Inicio / Predicas cristianas / Tres remedios en la aflicción

Tres remedios en la aflicción

Predicas Cristianas | Predicaciones Cristianas

“…Mas yo en tu misericordia he confiado; Mi corazón se alegrará en tu salvación. 6 Cantaré a Jehová, Porque me ha hecho bien…” Salmos 13:5-6

Introducción:

En la actualidad que vivimos no es de extrañarse que enfrentemos tantas aflicciones de toda índole, algunas provocadas por consecuencias de nuestros errores y pecados, otras ocasionadas por el mundo y por Satanás el cual se goza y se empeña por afligirnos con el propósito de desanimarnos y atribularnos y que de alguna manera poder debilitar nuestra fe, sin embargo aunque todas aparenta un efecto negativo, Dios las usa para formar nuestro carácter y hacer más firme caminar.

El señor Jesucristo deja bien marcada una verdad la cual a través de los siglos, todos los santos nos ha tocado vivir. La encontramos en Juan 16:33 “…Estas cosas os he hablado para que en mi tengáis paz. En el mundo tendréis aflicción; pero confiad, yo he vencido al mundo…”

Anuncios

Salmos 34:19 dice también que muchas son las aflicciones del Justo, pero de todas ellas le librará Jehová. Es claro nadie disfruta las aflicciones pero la realidad es que las enfrentamos y es necesario aprender del salmista David el Cual pasó por Muchas aflicciones. Antes de Ver los remedios veamos que es la Aflicción:

Definición tsarah (hr;x;) esta palabra del vocablo hebreo significa: aflicción, angustia, aprietos. El diccionario secular la define como causar molestia o sufrimiento físico, causar tristeza o angustia moral. Estudiado la definición todos en algún momento nos encontramos en angustia, aprietos o tristeza por esto es necesario encontrar los remedios para estos momentos difíciles y que el Señor se glorié de nosotros al saber enfrentarlos con optimismo:

I. La Misericordia de Dios Nuestra Confianza vers.5 a

David alude que en la misericordia de Dios había confiado cuando sus enemigos se enaltecían sobre él y aun cuando sentía que Dios le había olvidado y que escondía su rostro de el, es importantísimo saber en dónde esta fundada nuestra Confianza.

Algunos fracasan porque ponen su confianza en fundamentos perecederos como lo son el dinero, la educación, el trabajo, en algún amigo que después los abandonan. Es obvio que en este mundo muchas cosas nos invitan a poner nuestra confianza en ellas, pero ninguna de ellas son eternas, solamente la misericordia de Dios es eterna: Salmo 103:17 “…Mas la misericordia de Jehová es desde la eternidad y hasta la eternidad sobre los que le temen…”

No hay mejor base que la misericordia de Dios, ya que él es fiel a lo que a prometido y nos a manifestado su gracia a pesar de nuestra indignidad y defección que tenemos como seres falibles, cuando confías en la misericordia de Dios, te haces dependiente totalmente de él, y todos tus recursos, habilidades y conocimientos los depositas con humildad en sus manos y Dios te da victoria sobre toda Aflicción. Salmo 89:28 dice: Para siempre le conservare mi misericordia. Mi pacto será firme con él.

II. La Salvación Alegría del Corazón

Anuncios

A veces buscamos motivos para estar gozosos, más aún cuando nos encontramos en aflicción, en enfermedad, y aprietos financieros.

David encontró un solo motivo en medio de la aflicción que mantenía su corazón alegre y era la Salvación, no hay otra cosa más valiosa y más placentera que la salvación que Dios nos ha dado esta palabra hermosa que encierra libertad, salud, rescate y poder, debe de ser el motivo de alegría también para nosotros Isaías 25:9 “…Y se dirá en aquel día: He aquí, este es nuestro Dios, le hemos esperado, y nos salvará; éste es Jehová a quien hemos esperado, nos gozaremos y nos alegraremos en su salvación…”

Hoy en día el mundo ha provisto de muchos medios por los cuales adquirir alegría, pero no es duradera y ni tampoco satisface el alma, solamente la Salvación produce gozo perdurable, por eso David pidió a Dios Vuelve el gozo de Mi salvación cuando él había pecado. Si tu alegría es la Salvación de Dios no habrá aflicción que pueda dejarte triste y derrotado.

III. Cantando por que nos ha hecho Bien

La Biblia nos narra un ejemplo de dos siervos de Dios en Hechos 16 que a pesar de la golpiza que les habían dado y sus pies puestos en el cepo no incurrieron en reclamos, ni lamentos sino que estando en la cárcel oraban y cantaban himnos al Señor. ¿Te has preguntado qué era lo que cantaban Pablo y Silas? ,

Voy argumentar yo creo que les vinieron a la mente todas las cosas buenas que Dios había hecho en ellos y ese agradecimiento estalló en cánticos espontáneos que brotaban de lo más profundo del corazón. A través de ese agradecimiento a Dios proclamaron sus bondades y fue un testimonio a los presos los cuales los oían.

Anuncios

Es importante recordar los beneficios que Dios ha hecho a favor de nosotros dándole cánticos de agradecimiento y proclamando su benignidad, eso nos quitara la mirada de la aflicción y miraremos la mano de Dios obrando en nuestro problema y a la misma vez daremos un testimonio digno de nuestra fe en Cristo. El salmista decía mi cántico está de continuo en mi boca.

Conclusión

Si como cristianos sensatos y conscientes de que en nuestra vida habrá aflicciones y echamos mano de estos remedios viviremos una vida abundante, aún en nuestros problemas cantaremos porque nuestra mirada no estará en la aflicción sino en la misericordia, la salvación, y la alabanza y podremos decir en medio de la hecatombe: “…Mas yo en tu misericordia he confiado. Mi corazón se alegrará en tu salvación. Cantare a Jehová por que me ha hecho bien…”

Acerca de Predicas Biblicas

Predicas Biblicas. Portal cristiano dedicado a evangelizar a las naciones a través de predicas cristianas, estudios biblicos, y mensajes cristianos. Para incluir tu material en nuestro portal, crea una cuenta, ingresa a ella, y comienza publicar sermones cristianos, bosquejos para predicar, y cualquier otro material cristiano que edifique el Cuerpo de Cristo.

Ver también

Predicas Cristianas.. No te dejes engañar

No te dejes engañar… Parte II

Predicas Cristianas... Es tiempo de cambiar nuestra forma de pensar y comprender que, como cristianos, sufriremos persecución, pero Dios no nos abandonará...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *