Inicio / Mensajes Cristianos / Y una nube pasó

Y una nube pasó

Mensajes Cristianos… Devocionales Cristianos

Una nevada negra se precipitaba sobre la acera, a la vista de Víctor, quien atentamente contemplaba desde el portal de su casa, como el hollín procedente de la fábrica, la empercudía minuto a minuto.

Pero él, que aparentemente sólo miraba, pensaba profundamente y comparaba su vida con aquella acera que unas horas antes estaba blanca como un coco y ahora, totalmente sucia.

Por fin termina la lluvia de hollín y la acera quedó tan obscura, que sería difícil imaginar que antes fuera una de las más limpias de una ciudad que por esa época del año, era fuertemente azotada por el hollín de las cuantiosas fábricas.

Víctor, después de viajar por su pasado en la medida que sus recuerdos permitían, comparó el estado final de la acera con lo que llamó: -una vida deshecha, la mía- Acto seguido suspiró triste y profundamente. Él acababa de hacer un paralelo entre su vida y la acera, que se ensuciaban progresivamente, en diferentes momentos de la vida; pero casi al mismo ritmo y con resultados similares, una mancha indeleble que nunca parecía desaparecer.

Anuncios

El tiempo cambió, el día se tornó lluvioso, y una nube pasó por allí y repentinamente un espeso aguacero cayó sobre la casa y la acera, dejando esta última tan limpia y resplandeciente como antes. Víctor quedó impresionado al ver que una cosa que se veía muy sucia, tan rápido como el relámpago, quedara completamente limpia por algo puro como la lluvia. De pronto albergó la esperanza de que existiera, también para él, una manera de limpiar su triste pasado.

Pero como el día se saturaba de milagros para Víctor, la lluvia cesó, y el sol salió y por aquella linda acera, una joven venía. Se detuvo ante él y le entregó, tras una dulce sonrisa, uno de los papeles que traía: -¿Qué es esto?- preguntó Víctor sin entender.

-Es un semanario que producimos y repartimos por la vecindad- respondió la joven y agregó: -Se llama “La nube de Jesucristo” porque quien se meta bajo el agua que él hace que ella derrame, quedará limpio para siempre de toda suciedad- Víctor tomó con agrado el tratado y ella lo saludó en señal de despedida.

Llegó la siguiente semana y la misma muchacha venía por la acera repartiendo el tratadito. Le entregó uno a Víctor y cuando intentó marcharse, éste la detuvo asiéndola por un brazo y le dijo: -Gracias, porque mi pasado, pasado sólo es y mi vida, Cristo limpió como la lluvia a la acera- Entonces ella antes de retirarse le contestó: –Ya vosotros estáis limpios por la palabra que os he hablado. Juan 15:3.

Mi querido amigo que hoy entras a esta página, no ha sido una casualidad que hayas llegado aquí. La Biblia dice que por cuanto todos pecamos hemos sido destituidos de la gloria de Dios. Sólo Jesucristo puede limpiarte y llevarte a esa gloria que has perdido. Ven a él y tu vida cambiará.

© Antonio J. Fernandez. Todos los derechos reservados.

Predicas Biblicas… Mensajes Cristianos

Acerca de Antonio J. Fernández

Mi nombre es Antonio Fernández, soy profesor universitario de matemática, y hace más de 20 años que sirvo al Señor. Mi esposa y yo asumimos el compromiso de serle fiel cada día de nuestras vidas, y de predicar Su palabra para cumplir con la misión que Él nos entrego.

Ver también

Mensajes Cristianos - Andad en el

¡Tu tiempo de seguirle!

Mensajes Cristianos - Parece que nosotros los seres humanos nos empeñamos en observar con mucho cuidado el andar que tienen los demás, cómo hablan, cómo se comportan ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *