brindados a Dios, con fidelidad, con obediencia a Él y a su Palabra, pero por sobre todas las cosas, ¡¡¡¡CON MUCHO AMOR!!!!!!!.

© Luis Coria. Todos los derechos reservados

Predicas Biblicas.. Mensajes Cristianos

Acerca de Luis Alberto Coria

Mi nombre es Luis Alberto Coria, estoy casado con Nora Griselda Correa y tenemos cuatro hijos. Soy un fiel seguidor de la palabra de Dios.

Ver también

Mensajes Cristianos.. Jesús manantial de vida

Jesús manantial de vida

Mensajes Cristianos..Toda felicidad que no tiene su fundamento en Cristo es momentánea dejando tras de si un sabor amargo y un gran vacío en la vida...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *