El agua divina

Mensajes Cristianos

Mensajes Cristianos.. Lectura Biblica: El que bebiere del agua que yo le daré, no tendrá sed jamás..….” (Juan 4:14)

Los cristianos deberíamos tener sed continuamente de las palabras de Cristo. Tendríamos que beber continuamente de la fuente que es la Escritura, para saciar la sed de sabiduría, ciencia y entendimiento que nos aqueja en medio de tanto desierto.

Esta sed no es mala intrínsecamente. Porque supone que estamos en búsqueda de la verdad, y de una bebida que la satisfaga con certeza. De lo contrario, si bebiéramos de otra fuente que no sea la palabra de Dios, tendríamos sed siempre. Como el que bebe agua del mar.

O sea que esta sed de por sí, es una búsqueda. Y una vez que encontramos la fuente del agua viva, no tendríamos que dejar de recurrir a ella nunca más.

Anuncios

Es tan rica esta fuente, que transforma a los que beben de ella y los vuelve fuentes a su vez. Incluso más, promete Cristo que brotarán de los que cree en él, ríos de agua viva.

¿De qué manera brota agua viva del creyente? Cuando hace tan suya la Palabra que incluso habla Jesús a través de él. Si cotidianamente sale de nuestra boca la Palabra de Dios para los hermanos, nos estamos transformando en ríos de agua viva que brotan para la salvación de los que escuchan y practican.

En este pasaje del Evangelio de Juan, en el que el Señor se encuentra con la samaritana junto al pozo de Jacob, él mismo le declara: “El que bebiere del agua que yo le daré, no tendrá sed jamás; sino que agua que yo le daré será en él una fuente de agua que salte para vida eterna.” (Juan 4, 14).

Jesús es el pan de vida

En otros pasajes del Evangelio de Juan, Cristo se llama a sí mismo como el pan de vida. Es entonces que debemos observar que Jesús usa en su manifestación, para hacernos comprender que Él es lo más importante, dos elementos básicos para la subsistencia. Sin pan y sin agua, el hombre no puede subsistir. Sin alimento y sin agua, no hay vida en el hombre.

Usa esta comparación, porque es la manera en que podemos figurarnos cuán importante debe ser Jesús para nosotros. Debe ser central, más importante que el sustento del cuerpo debe ser la búsqueda de la Palabra que da la vida.

Yo soy el pan de vida. El que a mí viene nunca tendrá hambre; y el que en mí cree, no tendrá sed jamás.” (Juan 6:35).

Anuncios

Estas palabras de Jesucristo nos deben quemar el interior y movernos a buscar continuamente este alimento y esta bebida. Porque si no ingerimos lo que nos brinda la palabra, corremos el riesgo de perecer.

¿Dejaríamos a uno de nuestros hijos sin alimento? Claro que no, incluso a costa de nuestra subsistencia le brindaríamos lo que necesita para vivir. Así obra Dios con nosotros, para que tengamos vida, incluso entregó a su Hijo unigénito. Para que tengamos salvación, nos lo dio como alimento espiritual.

Cuando les habló a los judíos de este pan de vida, ellos no entendieron a qué se refería. Pensaron que era el pan material, y por eso le pidieron danos siempre de este pan. Sin embargo, en esta ignorancia, nos dejaron una petición hermosa que debemos repetir a nuestro Señor diariamente: “danos siempre de este pan”. Danos siempre el pan de tu Palabra, que alimenta el alma y sacia de consuelo nuestra vida.

Danos siempre del agua viva, que sacia la sed que tenemos de estar unidos a ti. Llena nuestro interior de manera que se desborde y pueda saciar también a los hermanos.

Porque otra característica del pan y de agua, es que se pueden compartir. Se deben compartir. No se puede dejar al hermano que muera de hambre y de sed mientras nosotros estamos saciados. Por esto, el alimento espiritual no debe quedar en nosotros, sino que debe llegar al que tengo al lado, en la medida en que anuncio el poder de Dios.

Conclusión

Anuncios

Tenemos al alcance de nuestra mano el alimento que necesitamos. Tenemos al alcance de nuestra mano la bebida que sacia nuestra sed y nos hace fuentes de vida. ¿Por qué tardamos en acercarnos a la Palabra? Esperamos estar famélicos y deshidratados. Debemos pedirlo y recurrir al Señor. Y así como Él, Padre generoso, nos da el alimento, debemos compartirlo con los que más lo necesitan.

© Miguel Angel Robles. Todos los derechos reservados.

Predicas Biblicas.. Mensajes Cristianos

Acerca de Miguel Angel Robles

Ver también

Predicas Biblicas.. Bosquejos Biblicos

El descanso en Dios

Bosquejos Biblicos, si estamos agobiados, cansados, abatidos, el descanso está en Dios. Busquemos en Él la paz que necesita nuestro espíritu, porque Él es ..

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *