Inicio / Mensajes Cristianos / El andar del Creyente

El andar del Creyente

Mensajes Cristianos

Gálatas 5:16-17

Cada institución Pública y privada posee un vestuario (Uniforme) y toda persona contratada debe usarla como reglamento. De igual manera en la vida cristiana, Dios ha provisto a cada creyente un vestuario que lo identifica del resto, un vestuario que diariamente el creyente lo debe llevar. El apóstol Pablo le da recomendaciones especiales a la iglesia de los gálatas con referencia de su uniforme diario, les habla sobre el andar del creyente.

La primera recomendación de Pablo es: El andar del creyente en el espíritu o sea bajo la dirección del espíritu, guiado por el espíritu.

Pablo divide a la gente en dos categorías: los que son de la carne y los que son del espíritu, todos estuviéramos en la primera categoría si Jesús no nos hubiera rescatado.

Anuncios

Romanos 8:14 “Porque todos los que son guiados por el Espíritu de Dios, éstos son hijos de Dios“.

Tiene que ver una distinción en cuanto al creyente al resto del mundo.

Gálatas 5:24 “Pero los que son de Cristo han crucificado la carne con sus pasiones y deseos. Los que son guiados por el Espíritu Santo no andan conforme a la carne“.

El ser humano tiene deseos frecuentes, deseos en su interior, deseos buenos y deseos malos, los que están bajo el dominio del Espíritu Santo, piensan en lo del espíritu. ¿Y cuál es ese pensamiento?

Filipenses 4:8Por lo demás, hermanos, todo lo que es verdadero, todo lo honesto, todo lo justo, todo lo puro, todo lo amable, todo lo que es de buen nombre; si hay virtud alguna, si algo digno de alabanza, en esto pensad“.

Lo que dejamos entrar en nuestras mentes determina lo que expresamos con las palabras y acciones.  Quiere decir que el verdadero creyente guiado por el Espíritu Santo, ni siquiera por su mente debe pasar algún deseo de la carne.

Efesios 5:3 “Pero fornicación y toda inmundicia, o avaricia, ni aun se nombre entre vosotros, como conviene a santos”.

Nuestro hablar con los demás debería ser un hablar santo, sin decir más o menos. Porque el deseo de la carne es contra el Espíritu. Cuando caminamos en el Espíritu, arrancamos de raíz los deseos de la carne, cuando la persona es guiada por el espíritu sobreabunda el fruto del espíritu.

Anuncios

Gálatas 5:22-23 “Mas el fruto del Espíritu es amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe, mansedumbre, templanza; contra tales cosas no hay ley“.

No se puede tener 7 frutos y los otros no. El creyente de por si no puede hacer que estos frutos abunden sin ayuda del espíritu, porque el ser humano es malo por naturaleza, solo el Espíritu Santo en la vida de la persona puede cambiar su manera de ser y pensar.

Cuando el creyente es guiado por el espíritu es diferente a los demás.

Mateo 7:20 “Así que, por sus frutos los conoceréis“. Y los frutos del creyente son la evidencia de que el espíritu está trabajando en él. No es que usted y yo nunca cometamos errores, sino es la insistencia en cometerlos. No quiere cambiar.

Cuando la persona no quiere ser guiada por el espíritu entonces se convierte persona guiada por la carne Romanos 8:8y los que viven según la carne no pueden agradar a Dios“. Y porque no s puede agradar a Dios en la carne Romanos 8:7 “Por cuanto los designios de la carne son enemistad contra Dios; porque no se sujetan a la ley de Dios, ni tampoco pueden“.

Y los deseos de la carne son:

Gálatas 5:19-21 Y manifiestas son las obras de la carne, que son: adulterio, fornicación, inmundicia, lascivia, 20 idolatría, hechicerías, enemistades, pleitos, celos, iras, contiendas, disensiones, herejías, 21 envidias, homicidios, borracheras, orgías, y cosas semejantes a estas; acerca de las cuales os amonesto, como ya os lo he dicho antes, que los que practican tales cosas no heredarán el reino de Dios“.

Anuncios

Todas estas cosas están en nosotros son producto de la carne, y como tal, todas estas manifestaciones pelean contra el espíritu cada día, quieren revelarse (porque el deseo de la carne es contra el Espíritu).

Si alimentamos más la carne entonces todas estas cosas que viven dentro de nosotros salen a relucir. Por eso es que el creyente tiene esta lucha a diario con la carne (y el del Espíritu es contra la carne) cuando la persona se somete a Dios e intenta cambiar la carne le resiste (y éstos se oponen entre sí, para que no hagáis lo que quisiereis.)

La persona espiritual quiere cambiar, pero el hombre carnal no quiere, la carne no le gusta ser mortificada con las cosas celestiales, no quiere orar, ayunar, ni leer la palabra, en cambio el espíritu si lo desea, pero si nos dejamos ganar por los deseos de la carne, entonces ella gana la batalla, el ser espiritual se duerme y muere y gana el ser carnal, y entonces donde produce tal manifestaciones carnales.

Marcos 7:15 “Nada hay fuera del hombre que entre en él, que le pueda contaminar; pero lo que sale de él, eso es lo que contamina al hombre“. Si estamos bajo la dirección del espíritu lo que saldrá de nuestro interior será bueno, pero si estamos bajo el dominio de la carne. Créame hermano que es nada bueno Marcos 7:20-23Pero decía, que lo que del hombre sale, eso contamina al hombre. Porque de dentro, del corazón de los hombres, salen los malos pensamientos, los adulterios, las fornicaciones, los homicidios, los hurtos, las avaricias, las maldades, el engaño, la lascivia, la envidia, la maledicencia, la soberbia, la insensatez“. Todas estas maldades de dentro salen, y contaminan al hombre. Todo esto vive dentro de nosotros. No se asombre, lo único que hace que esto sea sepultado es llevar una vida llena y guiada por el espíritu. No hay otra forma.

Conclusión

No somos capaces de cambiar por nosotros mismos, sin la ayuda del espíritu no se puede, Juan 14:26 “Mas el Consolador, el Espíritu Santo, a quien el Padre enviará en mi nombre, él os enseñará todas las cosas, y os recordará todo lo que yo os he dicho“.

Para conseguir la victoria sobre la carne, uno debe colocarse bajo la dirección del Espíritu. Luego el espíritu asume la dirección y dirige el hijo de Dios hasta la plenitud de la vida en nuestro Señor.

© Juan Carlos Jimenez. Todos los derechos reservados.

Predicas Biblicas.. Mensajes Cristianos

Acerca de Juan Carlos Jimenez

Servidor de Jesucristo por su gracia.

Ver también

Devocionales Cristianos - Un prisma llamado confianza

Un prisma llamado confianza

Mensajes Cristianos - Confiar es una característica de la fe. Por lo tanto, es sentir y creer que podemos depositar en Dios lo que consideremos valioso de nuestras vidas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *