Inicio / Mensajes Cristianos / Dios es tú sanador

Dios es tú sanador

Mensajes Cristianos

Recordemos por un momento el mensaje anterior y reflexionemos sobre lo que Dios quiere hacer en cada uno de sus hijos: Dios comenzó a sanar tu corazón destruido por las afrentas, humillaciones, vergüenzas, destrucción física y psíquica que alguien; quizás el ser más amado o más cercano o no, solo tú conoces quién pudo dañarte de tal forma que Dios aún sigue trabajando en tu corazón, en tu alma y en tu mente para completar la liberación necesaria para que tu vida sea nueva completamente, 2 Corintios 7:1Así que, amados, puesto que tenemos tales promesas, limpiémonos de toda contaminación de carne y de espíritu, perfeccionando la santidad en el amor de Dios”.

Recordemos que en el mensaje anterior, hablábamos que por sí mismo es imposible perdonar, si no fuera por el Poder de Dios a través de su Santo Espíritu, Su Santa Palabra y sobre todo, tomar la única y perfecta decisión en el corazón de pedir a Dios ayuda para perdonar y ser perdonados sanados y bendecidos por la obediencia a su perfecta voluntad.

Esto decíamos: Tu puedes, Sí, Tú puedes! Amar, Amar, Amar, Perdonar, Perdonar, Perdonar, ¡Cuantas veces? ¡SIEMPRE! ¿CÓMO? Si decimos tener a Cristo en nuestro corazón, Todo lo podemos en Cristo que nos fortalece (Filipenses 4:13).

Si decimos amar a Dios, amaremos a los que nos aborrecen, (Mateo 5: 46).

Si decimos que Dios nos perdonó, también debemos perdonar para que Dios nos perdone, (Mateo 6:14). Amar y perdonar es una decisión del corazón, cada uno elige, si somos sus verdaderos hijos en Cristo Jesús, podemos, claro que podemos, si estamos hechos a su imagen y semejanza, no hay nada que sea difícil para sus hijos si estamos en la perfecta y agradable voluntad de Dios.

Dios se ha propuesto hacer una sanidad integral en tu vida: Alma, Cuerpo y Espíritu; el Señor comenzó con tu corazón, sanando tus tristezas, dolores, heridas y llagas que los sufrimientos habían marcado tu corazón y hoy en este día quiere comenzar a sanar tu mente, sanar tu pasado, tus malos recuerdos, cuando tu alma, tu corazón y tu mente están sano por el poder del Espíritu, con seguridad también tu cuerpo será sano y tus dolencias desaparecerá de tu cuerpo, todo tu ser estará sano y en armonía, 3 Juan 1:2Amado, yo deseo que tú seas prosperado en todas las cosas, y que tengas salud, así como prospera tu alma”.

Tu vida quizás fue muy dura y era como natural sufrir o sentirte menospreciada, humillada; aprendiste quizás a llevar a cuesta tus dolores, y el enemigo te susurraba al oído que ese era tu destino, que nunca podrías ser feliz, que no esperes ser amado, honrada, respetada, sentiste muchas veces sin motivo y sin razón tu vida, pero seguiste adelante porque una fuerza interior levantaba tus brazos, y una voz maravillosa hablaba a tu corazón:

Isaías 43: 1-3No temas, porque yo te redimí; te puse nombre, mío eres tú. Cuando pases por las aguas yo estaré contigo; y si por los ríos, no te anegarán. Cuando pases por el fuego no te quemarás, ni la llama arderá en ti. Porque yo Jehová, Dios tuyo, el Santo de Israel, soy tu salvador…….” Estas y muchas dulces palabras dichas por la boca de tu amadísimo Señor y Dios, Jehová de los ejércitos; eran las que te sostenían cada día para vivir y ser feliz, pero aún tu felicidad no era completa y es por esta causa que Dios en este tiempo quiere enseñarte a vivir una vida plena de felicidad, de amor, de paz, no la paz que da el mundo, sino la paz que proviene de Jesús (Juan 14:27).

Dios quiere hablar hoy a tu corazón ya sano, limpio, santificado, purificado, para seguir enseñándote y corrigiendo para completar la sanidad integral en tu vida; Él tratará en este día, como sanar tus recuerdos, esos recuerdos que por momentos pueden seguir aflorando en tu mente y pueden estorbar en tu nueva vida, esa vida plena que Dios quiere hacerte vivir.

Leamos en este día la palabra en:.

Jeremías 31: 11-12Porque Jehová redimió a Jacob, lo redimió de la mano del más fuerte que él. Y vendrán con gritos de gozo en lo alto de Sion, y correrán al bien de Jehová, al pan, al vino, al aceite y al ganado de las ovejas y de las vacas; y su alma será como huerto de riego, y nunca más tendrán dolor”.

Sabemos fehacientemente que los propósitos del Amor de Dios para su pueblo escogido, es desde la eternidad,  hasta la eternidad, que Su Amor es infinito, ilimitado, inagotable e incomparable.

Jesús compro tu vida a precio de sangre, y sin darte cuenta todavía estabas presa del enemigo, en tu corazón, en tu mente y en tu cuerpo, aún no podías obtener la libertad completa para vivir en esa vida plena y maravillosa que Cristo te regaló allí en la cruz del calvario, allí Él te redimió de la mano del más fuerte, el enemigo de tu alma.

El más fuerte que el enemigo es Tu Dios que vive en ti, quién con su poder te recobró, es a Él a quién tú le perteneces y es quién te librará cada día de caer en las manos del enemigo; Isaías 54.17Ningún arma forjada contra ti prosperará, y condenarás toda lengua que se levante contra ti en juicio. Esta es la herencia de los siervos de Jehová, y su salvación de mí vendrá, dijo Jehová”.

Dios cubrió y perdonó todos tus pecados y lo hecho sobre sus espaldas, lo hecho en las profundidades del mar, ¿Porque tú no podrás hacer lo mismo con tu pasado, con todo aquello que aflora en tu mente? Amado la sangre de tus heridas mancharon tu corazón tu alma y tu mente pero Dios es jabón de lavadores, Él es quién limpia tus manchas, el te dice: Isaías 1:18Si tus pecados fueren como la grana, como la nieve serán emblanquecidos; si fueren rojos como el carmesí, vendrán  a ser blancos como la blanca lana”.

Dios limpió toda tu vida, de todos tus pecados

Ahora tú tienes que entregarle completamente en las manos de Dios tu pasado de dolor, para que Él pueda tomarlos y cubrirlos como cubrió tus pecados., Si en este día tu no te resistes y le entregas tu pasado y tus malos recuerdos a Él, tú verás como Dios los transformará en grandes y maravillosas bendiciones para tu vida.

Hoy tienes que cerrar definitivamente las puertas de tu pasado y todos los malos recuerdos se disiparán y nunca más le abrirás las puertas a tu pasado, nunca más permitirás que el enemigo se enseñoree sobre tu vida, nunca más te sentirás menospreciada, humillada, Dios no compra basura, cuando él te escogió te miró como algo excelente, te miró como algo tan precioso que con dinero no lo podía comprar, sino con su propia vida, derramando su sangre preciosa te obtuvo, eres suya, solo le perteneces a Él, ¡Gloria a Dios! ¿Te parece poco lo que Él hizo por ti? .

2 Corintios 4:10-11Llevando en el cuerpo siempre por todas partes la muerte de Jesús, para que también la vida de Jesús se manifieste en nuestros cuerpos. Porque nosotros que vivimos, siempre estamos entregados a muerte por causa de Jesús, para que también la vida de Jesús se manifieste en nuestros cuerpos”.

En esta sanidad y libertad que Dios ha traído en este día sobre tu vida, en tu alma, en tu corazón, en tu mente, en tu cuerpo y en tu espíritu, vendrán la abundancia de bendiciones que sobrepasarán tu entendimiento y tus razones, vivirás en pleno gozo y felicidad y Dios se glorificará sobre tu vida, habrá un nuevo amanecer para ti, un cántico en tu corazón y te deleitarás en todo el bien de Jehová que te alcanzará, Vers. 12 Y su alma será como huerto de riego, y nunca más tendrán dolor. Amado, tu vida será como huerto regado por las corrientes del Espíritu de Dios, lleno de gracia y poder; “Porque las fuentes de las aguas del Espíritu de Dios, serán quebradas y derramadas sobre tu vida”.

Recuerda que Dios es quién te escogió, quién sustenta tu vida con su Santa palabra y el poder de Su Espíritu, es Dios mismo quién te libro del enemigo y quién te guardará para salvación y vida eterna; es tiempo de disfrutar en tu vida, la paz, el amor, el gozo desde este día y para siempre; tienes un presente precioso y un futuro glorioso por vivir, en Cristo Jesús.

¡VAMOS, ADELANTE!.

Que todas las lágrimas que derramaste a los pies del Señor sean devueltas en tu vida en grandes y maravillosas bendiciones. Que Dios satisfaga los más grandes anhelos y deseos de tu corazón, .

Salmo 37.4Deléitate así mismo en Jehová. Y el concederá las peticiones de tu corazón

© Luis Coria. Todos los derechos reservados.

Predicas Biblicas… Mensajes Cristianos

Acerca de Luis Alberto Coria

Mi nombre es Luis Alberto Coria, estoy casado con Nora Griselda Correa y tenemos cuatro hijos. Soy un fiel seguidor de la palabra de Dios.

Ver también

El cazador derrotado.. Mensajes Cristianos

El cazador derrotado

Mensajes Cristianos; Hoy veremos una pequeña reseña de cómo el enemigo usa muchas de las armas y artimañas que el cazador usa para atrapar sus presas; debemos..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *