El valor del sufrimiento

Mensajes Cristianos

Prédica de Hoy: El valor del sufrimiento

Introducción

Son grandes los esfuerzos que la humanidad ha hecho durante toda su historia por reducir el dolor, el sufrimiento, sin embargo así como ha tratado de menguarlo éste ha crecido exponencialmente, en este mensaje los invito a reflexionar sobre el valor del sufrimiento.

El dolor y el sufrimiento

Desde Adán y Eva se nos fue dicho que el dolor y el sufrimiento estarían presentes todos los días, Génesis 3:19 lo advierte al afirmar que con el sudor de la frente ganaremos el pan.

El sudor es el resultado de un esfuerzo físico grande, trabajo arduo que cansa y causa dolor en el cuerpo, que día a día se acumula provocando incluso enfermedad. El hombre ha hecho grandes cambios para que esto no ocurra, y a través de la ciencia y la tecnología ha logrado que el esfuerzo físico sea menor, que las máquinas hagan el trabajo pesado.

No sudamos pero seguimos sufriendo de otras maneras: por estrés, la tensión por la responsabilidad de cumplir a tiempo con excelentes resultados.

El dolor físico es manejable porque el hombre se ideó analgésicos, una píldora y fuera dolor. Y para el sufrimiento mental o emocional se inventó terapias. Pero sabemos que ambas funcionan un tiempo porque su efecto desaparece.

El dolor y el sufrimiento como signos de gracia

Por eso para quienes creemos en Jesucristo debemos mirar el dolor y el sufrimiento de la vida diaria como signos de gracia y no de desgracia. Porque lo dijo Jesús, “el sarmiento que dé fruto, el Padre lo podará, para que dé más fruto”. Juan 15: 2

En la Biblia podemos encontrar muchos versículos que nos hablan de las causas de las enfermedades que abaten a los hombres, reflexionemos sobre algunas de ellas:

Acerca Jaqueline Duque

Maria Jaqueline Duque Bolívar

También Revise

Amad a vuestros enemigos

Amad a vuestros enemigos

Mensajes Cristianos... Jesucristo está explicando un punto referente al amor en cuanto a los enemigos. En la ley de Moisés estaba establecido que ...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *