Inicio / Mensajes Cristianos / Nuestra fe en Dios se debe mantener ante las adversidades

Nuestra fe en Dios se debe mantener ante las adversidades

Mensajes Cristianos

Mensajes Cristianos.. Lectura Biblica: Salmo 73

Introducción

En el libro de salmos 73, el Salmo de Asaf nos habla del destino de los malos (Salmos 73:1-10), los impíos que se jactan de banalidades y no siguen el camino de Dios. Los impíos reciben recompensas que no deberían, dentro de su violencia, malas obras y  burla contra Dios.

No reciben castigo como merecen, y eso no es bien visto por Asaf porque viven en abundancia. Mientras los puros de corazón pasan trabajo, pero sabe que Dios volverá, y a su pueblo les dará la abundancia que merecen.

Las buenas cosas que podemos ver que tienen aquellos que no conocen de la palabra de Dios, realmente no son “buenas”.

Anuncios

Ya que el placer mundano de las cosas materiales y los triunfos que se obtienen que no lleven consigo la guía de Dios. Terminan siendo vacíos y carecen de un camino edificado en la pureza del corazón.

Lo que realmente debe llenar son las obras que se realizan en la guía de Dios y que llenan el corazón y el alma de amor, de su palabra.

¿Por qué los impíos tienen abundancia y riquezas? (Salmos 73: 11-17)

Entonces Asaf pregunta ¿por qué ellos tienen abundancia y riquezas? Piensa que ha sido bueno en vano, y se reclama por ello.

Pero al entrar en entendimiento con Dios comprende que ellos tendrán su fin porque aquellos que no sigan los caminos de Dios no tienen asegurada la vida eterna.

A diario cuestionamos nuestra fe, dejándonos llevar por el mundo y aquellas cosas atractivas a la vista. Ninguna situación debe hacernos dudar de nuestro amor hacia Dios, porque tendremos vida eterna y nos regocijaremos en ella.

La oración es la base de nuestra fe (Salmos 73:18-24)

Cuando usamos la oración en los momentos que desfallecemos comprendemos como nuestro corazón se llena de amor, de esperanza y fe.

Ninguna situación por injusta que parezca puede hacernos dudar del amor de Dios, él es misericordioso y justo con sus siervos, con los puros de corazón. Porque aquellos que no saben de la palabra caerán, perecerán en desagracias porque en su corazón no hay abundancia.

Anuncios

Debemos seguir la guía de Dios, por medio de la biblia allí encontramos todas las respuestas que buscamos. Porque Dios no desampara, no nos deja solos en el camino a su reino. (Salmos 73:25)

Siempre debemos enfocarnos que Dios es nuestro camino sin él solo somos almas que vagan en la tierra sin sentido, sin orientación.

Nuestras vidas son vacías sin su amor, no estamos completos, ni gozosos, el amor terrenal no es completo, no es puro, el amor real está en Dios, y sin el nada mas puede ser felicidad en la tierra.

Nuestro amor a Dios es para siempre (Salmos 73: 26)

“Mi carne y mi corazón desfallecen; Mas la roca de mi corazón y mi porción es Dios para siempre.”

Nuestro cuerpo es débil, es carne, es huesos y piel, solo un contenedor de nuestra esencia, nuestro corazón es sangre y carne que contiene nuestra alma nuestro verdadero ser.

Todo esto puede perecer, con los años se acaba, envejece, se desgasta, más el amor a Dios no se acaba, es infinito.

Anuncios

Esa roca de nuestro corazón es la capacidad de creer que somos salvos a su lado, llenos de amor, llenos de gozo, llenos de bienaventuranzas. Más allá del desgaste de nuestro cuerpo terrenal nos espera un amor infinito a su lado en su Reino, porque hay vida eterna en él, ya que no morimos no perecemos porque estamos en su amor.

Conocer y aceptar el amor de Dios es el camino para llegar al Reino de los Cielos (Salmos 73: 27)

Dios es justo, Dios es bueno, Dios es misericordioso. Más aquellos que no saben de su amor, que no lo reconocen como el amor verdadero, no podrán entrar en su reino.

Dios les dará lo que merecen a su medida,  porque no va a permitir que al apartarse de su camino sigan como si nada ya que su amor verdadero, es real.

Debemos replicar su palabra (Salmos 73:28)

“Pero en cuanto a mí, el acercarme a Dios es el bien; He puesto en Jehová el Señor mi esperanza, Para contar todas tus obras.”

Cuando conocemos del amor de Dios, debemos replicar su palabra, para ayudar a las ovejas descarriadas a seguir el rebaño.

Esa es nuestra misión en su amor, porque ante cualquier situación su amor es infinito debemos enseñarlo, replicarlo a nuestros hijos, nuestra familia, nuestros vecinos. Porque sin el amor de Dios no encontraran su Reino, y no alcanzarán la vida eterna.

Conclusión

El mundo tiene muchas tentaciones, que no debemos seguir, no debemos perder el camino porque el verdadero camino está en Dios.

Repliquemos su palabra para que todos podamos entrar a su Reino, pregúntense: ¿Con quién desean llegar a la vida eterna? ¿Están haciendo lo suficiente para replicar la palabra de Dios?

© Julio Torres. Todos los derechos reservados.

Predicas Biblicas… Reflexiones Cristianas

Acerca de Julio Torres

Nacido en hogar cristiano, me gusta estudiar la biblia y predicar el evangelio de Jesucristo.

Ver también

Predicas Cristianas.. Ocupados en Buenas Obras

Las obras y la Palabra

Hagamos como Marta y María, cuidemos de escuchar la Palabra y ponerla en práctica

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *