Inicio / Mensajes Cristianos / Vivir en victoria

Vivir en victoria

Mensajes Cristianos

Lectura Biblica

Josué 1:1-9 – “Aconteció después de la muerte de Moisés siervo de Jehová, que Jehová habló a Josué hijo de Nun, servidor de Moisés, diciendo: Mi siervo Moisés ha muerto; ahora, pues, levántate y pasa este Jordán, tu y todo este pueblo, a la tierra que yo les doy a los hijos de Israel. Yo os he entregado, como lo había dicho a Moisés, todo lugar que pisare la planta de vuestro pie. Desde el desierto y el Líbano hasta el gran río Eufrates, toda la tierra de los heteos hasta el gran mar donde se pone el sol, será vuestro territorio. Nadie te podrá hacer frente en todos los días de tu vida; como estuve con Moisés, estaré contigo; no te dejaré, ni te desampararé. Esfuérzate y sé valiente; porque tu repartirás a este pueblo por heredad la tierra de la cual juré a sus padres que la daría a ellos. Solamente esfuérzate y sé muy valiente, para cuidar de hacer conforme a toda la ley que mi siervo Moisés te mandó; no te apartes de ella ni a diestra ni a siniestra, para que seas prosperado en todas las cosas que emprendas. Nunca se apartará de tu boca este libro de la ley, sino que de día y de noche meditarás en él, para que guardes y hagas conforme a todo lo que en él está escrito; porque entonces harás prosperar tu camino, y todo te saldrá bien. Mira que te mando que te esfuerces y seas valiente; no temas ni desmayes, porque Jehová tu Dios estará contigo en dondequiera que vayas.” 

Vivir en victoria

Hoy quiero hablarte a ti y decirte que si podemos vivir en victoria. Hoy vamos hablar de como vivir en victoria, vamos a seguir hablando de Josué sucesor de Moisés. Josué, un hombre que nos dejó un gran ejemplo para nuestras vidas, un hombre que aprendió a vivir en victoria. Este varón fue obediente, fue valiente, un hombre de convicción y certeza.

Josué tomó la promesa que Dios le entregaba la tierra prometida, tierra buena en gran manera que fluía leche y miel. Hasta el momento de pasar el Jordán el pueblo estaba siendo alimentado por el maná que Dios le enviaba cada día.

Pero desde el mismo momento que Josué tomó la tierra prometida el pueblo comenzó a alimentarse de todos los frutos de la tierra, y a disfrutar de “Todas” las bendiciones y riquezas que Dios les había entregado.

Anuncios

Disfrutando la misericordia de Dios

Acá vemos como el pueblo de Dios puede disfrutar de su misericordia al ser alimentado con el maná en el desierto, o cuando el pueblo clamaba la misericordia de Dios se hacía presente para suplir las necesidades del pueblo.

También vemos al pueblo de Dios cuando toma la tierra prometida y disfruta de todas las bendiciones, riqueza, abundancia y sobre abundancia que Dios le ha entregado al poseer la tierra de bendición.

Tu puedes hoy estar en cualquiera de estas dos circunstancias, vivir en la misericordia de Dios o bajo las bendiciones y abundancia de Dios.

Josué 5:9 – “Y Jehová dijo a Josué: Hoy he quitado de vosotros el oprobio de Egipto; por lo cual el nombre de aquel lugar fue llamado Gilgal, hasta hoy.”

Jehová le dijo al pueblo que había quitado el oprobio y vergüenza que traían desde Egipto, el lugar que el pueblo había acampado antes de tomar la victoria se llamó Gilgal que significa “rodar”. Y es así que el pueblo de Israel por la desobediencia anduvo dando vueltas por el desierto por 40 años sin disfrutar de la tierra prometida, vivió bajo la misericordia de Dios y no bajo su total bendición.

Como el pueblo de Israel

Hoy tu puedes estar como el pueblo de Israel sin poder pasar el Jordán y sin vivir en victoria como Dios te lo ha prometido. Pero ¡¡Gloria a Dios!! por los cristianos valientes que dispusieron su corazón para pasar el Jordán, y han comenzado a disfrutar de la tierra de bendición, donde la vergüenza, el oprobio, los fracasos y la opresión del enemigo era una constante aflicción para sus vidas; pero ahora han quedado destruidas por la victoria que Dios les ha entregado en sus manos.

Comenzando a vivir en victoria

Ahora vamos a ver como comienzas a vivir en victoria. La primer victoria la obtienes al llegar a los pies de Jesucristo, dejando que Él sea el Señor de tu vida. Pasando de las tinieblas a su luz admirable y constituyéndote en un hijo de Dios. Luego comienzan las victorias subsiguientes, pero debes saber que estas victorias van a depender muchas veces de ti mismo.

Anuncios

Dios te ha dado todo para que vivas en victoria. Dios se mueve constantemente en victoria. Él es la victoria. El Señor derramo el poder de su Espíritu Santo para llevarte de victoria en victoria. Nuestro Padre celestial ha depositado en ti la victoria porque tienes a Cristo como tu Señor y tu salvador. Cristo te dio la victoria al vencer al diablo, al pecado y a la muerte en la cruz del calvario.

Atravesando el Jordán

Cuando pasamos el Jordán es que comenzamos a vivir en victoria. Esto es, al encontrar el propósito de Dios para nuestra vida. Recién allí podemos entender el llamado para el cual Dios te ha escogido. Cristo hace la transformación en tu vida para servirle, no solamente para que seas salvo sino para ser transformado a Su imagen y Su semejanza, para seguir trabajando en la obra que Cristo comenzó en la Cruz, llevando el evangelio a toda criatura para que sean salvos y reciban vida eterna.

Cristo nos ha limpiado para ser un instrumento apartado, santificado y consagrado, para que le sirvamos en Su propósito aquí en la tierra. Si bien es cierto que la primera victoria comienza cuando recibes a Cristo (2 Timoteo 1:10), también es cierto que Su victoria perdurará cuando entendemos el propósito de Dios para nuestra vida. 

Las bendiciones y victorias

Muchas veces se cree que las bendiciones y victorias son solo para sus propias vidas, y es así que Dios tiene promesas y bendiciones para todos nosotros. Pero para los siervos escogidos por Dios, la mayor victoria, aquella que anhelan en su corazón, es cumplir el propósito de Dios para sus vidas, anunciando al pecador la salvación y la vida eterna que Dios nos promete.

Para vivir en victoria debes tener la guía de Dios, estar lleno del Espíritu Santo, y conocer el propósito de Dios para tu vida. Si aún no conoces el propósito de Dios para ti, te invito que hoy mismo comiences a buscarlo, y comiences a vivir en victoria cada día.

© Reenier Gonzalo Prado. Todos los derechos reservados.

Anuncios

PredicasBiblicas.Com.. Mensajes Cristianos

Acerca de Reenier Gonzalo Prado

Siervo de Jesucristo, proclamando la palabra de Dios a través de mensajes cristianos.

Ver también

El mayor problema del hombre

Mensajes Cristianos.. Saber que el mayor problema del hombre, el pecado y por consiguiente la muerte, si tiene solución y esa solución está en Cristo Jesús..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *