Espera en Dios

Mensajes Cristianos

Mensaje cristiano. texto bíblico: 1 Samuel 3:1-1

Introducción

Si existe algo difícil en la vida para el ser humano es esperar. Es difícil porque nosotros por naturaleza queremos saber que es lo que pasará más adelante, bien sea en los negocios, en la familia, en el ministerio, en los estudios, etc.

El hombre en su naturaleza quiere tener el control de todo, inclusive hasta de lo imposible que sólo Dios lo puede hacer. Hago éste énfasis porque esperar es todo lo contrario a lo que el hombre desea, esperar te pone a la expectativa de lo que viene pero sin saber si pasará o no lo que deseamos.

En la palabra de Dios existen muchas historias de grandes hombres y mujeres que Dios los usó con grandes prodigios y señales porque supieron esperar, y su vida forma parte de la historia en la galería escrita que es su palabra.

Puedo nombrar al patriarca Abraham (Génesis 15:4-6) esperó casi dos décadas para que Dios le diera a su hijo prometido.

También puedo señalar a José el hijo de Jacob que fue vendido por sus hermanos y pasó 17 años privado de su familia en otra tierra con otro idioma y costumbres, pero esperó en Dios y fue honrado salvando a su pueblo, su padre y sus hermanos (Génesis: 45:1-8).

El patriarca Job fue otro hombre que supo esperar en Dios a pesar de todos los males que le vinieron encima, y aunque en su alma había dolor por la pérdida de sus hijos; el nunca abrió sus labios para maldecir a Dios, sino; que esperó pacientemente en Él.

La biblia está llena de hombres y mujeres comunes y corrientes como nosotros, pero que esperaron en Dios y Él hizo maravillas y prodigios con sus vidas.

Conociendo la voz de Dios

En 1 Samuel vemos la historia de el profeta Samuel mucho antes de su nacimiento a través de su madre Ana (1 Samuel 1:15-20).

Ella le pidió a Dios en oración con todo su corazón que le diera un hijo ya que ella era estéril, y Él se acordó de ella y le dio lo que le pidió.

Muchas veces creemos que Dios se olvida de lo que le pedimos en clamor de acuerdo a su perfecta voluntad, pero los oídos del señor están prestos para socorrernos. (1 Pedro 3:12).

Ella lo dedica a Jehová para que le sirva todos los días de su vida en el templo. Y Samuel crecía junto a un sacerdote llamado Eli, pero aún el niño no conocía la voz de Dios porque en ese tiempo no había revelación ni palabra de Dios con frecuencia, había como un gran silencio de parte de Dios por todos los pecados cometidos por el pueblo y más aún por lo de los hijos del sacerdote Elí.

En el capítulo 2 de 1 de Samuel nos dice que el niño ministraba a Dios en el templo. Muchos estudiosos afirman que Samuel dormía dónde estaba el arca del pacto porque él anhelaba que el Dios de esa arca de le manifestará, el ya no quería seguir oyendo de Dios ,sino; que quería escuchar a Dios.

Y una noche Dios empieza a llamar a Samuel pero él no entendía quien era porque no conocía la voz de Jehová, hasta que a la 4 vez por recomendación de Elí el sacerdote le dijo que ése era Jehová.

Ni siquiera el sacerdote se había dado cuenta que era Jehová. Para conocer la voz de Dios hay que estar pegados al arca (su presencia). Samuel esperó 13 años a qué Dios se le manifestara y le hablara. En medio del caos y del pecado, Dios puede manifestarse ante el corazón de un hombre que a diario se humilla y espera en Él.

Pero ¿Cómo conocemos la voz de Dios? ¿Cuánto debemos esperar?

Para conocer la voz de Dios no existen patrones hechos por hombres, sino que Dios se le revela a cada quien de distintas formas, ten en cuenta que si vas a tener la guía de alguien en la búsqueda de Dios, que ése alguien sea un hombre o mujer lleno del espíritu Santo; y no que sea como el sacerdote Elí que no tenía visión ni temía a Jehová, un mal líder espiritual puede estorbarte para que te acerques a Dios, pero alguien lleno de su unción puede ser de canal de bendición para ti.

¿Cuánto debo esperar? Debes esperar hasta que El se revele en ti, es una búsqueda diaria, es una acción que todos debemos hacer al acercarnos a Dios, si nadie busca a Dios, búscalo tu. Si nadie ora, ora tú. Esperar en Él no es fácil pero es lo más seguro.

El profeta Samuel esperó pacientemente varios años a qué Dios se le revelara, pero mientras Dios guardaba silencio; él lo buscaba. Y Dios lo exaltó como uno de los profetas mayores más impresionantes que hay descritos en su palabra.

El que busca a Dios nunca será avergonzado (Salmos 25:3). Si tú estás esperando en Dios no desmayes, no te aflijas, El te está escuchando y observando, y formando un carácter en ti a través de la espera. Sólo te digo : espera un poco más, la respuesta y el milagro viene en camino.

Para acercarte a Dios debes saber que Él existe, escucha y responde. (Hebreos 11:6).

Dios te bendiga y te guarde.

Redactado por: Edwin Rodriguez Rada para Predicas Biblicas.

© José R. Hernández. todos los derechos reservados.

Predicas Biblicas.. Mensajes Cristianos 

Acerca de Predicas Biblicas

Predicas Biblicas un central de sermones cristianos dedicado a evangelizar a las naciones a través de predicas cristianas, estudios biblicos, y mensajes cristianos.

Ver también

Mensajes Cristianos.. Prepárate y haz bien las cosas

Prepárate y hazlo bien

Mensajes Cristianos. Hoy quiero hablarte precisamente de que a Dios se le da lo mejor, por eso, debes prepararte en todo y hacerlo bien. Yo soy músico ..

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *