Inicio / Mensajes Cristianos / Has dejado tu primer amor

Has dejado tu primer amor

Mensajes Cristianos

Mensajes Cristianos.. Lectura Biblica: Apocalipsis 2:2-5  “Pero tengo contra ti, que has dejado tu primer amor

Introducción

Una señal de amor verdadero es estar siempre listo para tener un servicio de fervor por aquella persona que amas, siempre tratando de agradarle en todo. Cuando hay un amor real ningún sacrificio es demasiado grande para agradar a la persona que amas.

Cuando una persona entrega su vida a Cristo, está consciente que ha sido liberada de una carga que es su pecado. Ahora sabe que es hijo de Dios, y quiere hacer todo lo que le agrada para agradar a su amado. Sin embargo, conforme pasa el tiempo, la semilla que alguna vez cayó en pedregales, brotó pronto. Pero dejó de crecer porque no tenía profundidad en la tierra (Mateo 13:5).

Desarrollo

Es lamentable lo que está pasando hoy en día. El fervor y consagración que alguna vez tuvieron ya no existe. No nos referimos a testificar o evangelizar, sino que ahora su testimonio para con el pecado es seco. Y nunca se podrá alcanzar a los inconversos cuando se hablan palabras secas y duras, sin el trabajo del Espíritu Santo (Mateo 7:21).

Anuncios

En los primeros años del creyente, siempre se manifiesta un gran amor por Cristo que lo llena de entusiasmo para realizar grandes cosas para Dios, orar por la obra misionera. Un gran fervor por ganar las almas, una carga de amor por los perdidos. Sin embargo, existe un gran vacío. Mencionamos el fervor por el trabajo para Dios, pero no del evangelio y no de Jesucristo quien es el que salva a los perdidos (Apocalipsis 2:4)

Lo único que está ocasionando este problema en los creyentes, es su mismo pecado que no ha confesado a Dios (2 Crónicas 7:14). Cuando vemos a personas que en su momento tuvieron un gran impacto en su vida al convertirse y ahora las vemos totalmente indiferentes en su vida hacia Dios, es culpa nuestra de que ellos no estén conscientes de su situación perdida.

Es imposible que la persona que se dice creyente o cristiano ame al mundo y las cosas que están en el mundo y por otro lado diga que ama a Dios y esté realizando el trabajo de Dios (1 Juan 2:15).  Dios lo aclara en Apocalipsis 3:16 y en Mateo 6:24, el creyente no puede servir a dos señores.

Su primer amor

Un creyente tibio o frío ha dejado su primer amor, su vida de oración ya no es como antes que no podía esperar por el tiempo que iba a pasar con Dios y se arrodillaba delante su presencia diariamente, confiándole todas sus cargas y necesidades, también su deseo por mantenerse firme y puro, se ha desvanecido, fue un gran precio que pagar para agradar sólo a Dios y no a los hombres, prefirió los cristales del mundo por la joya más especial que es Cristo. No se puede vivir en hipocresía y ser un creyente de doble cara, una cara ve a Cristo y otra a los amigos del mundo. La realidad es que a Dios no se le puede engañar y está escrito en Mateo 7:22-24.

El testimonio

El testimonio que da la persona tibia o fría tiene un gran impacto tanto en la vida de los inconversos como en la iglesia. Aunque la persona no se de cuenta, su mal testimonio y sus hechos reflejan que es una persona alejada de Dios y que su amor por Él se ha desvanecido por darle cabida a su antigua naturaleza y por olvidarse de la senda que va Cristo (Gálatas 6:7).

El creyente que olvida usar la armadura y serle fiel a Jehová de los ejércitos, es un blanco perfecto para ser seducido por el enemigo ofreciéndole todo lo que no tiene o desea ser, ¡pero todo es un engaño! (Santiago 1:14).

Es momento de considerar el mal camino y regresar a tu primer amor que es Cristo, confesándole que tu corazón te engañó (como a Eva) llevándote a pensar que podías servir a Cristo con una entrega a medias, definir a quién quieres servir (Amós 3:3). Pedirle que restaure tu corazón para seguirle y servirle caminando junto a Él (Mateo 22:37-38), orar para que el gozo y el fervor por Cristo, vuelvan a resplandecer en tu vida.

Anuncios

Conclusión

Vivir en la llenura del Espíritu Santo hará que vuelvas a tener el amor sincero y fiel hacia tu Creador. Meditar en la Palabra de Dios, es de gran ayuda para el creyente. Ya que es permitirle a Dios que nos vuelva a ordenar nuestra vida y nos enfrente a lo que estábamos haciendo mal.  Leer el Salmo 51 y Salmo 32 es de gran aliento.

Permitamos a Dios que, así como ordenó la tierra al estar desordenada y vacía (Génesis 1:2). Ponga en orden nuestra vida desordenada y vacía para que volvamos a ser soldados de Jesús bien equipados con su armadura y nuestra vida sea agradable ante los ojos de Dios y diga “y vio Dios que era bueno” (Efesios 6:11).

© Ricardo Hernandez. Todos los derechos reservados.

Predicas Biblicas… Mensajes Cristianos

Acerca de Ricardo Hernández

Siervo de Jesucristo.

Ver también

Predicas Cristianas.. Ocupados en Buenas Obras

Las obras y la Palabra

Hagamos como Marta y María, cuidemos de escuchar la Palabra y ponerla en práctica

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *