Cuando uno de los padres no está presente en la familia

Mensajes Cristianos

Mensajes Cristianos Texto Biblico: Deuteronomio 10:17-18

Introducción

En estos días tan terribles que nos ha tocado vivir donde el mundo está avanzando vertiginosamente hacia cambios drásticos y que sin duda están afectando todas las esferas sociales, nunca se había visto tan amenazada la institución que constituye el núcleo central de la sociedad: a saber, la familia.

Cada vez hay más familias donde los hijos crecen sin uno de los padres y esto representa un reto; no sólo para los hijos, sino también para ese padre o esa madre que se queda solo y a cargo de los niños. Esto nos lleva a las siguientes preguntas: ¿Qué retos pudieran enfrentar este tipo de familias? Y ¿cómo pueden afrontarlos?

Entre los retos que afrontan las familias donde uno de los padres tiene que criar solo a sus hijos está el hecho de que muchos experimentan sentimientos de fracaso, o de baja autoestima luego de que su relación amorosa haya culminado abruptamente y algunos hasta se sienten culpables cuando en realidad fueron victimas de la situación.

Anuncios

Pues quizás no supieron cómo convivir en armonía con su ex pareja debido a la falta de experiencia, o debido a diferencias significativas de personalidad. Además, muchas veces, los padres que se quedan solos y a cargo de sus hijos fueron víctimas también de infidelidad. Y hay que recordar que el que abandona a sus hijos para irse con otra pareja, es decir, el que comete infidelidad, tiene mayor culpa por que fue él quien se marchó del hogar dejando desolados a su ex pareja y a sus hijos.

Familias monoparentales

Otros de los retos que viven muchas familias monoparentales pudiera darse en el caso de las madres que han enviudado, porque cuando muere su esposo tienen que hacerse cargo de sus hijos e incluso trabajar para mantenerlos mientras todavía no han superado la profunda tristeza o depresión causada por la muerte de su esposo.

Puede que quizás les tome mucho tiempo, no sólo meses, sino años poder superar la pérdida de su esposo mientras lucha contra los problemas económicos como  la falta de empleo, a la vez que tiene que consolar a sus hijos y tratar de rehacer su vida, más el esfuerzo adicional que conlleva  adaptarse a la nueva situación.

Por otro lado; la mayoría de las madres solteras son muy jovencitas y no tienen aún la debida experiencia para criar a sus hijos. Lo que las hace muy vulnerables y muy propensas a entrar en diversas relaciones esporádicas con hombres distintos, quizás con la esperanza de encontrar un “padre interino” que reemplace a la figura paterna ausente. Otras madres solteras se sienten inseguras y con miedo de que los posibles candidatos a esposos no se  acerquen a cortejarlas al notar que ya tienen uno o varios niños.

También muchas madres solteras se ven expuestas a problemas económicos debido a que muchas no pudieron terminar sus estudios, por lo que cuando les toca trabajar para mantener a su bebé tienen que conformarse con conseguir trabajos mal pagados, lo que las empuja de manera involuntaria a vivir en la pobreza, y si no cuentan con el apoyo de su familia; se les hace más cuesta arriba su situación.

Otro detalle bastante importante es que muchas madres solteras tienen que luchar a menudo con sentimientos de profunda tristeza, decepción, e incluso vergüenza al encontrarse juzgadas por aquellas personas que no entienden del todo como es que ellas llegaron a esa situación.

Ahora que ya tenemos muy presente cuáles son los problemas más comunes a los que se enfrentan las familias donde uno de los padres tiene la seria responsabilidad de criar solos a sus hijos, surge la pregunta: ¿que pueden hacer entonces estas familias para salir adelante y para enfrentar de manera exitosa los problemas y retos que se les presentan?

Anuncios

Los padres que son conscientes de la situación y que ya se encuentran en estas circunstancias, saben entender que los hijos tienen necesidades muy diferentes el uno del otro, por lo que esos padres o esas madres que se encuentran solos en esta lucha, saben cómo satisfacer esas necesidades inherentes a la edad de cada niño.

Por ejemplo; cuando un niño está pequeño necesita que se le confirme que lo aman, que es valioso, y cuando crece necesita participar en más actividades sociales, esto se ve reflejado cuando se acerca a la adolescencia, pues en ese momento de su vida quiere aprender cosas nuevas, entonces allí es donde debe estar recibiendo el apoyo y la comunicación constante de ese padre o de esa madre que está al frente de la familia.

Otro factor a considerar, es que cuando las relaciones terminan de una manera abrupta.

Bien sea a través de un divorcio, o a través de una separación forzosa, a menudo quedan secuelas y cicatrices emocionales debido al hecho de haber tenido una relación negativa, y los padres que quedan solos criando a sus hijos no deberían de transmitirles rencor o resentimiento hacia la otra persona.

Debemos recordar que los niños no tienen la culpa de esos problemas de la pareja, ellos simplemente son víctimas de la situación. Por lo que los niños necesitan saber y entender que cuentan con el amor y el apoyo de ambos padres.

Así que no le hable mal de su ex a los niños, solo mencione las cosas positivas que recuerde de él o de ella, para que los niños se sientan motivados a conocerlo mejor y a tener una agradable amistad con él, recuerda que es un derecho de los niños conocer a ambos padres y estaríamos haciendo mal si le negamos ese derecho.

Entonces, se desprende de todo esto, que debe haber buena comunicación y esta debe ser alegre, positiva, y  amorosa con los niños, para que ellos crezcan de una manera sana en sentido emocional y se sientan motivados a seguir creciendo como personas.

Anuncios

Tampoco debemos olvidar el hecho de que hay que transmitirles los valores espirituales que hemos aprendido y enseñarles a amar a nuestro Dios y Señor,  para que así ellos se sientan motivados a servirle también y encuentren un verdadero propósito en la vida, pues no hay nada mejor que tener como amigo a nuestro Dios y Padre.

Pero, ¿Qué ocurre con las viudas y los huérfanos? ¿Qué dice el Señor sobre estas personas?  Leamos por favor Deuteronomio 10:17-18Porque Jehová vuestro Dios es Dios de dioses y Señor de señores, Dios grande, poderoso y temible, que no hace acepción de personas, ni toma cohecho; que hace justicia al huérfano y a la viuda”.

Leamos ahora otras palabras alentadoras en el Salmo 68: 5-6Padre de huérfanos y defensor de viudas, es Dios en su santa morada.  Dios hace habitar en familia a los desamparados; saca a los cautivos a prosperidad”.

De estos dos pasajes bíblicos se desprende que a Dios nada se le escapa, y que tanto los huérfanos como las viudas son personas valiosas a las que Él cuida con mucho amor y cariño y se encarga de que no les falte absolutamente nada.

Conclusión:

Sean cuales sean los problemas o las circunstancias que usted o sus hijos estén viviendo, recuerde cuánto nos ama nuestro Dios, y recuerden que Él mismo dice en su Palabra que se encargará de que a ustedes se les haga justicia, y que Él es un Padre para los huérfanos y un Defensor para las viudas ¡Qué palabras tan hermosas de parte de nuestro amado señor!

© Raimundo Linares. Todos los derechos reservados.

Predicas Biblicas… Mensajes Cristianos

Acerca de Raimundo Linares

Siervo de Jesucristo y amante de la palabra de Dios. Me gusta redactar prédicas cristianas para la gloria de Dios. Saludos y bendiciones desde Caracas, Venezuela.

Ver también

Mensajes Cristianos.. Pensamientos puestos en Dios

¿Dónde está Dios?

¿Dónde está Dios? Dios está con aquellos que le buscan. Dios está donde hay un corazón contrito y humillado. Dios está donde se busca Su presencia y...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *