Inicio / Mensajes Cristianos / La ayuda de mi Padre

La ayuda de mi Padre

Mensajes Cristianos – Predicas Cristianas

A veces, en momentos de aflicción, hemos llegado a creer que no podremos encontrar el consuelo que nuestra alma busca. Entonces, las fuerzas se alejan de nosotros y nos sentimos caer.

Muchas veces también, creemos que somos lo suficientemente capaces de lidiar con todos los problemas, y por ese vano orgullo, nos llevamos a hombros pesadas cargas de pena, dolor, culpa, rencor, incomprensión, que nos obligan a andar desalentados, desorientados, cansados, sedientos.

Lo que nos falta en esos momentos, es esta palabra de vida, que fluye como manantial ante nuestros ojos. Es la certeza de David, expresada en sus Salmos, que nos recuerda que nuestro padre celestial está aquí y ahora, siempre, presente en todo momento, ofreciendo su asistencia espiritual, buscando alivianar el peso de nuestro tormento, y convidándonos de su palabra, la fuente de vida para nuestra alma sedienta de paz.

Este amor divino solo busca un corazón entregado en fe. A la verdad, este sustento espiritual solo se reconoce en la certeza de creer, en la confianza plena de aceptar de corazón que Jehová es nuestro padre, nuestro creador, y como tal, Él siempre nos estará extendiendo sus manos de amor.

Anuncios

Jehová conoce a la verdad cada una de nuestras aflicciones y sabe cuándo las fuerzas se apartan de nosotros. Pero Él espera que invoquemos su nombre, que seamos humildes en pedir y aceptar la ayuda.

Porque el orgullo es realmente vanidad, y solo nos lleva a creernos capaces de todo, cuando la verdad es que no todo lo podemos hacer solos, pero de seguro, todo será más llevadero en el amor que él nos otorgue.

Porque también Jesucristo, su hijo amado rogó en tiempos de aflicción. Oró pidiendo confortación en el monte de los Olivos, porque se acercaba el tiempo en el que tenía que ser crucificado.

Y nuestro padre jamás lo abandonó, antes bien, le otorgó fuerzas, lo transfiguró y lo llenó de su Espíritu Santo, y lo condujo a cumplir su sacrifico por nosotros.

De la misma forma, nosotros podemos rogar a Él cuando nos sentimos débiles, cuando ya nos sentimos caer, o incluso cuando nuestras rodillas ya han tocado el suelo. Porque teniendo fe, aceptando su amor y clamando su asistencia espiritual, nuestra alma podrá hallar reposo en nuestro padre amado.

“…Echa sobre Jehová tu carga, y él te sustentará…” Salmos 55:22

© Favio Sz Jaramillo. Todos los derechos reservados.

Anuncios

Predicas Biblicas… Mensajes Cristianos

Acerca de Favio Sz Jaramillo

Ver también

Mensajes Cristianos - Enfrentando la Soledad

Enfrentando la Soledad

Mensajes Cristianos - Es posible y ocurre con mucha frecuencia que nos sintamos solos aun estando en medio de una multitud, es en realidad este tipo de soledad la que más afecta al ser humano..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *