Inicio / Mensajes Cristianos / El valor del amor de Dios

El valor del amor de Dios

Mensajes Cristianos – Predicas Cristianas

Mateo 4:4Él respondió y dijo: Escrito está: No sólo de pan vivirá el hombre, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios”.

En muchas ocasiones nos dejamos llevar por el placer que nos producen las banalidades y superficialidades de la vida. Nos dejamos llevar por las cosas que compra el dinero y nuestra posición social en ciertos momentos.

Nos olvidamos, también, que las cosas que más tienen importancia en la vida no son las cosas que se pueden comprar, sino las cosas que predican la palabra de Dios: el amor, la compañía, la familia, la fe, la oración, la comprensión y muchos valores más.

Que dicho sea de paso: no tiene nada de malo disfrutar nuestros logros en esta vida, sean económicos, sentimentales o de cualquier tipo. No tiene nada de malo trabajar duro y disfrutar los frutos de nuestro trabajo viajando, teniendo una bonita casa o simplemente disfrutando las cosas que más disfrutamos de la vida.

Anuncios

Pero no podemos dejarnos caer por la falsa ilusión de que todas esas cosas son las más importantes de la vida, o las únicas: no debemos de dejar que el amor de Dios y su palabra nos abandonen por sentirnos realizados en términos materiales.

Jesús vino a darnos muchas enseñanzas que debemos de recordar y mantener cerca de nosotros en los momentos difíciles, pero también en los momentos de mayor plenitud y mayor éxito que tenemos y tendremos.

Si hemos tenido buenos momentos, si nuestro trabajo ha dado fruto, si tenemos la oportunidad de disfrutar las cosas materiales de la vida, no debemos de hacerlo sin darle gracias a Dios y a su voluntad.

Agradecer al Señor por habernos dado estabilidad, por darnos la tenacidad que se requiere para trabajar y salir adelante ante las dificultades del mundo, es un valor que no podemos darnos el lujo de perder y que no cuesta nada. Simplemente tener a Dios presente y estarle agradecidos: es así de sencillo.

Tenemos que predicar sus enseñanzas, su amor, su fe. No hay mejor manera de agradecerle que llevar en nuestras acciones todas las cosas que nos enseñó, todas las cosas que nos pidió que hiciéramos para amar a nuestro prójimo y a la vida.

Predicar, trabajar, hacer nuestras cosas del diario con base en el amor de Dios, es la mejor manera de estar cerca de él.

No es necesario abandonar todo lo material, todo lo que hemos trabajado durante años, ni hacer sacrificios fuera de lugar.

Simplemente es necesario tener a Dios presente en nuestras vidas y recordar que todo lo que vivimos, lo que vemos, lo que sentimos, es su obra y Él, porque nos ama, nos la regala para que seamos felices, plenos y estemos llenos de fe.

Anuncios

Trabajemos duro, con amor, para darles gusto a nuestras familias, a nuestros amigos, a nosotros mismos, pero no olvidemos que esos gustos son también obra de Dios.

Recordemos que después de la vida no tendremos las cosas físicas y materiales, pero sí seguiremos conservando el amor de Dios, en el Reino de los Cielos, donde Él nos mostrará el amor eterno.

Vivamos con plenitud, con amor por nuestras profesiones y labores, pero también recordando siempre que Dios nos ama y nos lo muestra a cada momento, en los mayores gustos de la vida.

Redactado por: Hector Patron

© 2016. Predicas Biblicas. Todos los derechos reservados.

Acerca de Predicas Biblicas

Predicas Biblicas. Portal cristiano dedicado a evangelizar a las naciones a través de predicas cristianas, estudios biblicos, y mensajes cristianos. Para incluir tu material en nuestro portal, crea una cuenta, ingresa a ella, y comienza publicar sermones cristianos, bosquejos para predicar, y cualquier otro material cristiano que edifique el Cuerpo de Cristo.

Ver también

Mensajes Cristianos - La historia sigue su curso

La historia sigue su curso

Mensajes Cristianos - Como muchos habrán escuchado y leído la historia que en el principio todo era perfecto, había armonía total en la creación, el hombre como administrador..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *