Inicio / Mensajes Cristianos / Yo sé que mi Redentor vive

Yo sé que mi Redentor vive

Mensajes Cristianos.. Devocionales Cristianos

Yo sé que mi Redentor vive, esa fue la frase que Job pronunció después de perderlo todo. Su ganado fue robado, sus sirvientes muertos a espada o por fuego, sus hijos aplastados, su esposa lo injuriaba y sus amigos lo condenaban.

Sin lugar a dudas, Job tenía todas las razones del mundo para desear la muerte o en su defecto, renegar de Dios…, sin embargo, no lo hizo.

Puede parecer desconcertante que una persona, luego de vivir todo aquel dolor, todavía retuviese su integridad y le diera la gloria a Dios; incluso, es posible que usted se encuentre viviendo en este preciso instante, una situación muy difícil, ya sea con su familia, en el trabajo, en la escuela, con sus vecinos. Tal vez, tenga un problema de salud, económico y por qué no, también legal.

En tal sentido, ¿Qué podría justificar una frase llena de esperanza cuando todo se ve perdido?

Aunque usted no lo conozca bien o tan sólo haya oído mencionar su Nombre, es una grato placer comunicarle que Dios existe. No es una fábula, no es un mito, tampoco es la pobre idea de un héroe de caricaturas.

Anuncios

Dios existe y es un millón de veces más grande que su dolor o su problema y el hecho es muy simple: lo que usted ahora mismo vive, Él lo permitió. Así como lo está leyendo: Él lo permitió; pero no vaya a echarle la culpa, porque Él no da problema sin solución, ni prueba sin victoria.

La posibilidad de salir de esa difícil situación está en usted, toda vez que deposite en Dios su confianza. Necesita creer que Dios sí puede cambiar su vida, y más aún, que tiene el control sobre ella.

¿De qué vale descargar toda su furia contra el problema, si Dios aún no ha decidido que desaparezca? Se encontrará peleando contra Dios y en esta circunstancia no tiene ninguna posibilidad de ganar.

Ríndase a Él y como dice Su Palabra en el libro de Salmos capítulo 37 verso 5: “Encomienda a Jehová tu camino, y confía en él; y él hará” o como dice en el libro de Proverbios, capítulo 16 verso 3: “Encomienda a Jehová tus obras, y tus pensamientos serán afirmados”

Ciertamente, hay ocasiones en que la espera parece no terminar y el problema, en lugar de disminuir, aumenta; no obstante, confíe en Dios. Job no murió ahogado en su dolor y no porque fuese un hombre de hierro al que nada le afectaba, al contrario, era un hombre de carne y hueso, como usted y como yo, pero creyó que Dios lo levantaría y por encima de todo, sabía que lo amaba y que si permitió su pérdida, significaba que seguía a su lado, de modo que Job nunca estuvo realmente solo.

Cuando Dios lo decidió, Job fue restaurado. Recuperó al doble, lo que había perdido y vivió lo suficiente para disfrutarlo. Usted también puede, siga esperando, siga confiando, siga amando a Dios.

En el libro de Romanos, capítulo 8 verso 28 está escrito: “Y sabemos que a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien, esto es, a los que conforme a su propósito son llamados”.

Anuncios

Nótese que dice Todas las cosas les ayuden a bien, no dice unas pocas ni algunas sino TODAS, eso significa que incluso lo malo que está aconteciendo en su vida en este momento, Dios puede convertirlo en una total y absoluta bendición para usted.

Dios tiene planes mejores con nosotros de lo que imaginamos, y necesita que seamos capaces de asumir los retos y tareas que nos asigna, aunque para ello debamos pasar por situaciones tan duras, que a final de cuentas lo que buscan es moldear nuestro carácter para ser transformados a aquello para lo cual fuimos también creados.

No se rinda. No tire la toalla. Resista un poco más. Pida a Dios ayuda para lograrlo, recuerde: “El da esfuerzo al cansado, y multiplica las fuerzas al que no tiene ningunas” (Isaías 40: 29) piénselo bien.

Dios es el único matemático capaz de multiplicar por cero y obtener una cifra entera, porque cuando usted y yo estamos en saldo negativo y con las fuerzas nulas, Dios se encarga de dotarnos con aquello que luego decimos sin saber: “Saqué fuerzas de donde no tenía”; porque ciertamente, sacamos las fuerzas de Dios no de nosotros.

Dios le bendiga.

Redactado por: Emily Sánchez

Anuncios

© Predicas Biblicas. Todos los derechos reservados.

Acerca de Predicas Biblicas

Predicas Biblicas. Portal cristiano dedicado a evangelizar a las naciones a través de predicas cristianas, estudios biblicos, y mensajes cristianos. Para incluir tu material en nuestro portal, crea una cuenta, ingresa a ella, y comienza publicar sermones cristianos, bosquejos para predicar, y cualquier otro material cristiano que edifique el Cuerpo de Cristo.

Ver también

Mensajes Cristianos.. Soy la Sal de la tierra

Soy la Sal de la tierra

Mensajes Cristianos, debemos recordar que somos la sal de la tierra, la sal que Dios quiere, la sal que es Cristo.  Nosotros somos saleros y Dios quiere...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *