Una mente espiritual

Mensajes Cristianos

Mensajes Cristianos Texto Biblico:Pero el hombre natural no percibe las cosas que son del Espíritu de Dios, porque para él son locura, y no las puede entender, porque se han de discernir espiritualmente. 1 Corintios 2:14

Conocimiento del mundo

Todos los años de nuestra vida hemos conocido las cosas naturales, las cosas del mundo. Nacimos en un mundo de pecado. Cada uno de los días de nuestra vida nos hemos desenvolvido en pecado y maldad. Esto nos ha contaminado, a cada uno de los seres humanos. Nuestro corazón ha sido lleno de pecado y el fruto de estos pensamientos ha sido consumado en maldad.

El salmista David reconoce que fue formado en pecado y fue concebido en pecado. Aunque hayamos nacido en medio del bien el ambiente en general no conoce a Dios y los pensamientos están encaminados lejos del Señor. Nuestros gobiernos, nuestras organizaciones y hasta el mismo aire que respiramos está contaminado por el pecado de todos nosotros. 

Eso es lo que conocemos, esa es la manera en que hemos sido educados. Las estructuras mentales, los procesos empresariales, la moral en general ha sido cooptada por el enemigo para lograr alejarnos del Señor y que no vengamos al conocimiento de la verdad. El mundo puede anunciar que tiene la verdad o que nadie puede alcanzar la verdad, pero en realidad la verdad vino al mundo y fue rechazado por él.

Anuncios

Conocimiento de Dios

Pero a parte del mundo hay una forma de pensamiento diferente. Una forma de ver las cosas bajo otra perspectiva, más amplia y contraria a este mundo. Esta forma de pensamiento nos permite hacer el bien y encontrarnos con esa verdad absoluta que es Dios. Pero el mundo no está interesado en venir a ese conocimiento.

Por haber conocido al mundo desde nuestros primeros días y vivir durante muchos años en él nuestro pensamiento se encuentra entenebrecido para que, teniendo ojos no veamos. Nos pueden explicar de muchas maneras el camino de la verdad y que lo que hacemos, aunque parezca estar bien, si no encamina a Dios no sirve de nada. Pero si la venda no cae de nuestros ojos no podremos ver la verdad aunque esté enfrente nuestro.

Es necesario, pues, que la venda caiga de nuestros ojos para que podamos ver la verdad de Dios. Entonces podemos comprender acerca de las cosas espirituales y dejar de pensar únicamente en la estructura mental que el mundo nos ha impuesto. Es necesaria una revolución en nuestra mente y venir al conocimiento pleno de Dios.

La revolución del Espíritu

Únicamente con el Espíritu Santo podemos venir al conocimiento de las cosas espirituales. A través de su poder la venda de nuestros ojos cae y el mundo toma otra realidad. Entonces podemos ver con ojos espirituales y conocer esa verdad maravillosa de Dios.

Si conocemos de Dios a través de nuestra mente natural, eso no tendrá ningún efecto en nuestra vida. Pero si a través del Espíritu venimos al conocimiento de Dios todo nuestro ser es renovado. Nuestra mente es renovada, entendemos que nuestro cuerpo también es templo de su Espíritu. Todo cambia, empezamos a aprender esta nueva forma de vivir. Una vida de paz, de amor y de todos los frutos de su Espíritu en nosotros.

A través de ese conocimiento personal de Dios, venimos a conocer las bondades de nuestro Padre. De cómo, a través de su palabra conocemos el plan de salvación para la humanidad. Dios ha proveído de una forma en la que podemos acercarnos confiadamente a su trono de gloria. El Espíritu Santo nos habla directamente a nuestro corazón y conocemos si estamos agradando a Dios o cuando hacemos algo malo nos redarguye para arrepentimiento.

Todo nuestro pensamiento viene a ser lleno de la palabra de Dios. Ahora hablamos solo palabras de bendición, solo actuamos para el bien, solo corremos a nuestro Señor. El mundo necesita a personas que piensen y actúen conforme a la gracia de Dios.

Anuncios

El mundo no le conoce

Pero el mundo entero sigue con el entendimiento entenebrecido y no comprenden con palabras  lo que es del Espíritu. Para el mundo las palabras de verdad viene a ser locura, pero para los que se salvan son alimento que nos fortalece cada día.

Una persona carnal no comprende las cosas que son del Espíritu, pero los que son espirituales comprenden perfectamente de lo que se habla, con palabra espiritual. Dios es Espíritu y los que le adoran es necesario que le adoren en Espíritu y verdad. Dios busca adoradores que le conozcan personalmente y le adoren con una mente espiritual, no con mente carnal, lógica. La mente del hijo de Dios ha de ser espiritual y buscar solo las cosas que son del Espíritu.

Es necesario entonces que a quienes no conocen del Señor les hablemos con las palabras que el Espíritu de Dios nos guie. No entenderan las cosas espirituales pero Dios puede traspasar esa barrera y lograr que comprendan lo que es de Dios y hablemos un idioma que puedan entender. Pero eso solamente lo logra el Señor, debemos interceder a Dios por esas personas que no comprenden aunque se les presente la verdad clara como el agua. 

Conclusión

Intercedamos para que la venda de los ojos de las personas sea quitada la venda y puedan ver la verdad de Dios. Solo Dios puede hacer que cada una de las personas comprendan que existe y que quiere salvarlos de la condenación eterna. Pidamos a Dios la sabiduría para hablarle al inconverso y que venga al conocimiento espiritual de Dios. 

© Mauricio Alvarez. Todos los derechos reservados

Predicas Biblicas… Mensajes Cristianos

Acerca de Mauricio Alvarez

Siervo de Jesucristo y amante de la palabra de Dios.

Ver también

Mensajes Cristianos.. Pensamientos puestos en Dios

¿Dónde está Dios?

¿Dónde está Dios? Dios está con aquellos que le buscan. Dios está donde hay un corazón contrito y humillado. Dios está donde se busca Su presencia y...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *