Inicio / Mensajes Cristianos / ¿Por qué te afanas tanto hijo mío? 

¿Por qué te afanas tanto hijo mío? 

Mensajes Cristianos 

Mateo 6:25-34

En nuestra vida todos pasamos por altos y bajos, éxitos y pruebas, felicidad  y tristeza. Nuestra fe esta en prueba cuando nos  hace  falta por ejemplo el dinero, cuando perdemos el empleo.  Es importante aplicar un principio financiero dado en la  palabra de Dios, (Proverbios 10:5) “Debemos abastecernos en el verano”.

Cuando ahorramos podemos sortear las dificultades para que cuando llegue tiempos menos abundantes tengamos la provisión para nuestra familia.

La palabra de Dios nos indica que cada día trae su afán (Mateo 6:34). También es fácil angustiarnos y preguntarle a nuestro Señor ¿Cuándo nos dará la salida?, lo único cierto es que los tiempos de Dios son perfectos, y nos prepara para un nuevo comienzo, y en la espera nos pide que reflexionemos (Hageo 2:15), y realicemos el cambio que Dios espera de nosotros.

Anuncios

De nada sirve afanarnos, planear, hacer mil  cosas y al final no dan resultando ¿Por qué? Porque no es el plan que tiene Dios para nosotros:

Porque yo sé muy bien los planes que tengo para ustedes”, afirma el Señor, “planes de bienestar y no de calamidad, a fin de darles un futuro y una esperanza. Entonces ustedes me invocarán, y vendrán a suplicarme, y yo los escucharé. Me buscarán y me encontrarán, cuando me busquen de todo corazón. Me dejaré encontrar y los haré volver del cautiverio. Yo los reuniré de todas las naciones y de todos los lugares a donde los haya dispersado, y los haré volver al lugar del cual los deporté.” (Jeremías 29:11-14)

Dios siempre cumple sus promesas, abre los caminos en el desierto cuando activamos y permanecemos en la FE la cual debe ir acompañada de obras (Santiago 2:14-18). El sol es la fe y su calor son las obras.  Mediante hechos probamos a nuestro Señor la fidelidad, creemos y esperamos que Él obrara.

Somos llamados a servir a los demás, a ser mejores hijos, esposos, empleados, estudiantes y empresarios, a servir a  Dios  en la iglesia. Mediante  la oración pedimos guía al Espíritu Santo y siempre todos los días tenemos diferentes formas de ayudar y agradar a nuestro Señor, realizando Su labor.

El hombre no comprende la forma en que Dios obra, (Eclesiastés 8:16), lo seguro es que a Sus hijos los ama tanto que nos da una nueva oportunidad de ver su gloria. Y en este proceso es transcendental alimentarnos diariamente de la palabra de Dios y cuidar nuestro espíritu (Efesios 4:30) de la amargura, aflicción, enojo, falta de perdón, no recordar el pasado, en sí de todas los sentimientos que no provienen de Dios, porque en nuestro Señor somos una nueva criatura.

La palabra de Dios nos deja saber que en esta vida el más poderoso, rico, inteligente y los más veloces les llega buenos y malos  tiempos (Eclesiastés 9:11); es decir a todos, nos llegara el momento. Pero a los que estemos con Dios siempre nos dará la salida y la paz que sobre pasa todo entendimiento (Juan 14:27; Filipenses 4:7).

¿Cuántos de ustedes no han conocido personas que se afanan cada día por tener más, fama, fortuna, mas estudio y que han logrado? Cuando no conocen de Dios por una  mala decisión pueden perder todo.

Hay un caso muy sonado en estos días, y es un paro que realizo 700 pilotos de una aerolínea.  El sindicato convoco a paro y estuvieron en cese laboral por más de 50 días. Pedían a la compañía beneficios salariales y extra salariales que la empresa no podía sostener.

Anuncios

La consecuencia de esta mala decisión es que la empresa perdió varios millones de dólares en ventas, perjudico a varios sectores de la economía, principalmente el turístico y ahora la máxima autoridad legal declaro ilegal el paro.  Ahora los pilotos están en riesgo de ser despedidos y quedar sin la posibilidad de emplearse fácilmente en otro País. Conclusión lo van a perder todo por una mala decisión.

(Efesios 6:5) Debemos respetar a nuestros jefes y toda autoridad, cuando no esté en nuestras manos mejorar alguna situación debemos orar para que sea Dios obrando.

Siempre debemos aplicar lo encomendado por Dios y ser diligentes (Proverbios 10:4), el perezoso nunca  prosperara.

Hermanos no es coincidencia que estés leyendo este mensaje cristiano, el cual quiere edificarte y llenarte de paz, entendimiento sobre la forma en que nuestro Señor actúa.

Comparte estos mensajes cristianos con la persona que consideres que está pasando por un momento difícil, esta es una forma de dar animo a quien más lo necesita, y así mismo estas dando vitaminas espirituales de fe y esperanza.

¡Dios los bendiga!

Anuncios

© Jose R. Hernandez. Todos los derechos reservados.

Predicas Biblicas.. Mensajes Cristianos

Acerca de Jose Hernandez

Ver también

Mensajes Cristianos - La historia sigue su curso

La historia sigue su curso

Mensajes Cristianos - Como muchos habrán escuchado y leído la historia que en el principio todo era perfecto, había armonía total en la creación, el hombre como administrador..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *