Inicio / Mensajes Cristianos / El poder de la fe

El poder de la fe

Mensajes Cristianos

Mensajes Cristianos – Texto Biblico: Mateo 21:21-22 Respondiendo Jesús, les dijo: De cierto os digo, si tuviereis fe, y no dudareis, no solo haréis esto de la higuera, sino que si a este monte dijereis: Quítate y échate en el mar, será hecho. Y todo lo que pidiereis en oración, creyendo, lo recibiréis”.

En estos tiempos tan difíciles en que estamos viviendo mantener un lenguaje de fe. Nos cuesta sobre manera, cuando queremos poner en acción el poder de la fe, vivir y actuar en ese poder.

La mayoría de los hijos de Dios conocemos las promesas de Dios, ¿quién no recibió una promesa de parte de Dios para sus vidas? Y también hablamos de ellas. Pero no todos andamos por fe, ni conocemos el poder de la fe. Todos sabemos que para nuestro Dios nada es imposible, que lo que el Señor promete Él lo cumple:

Ezequiel 12:28Así ha dicho Jehová el Señor: No se tardará más ninguna de mis palabras, sino la palabra que yo hable se cumplirá , dice Jehová el Señor

Anuncios

Pero no somos todos los que accionamos el poder de la fe a través de la palabra y la ejercitamos día tras día a pesar de todas las circunstancias adversas que vengan en contra de las promesas que Dios nos ha dado.

Los mensajes cristianos nos enseñan que Dios en su infinito amor y entrega total por su pueblo derramó todo su poder en nosotros. Todos sus hijos podemos tener la certeza en nuestro corazón que todo lo que la boca de Dios a pronunciado es una realidad. De modo que el único medio para recibir sus promesas es ejercitando la fe. La fe se ejercita (vers. 22) orando creyendo en el corazón que todo lo que pidan en el nombre de Jesús será hecho para la Gloria de su nombre.

El poder de la fe actúa cuando sus hijos aprenden a confiar solamente en Dios y en cada una de sus promesas.

Los mensajes cristianos nos enseñan que la fe es dejar de confiar en nosotros mismos, es dejar de confiar en nuestros pensamientos, en nuestras fuerzas, nuestros recursos y habilidades.

Los verdaderos hijos de la fe son los que creemos sin ver, son los que esperamos en las promesas y no desesperamos, son los que confiamos verdaderamente en Dios.

Salmos 4:5Ofreced sacrificios de justicia, y confiad en Jehová”, son los que no nos permitimos nada que nos estorbe, nos haga dudar o palabras negativas que vengan en contra de la promesa; sino que aprendemos a rechazarlas, las afirman aún más y afianzamos nuestra esperanza en ellas.

Cuando los verdaderos hijos conocemos el lugar que ocupamos en el corazón de Dios allí comenzamos a vivir realmente en el poder de la fe. Las promesas de Dios en Él sin “si” y “amén” para todos los que en Él creemos y conocemos de su amor incondicional, su cuidado, su provisión y su preocupación por nosotros.

Los hijos de Dios debemos permanecer en la promesa.

Tenemos que crear en nuestro corazón un lenguaje de fe “con el corazón se cree y con la boca se confiesa” (Romanos 10:10). Lo importante es no permitir que las circunstancias, ni los problemas, ni las adversidades maten las promesas que han sido insertada en nuestros corazones.

Anuncios

Los mensajes cristianos nos enseñan que la fe es lo que esperamos y no se ve. Pero tenemos la convicción total en nuestros corazones que Dios controla toda circunstancia, y el único fin de Dios es que nosotros recibamos por fe todas las promesas hechas a nuestras vidas.

Los mensajes cristianos nos enseñan que Fe es la seguridad y la plena confianza en Dios. Es tener convicciones fuertes con respecto a la presencia de realidades invisibles. No importa el tiempo ni las razones, lo que Dios ha hablado Él lo cumplirá. “Dios ni miente ni se arrepiente de lo que ha hablado”.

De cada uno de los hijos de Dios dependerá si se cumple o no las promesas. El pecado de incredulidad y duda, anula la promesa. Dios actúa solo por la fe porque en Él “Todo es fe” “sin fe es imposible agradar a Dios” (Hebreos 11:6)

Conforme a la manera de ver a Dios y al conocimiento que de Él tenemos determinará cual es nuestra fe. Si a nuestro Dios le vemos pequeño y débil, así de pequeña y débil será nuestra fe. Pero si creemos en un Dios grande, fiel y Todopoderoso, sin límites así será nuestra fe y se elevará a la magnitud del Dios que tenemos y hemos conocido.

La perseverancia es una cualidad que los hijos de Dios debemos tener para permanecer en la fe.

Muchos no alcanzan las promesas porque desmayan en el tiempo de la espera, y endurecen su corazón. Pierden su confianza en Dios y sus promesas, y no perseveran en la esperanza. Dejan de creer y comienzan a desviar su mirada del Señor, y lo ponen en las dificultades, en sus problemas y adversidades que el mundo nos ofrece. Dios nos manda a esforzarnos y ser valientes (Josué 1:9), que no temamos ni desmayemos en las pruebas sino que perseveremos hasta el cumplimiento de la promesa.

Los mensajes cristianos nos enseñan que la verdadera fe quita la duda. Pero dudar de la promesa es dudar del poder de Dios, y esto es lo que anula la eficacia y el éxito de la fe. Si deseamos ser verdaderos hijos de fe, debemos dejar que el poder de la fe actué en nuestros corazones y apropiarnos de todas las promesas que Dios nos ha dado. Debemos pensar en ellas, vivir en ellas, soñar con ellas, hablar y actuar como que es una realidad aunque nos digan locos “bendita locura la de nosotros”.

Anuncios

Que triste sería no andar por fe, si por la fe somos hijos de Dios y es la fe que nos debe mover a cada uno de nosotros, Habacuc 2:4 “…mas el justo por su fe vivirá” .

La única condición que nos pide el Señor

La única condición que nos pide el Señor es ”Todo lo que pides en oración creyendo lo recibiréis”. Solo de esta manera no serán negadas nuestras peticiones ni se frustrará nuestra fe, solo lo pedimos y lo tenemos, creemos y lo recibimos: cuando su palabra nos dice “Todo lo que pidáis” nos dice el Señor “TODO y es TODO” porque no hay nada imposible para Dios (Lucas 1:37).

Amados, no es fácil actuar en el poder de la fe y permanecer en las promesas que Dios nos ha dado. Pero no es imposible, si creemos.  Todo es posible. Solo Dios es el Dios de lo imposible y de él vendrán todas las promesas hechas a nuestras vidas. Solo espéralas, que de seguro vendrán.

© Reenier Gonzalo Prado. Todos los derechos reservados.

Mensajes Cristianos… PredicasBiblicas.Com

Acerca de Reenier Gonzalo Prado

Siervo de Jesucristo, proclamando la palabra de Dios a través de mensajes cristianos.

Ver también

Mensajes Cristianos - Enfrentando la Soledad

Enfrentando la Soledad

Mensajes Cristianos - Es posible y ocurre con mucha frecuencia que nos sintamos solos aun estando en medio de una multitud, es en realidad este tipo de soledad la que más afecta al ser humano..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *