Inicio / Mensajes Cristianos / Cristo y la ley

Cristo y la ley

Mensajes Cristianos

Mensajes Cristianos.. Lectura Biblica: Sabiendo que el hombre no es justificado por las obras de la ley, sino por la fe de Jesucristo, nosotros también hemos creído en Jesucristo, para ser justificados por la fe de Cristo y no por las obras de la ley, por cuanto por las obras de la ley nadie será justificado.” (Gálatas 2:6)

Estas palabras de Pablo pueden ser confusas si se toman a la ligera. Dan a entender que obrar según la ley no es necesario para la salvación. Sólo la fe en Jesucristo.

Si así fuera, sólo con creer en Cristo estaríamos justificados. Como si la fe borrara nuestros pecados y fuera en paralelo con nuestro obrar. No sería necesario ajustar nuestra vida a los mandamientos, sino que sin importar cómo actuásemos, estaríamos salvados.

No creemos que este sea el sentido de las palabras de Pablo. De lo contrario, pareciera como si la fe en Cristo aboliera todo lo que el Padre fue revelando como bueno para el hombre hasta su llegada al mundo.

Anuncios

Sin embargo, Cristo, en una ocasión, es interrogado respecto de la ley. Pasando por un sembrado en día sábado, día de reposo según la ley de Moisés, tuvo hambre y comió. Los fariseos le indican que esto es contrario a la ley, y Jesús responde: “Y si supieseis qué significa: Misericordia quiero, y no sacrificio, no condenaríais a los inocentes; porque el Hijo del Hombre es Señor del día de reposo.” (Mateo 12:7-8)

Y con estas palabras no está diciendo que ya no cuentan los mandamientos. Lo que dice es que su persona es a partir de ahora lo central. Porque Él no es un hombre que enseña la ley, Él es la ley y los profetas, la Voluntad misma del Padre que se nos revela.

Cristo vino a dar cumplimiento a la ley

Por tanto, el pasaje de Pablo que leímos al comienzo, no significa que la fe en Jesucristo nos exime del cumplimiento. Más bien es al revés, ya no nos esclavizamos de un mero cumplimiento hacia afuera, sino que por la fe en Jesucristo, es como si Él viviese en mí y yo actuara como él actuó.

Él no vino a abolir la ley, sino a superarla mostrando que el amor es la regla que nos hace cumplir mejor que cualquier cosa la Voluntad de Dios.

Él nos dice que no vino a abolir la ley, sino a darle cumplimiento. No pasarán de la ley ni una jota ni una tilde.

Por esto debemos meditar asiduamente la Palabra, para comprender mediante la luz que el Señor quiera dar a nuestra mente y entendimiento, qué significado profundo conllevan.

Si Él no vino a abolir la ley, ¿por qué en varias ocasiones la quebranta? Cuando sanó al manco, al lisiado, y en muchas ocasiones más, lo hizo en sábado. El sábado era el día de reposo en el que no se podía trabajar.

Anuncios

Esto es porque el actuar de Cristo, el que debemos imitar, está regido no por un precepto, sino por el amor. Este amor nos hará actuar de una manera agradable a Dios, porque por amor haremos lo que a Él agrada.

Gálatas 3:23-26

Antes de que venga la fe, la única guía de conducta que teníamos era la ley. Ella nos guiaba a modo de un maestro. Si no hubiera sido así, nuestro corazón estaría demasiado endurecido para recibir la fe. Fue una preparación para la venida del Señor, que trajo la revelación completa.

Por esto Cristo a veces quebranta la ley que enseñó Moisés. Para mostrar que ya no es el cumplimiento lo más importante, sino la fe en su persona. A partir de ahí, cumpliremos más perfectamente la ley, porque lo haremos desde el amor.

La ley nos hace cumplidores. La fe en Cristo Jesús nos hace hijos de Dios.

Recordemos que Jesús nos enseña en el Sermón de la montaña, que su enseñanza no destruye la ley, sino que la perfecciona. Si antes nos guiábamos por el “No matarás”, ahora Jesús enseña que incluso quien lo insulta es reo. Si antes nos guiábamos por el “No cometerás adulterio”, ahora incluso si miramos a una mujer deseándola, ya adulteramos en el corazón.

Así de profundo es el cambio que trajo nuestro Señor a nuestras vidas. Si todos sus preceptos fueran solo una ley, no podríamos vivir fuera del pecado. Porque continuamente los estaríamos transgrediendo. Pero por la fe y el amor, todo lo que Él enseñó, lo podemos poner en práctica.

Conclusión

Si bien parece que Pablo nos invita a desechar la ley, realmente a lo que nos invita es a vivir en la libertad de los hijos de Dios. Esta libertad nace de la fe en Jesucristo, que nos lleva a actuar como él actuó. Nos lleva a ser verdaderos hijos de Dios.

Anuncios

© Miguel Angel Robles. Todos los derechos reservados.

Predicas Biblicas.. Mensajes Cristianos

Acerca de Miguel Angel Robles

Ver también

Predicas Cristianas.. Ocupados en Buenas Obras

Las obras y la Palabra

Hagamos como Marta y María, cuidemos de escuchar la Palabra y ponerla en práctica

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *