Inicio / Mensajes Cristianos / La escuela de Dios

La escuela de Dios

Mensajes Cristianos – Predicas Cristianas

«Abraham en la escuela de Dios»

Introducción:

Aun resuenan las palabras de mi madre cuando me dejo frente a la escuela cuando niño.  «Recuerda, mucho a la escuela se va a aprender».

Esas palabras de mi madre son también aplicables a nuestra vida como creyente. Son muchas las lecciones que nuestro gran Dios buscara inculcar a nuestro corazón; desde la conversión hasta nuestro ultimo día aquí en la tierra.

Anuncios

EL LLAMADO DE ABRAHAM

«…Pero Jehová había dicho a Abram: Vete de tu tierra y de tu parentela, y de la casa de tu padre, a la tierra que te mostraré. 2 Y haré de ti una nación grande, y te bendeciré, y engrandeceré tu nombre, y serás bendición. 3 Bendeciré a los que te bendijeren, y a los que te maldijeren maldeciré; y serán benditas en ti todas las familias de la tierra. 4 Y se fue Abram, como Jehová le dijo; y Lot fue con él. Y era Abram de edad de setenta y cinco años cuando salió de Harán…. Génesis 12:1-4

Uno de los primeros estudiantes que fue ingresado a la escuela de Dios fue el patriarca Abraham. Su llamamiento vino a el cuando se encuentra en «Ur de los Caldeos» (conocido hoy como Irak).

«…Vete de tu tierra y de tu parentela, y de la casa de tu padre, a la tierra que te mostraré…«

LECCIÓN PARA LOS ESTUDIANTES:

Ser parte del pueblo de Dios implica dos cosas:

1) Es un «Salir de: El mundo, el  pecado etc.; pero también es

Anuncios

2) Entrar a: la nueva tierra, el nuevo nacimiento a una nueva vida en Cristo.

Lo que es ser iglesia es precisamente esto amados: Es un salir; pero también es un entrar a Dios y a sus gloriosos propósitos.

Vemos en el registro sagrado; que Abraham, el padre de la fe fue llamado a  una vida de separación. No fue una sugerencia divina; sino una orden.

El «…vete de…«; tu tierra, parentela, la casa de tu padre; estas fueron las órdenes de separación y de marcha que el recibió.

LECCIÓN PARA LOS ESTUDIANTES:

Cuando el Señor nos habla; ¿postergamos nuestra obediencia o obedecemos y nos  dejamos guiar por Él?.

Anuncios

ABRAHAM EN CANAÁN

«…Y se fue Abram, como Jehová le dijo; y Lot fue con él. Y era Abram de edad de setenta y cinco años cuando salió de Harán. 5 Tomó, pues, Abram a Sarai su mujer, y a Lot hijo de su hermano, y todos sus bienes que habían ganado y las personas que habían adquirido en Harán, y salieron para ir a tierra de Canaán; y a tierra de Canaán llegaron. 6 Y pasó Abram por aquella tierra hasta el lugar de Siquem, hasta el encino de More; y el cananeo estaba entonces en la tierra. 7 Y apareció Jehová a Abram, y le dijo: A tu descendencia daré esta tierra. Y edificó allí un altar a Jehová, quien le había aparecido. 8 Luego se pasó de allí a un monte al oriente de Bet-el, y plantó su tienda, teniendo a Bet-el al occidente y Hai al oriente; y edificó allí altar a Jehová, e invocó el nombre de Jehová. 9 Y Abram partió de allí, caminando y yendo hacia el Neguev…» Génesis 12-4-9

No le toma mucho tiempo a un creyente discernir que ir en pos de los propósitos de Dios no solo requiere obediencia sino que requiere que nuestra obediencia será puesta a prueba constantemente.

Si observamos uno de esos mapas que esta en la parte final de nuestras biblias; notamos que para poder llegar a la tierra de Canaán Abraham tenia que: #1 cruzar el río Ufrates y; #2 pasar a través del desierto de Siria.

LECCIÓN PARA LOS ESTUDIANTES:

Son innumerables «los Ufrates; y «los desiertos de Siria» que cada creyente tendrá que cruzar. Ministro del evangelio; yo al igual que usted he pasado mi Eufrate y mi desierto.

Él último que cruce (o mejor aun «me cruzaron»), fue cuando de repente pierdo a mi fiel compañera de 25 años de matrimonio, en un accidente automovilístico en el estado de Pensilvania.

Cuando el doctor vino a  mi salón de recuperación donde me encontraba con un brazo fracturado y tres costillas rotas y  me dijo; «Señor Córdova, lamento decirle que su esposa ha fallecido.» Se retiró fríamente y me quede solo.

Recuerdo que las únicas palabras que salieron de mis labios fueron estas: «Jehová dio; Jehová quito sea en nombre de Jehová bendito».

Son muchas las lecciones que el Señor me ha mostrado por ese cruce del desierto. Honremos a Dios no importa lo que él permita a nuestras vidas.

Acerca de Juan Córdova

Ver también

Has dejado tu primer amor

Mensajes Cristianos... Una señal de amor verdadero es estar siempre listo para tener un servicio de fervor por aquella persona que amas, siempre tratando..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *