Inicio / Predicas cristianas / Nuestra confianza esta en Jesús

Nuestra confianza esta en Jesús

Predicas Cristianas

Nuestra confianza esta en Jesús, es así desde que nuestros ojos y nuestro corazón se volvieron a Él, aprendemos a confiar en un Dios que lleno de amor vino a buscarnos para cambiar nuestra vida y llenarla de gozo y de paz; el tema es si verdaderamente sabemos en quien hemos confiado, si sabemos quién es Jesús y que hizo por nosotros.

Leamos la Palabra de Dios en Salmo 56:1-4Ten misericordia de mí, oh Dios, porque me devoraría el hombre; Me oprime combatiéndome cada día. Todo el día mis enemigos me pisotean; porque muchos son los que pelean contra mí con soberbia. En el día que temo, Yo en ti confío. En Dios alabaré su palabra; En Dios he confiado; no temeré; ¿Qué puede hacerme el hombre?”.

Cada día, cuando salimos de nuestra casa para ir a trabajar nos enfrentamos a ese mundo que está bajo el poder del maligno, Filipenses 2:15, es una batalla que debemos librar cada día con ese enemigo que nos acecha para hacernos retroceder en el camino del Señor y evitar que cumplamos el propósito que Dios tiene para nuestra vida.

Es una batalla a muerte en que toma parte el viejo hombre que aún existe dentro nuestro, esa parte de la vieja criatura de la cual no nos desprendemos como es nuestra vanagloria, nuestro orgullo, la soberbia o todo deseo de la carne, que aunque oculto sigue existiendo en nuestro corazón.

Anuncios

Deseos y pasiones que cuando tomamos contacto con el mundo vuelven a actualizarse y pretenden ocupar los primeros lugares en nuestra vida, aún cuando sabemos que “Todo lo que hay en el mundo, los deseos de la carne, los deseos de los ojos, y la vanagloria de la vida, no provienen del Padre, sino del mundo. Y el mundo pasa, y sus deseos; pero el que hace la voluntad de Dios permanece para siempre” (Filipenses 2:16-17).

Cuando enfrentamos lo cotidiano de nuestros días también debemos confrontar nuestra fe y vida cristiana con aquellos que por falta de conocimiento de la verdad de la Palabra de Dios, nos combaten y vituperan en medio de su soberbia, 1 Juan 5:19.

Es allí cuando debemos mostrar en dónde está nuestra confianza recordando las palabras de Pedro: “Si sois vituperados por el nombre de Cristo, sois bienaventurados, porque el glorioso Espíritu de Dios reposa en vosotros. Ciertamente, de parte de ellos, él es blasfemado, pero por vosotros es glorificado” (1 Pedro 4:14).

Cuando hacemos que la palabra de Dios cobre vida en nosotros, simplemente confiamos y no tememos a los hombres o lo que puede sobrevenirnos, allí decimos: “En el día que temo, Yo en ti confío” pues sabemos que tenemos quien aboga por nosotros, 1 Juan 2:1, y por lo tanto no es necesario que seamos nosotros quienes nos enfrentemos al mundo si no es para ganar el mundo para Cristo

Cuando la palabra de Dios cobra vida en ti “Entonces andarás por tu camino confiadamente, Y tu pie no tropezará. Cuando te acuestes, no tendrás temor, Sino que te acostarás, Y tu sueño será grato” (Proverbios 3:23-24).

El enemigo nos ronda como león, 1 Pedro 5:8, y el mundo quiere hacernos retroceder en nuestro caminar hacia Jesús, por ellos es que Él nos dice: “Confiad, yo he vencido al mundo” (Juan 16:33).

Cristo venció para que nosotros venzamos por Él, porque “¿Quién es el que vence al mundo, sino el que cree que Jesús es el Hijo de Dios?” (1 Juan 5:5); nosotros creemos y sabemos que con Cristo somos más que vencedores, Romanos 8:37, pues nos hemos despojado del viejo hombre, Efesios 4:22, y he aquí que las cosas viejas pasaron, siendo toda nuestra vida hecha nueva, 2 Corintios 5:17, por la gracia y el amor de Jesucristo.

Anuncios

Sabemos que podemos confiar y que por medio de esa confianza saldremos triunfadores de toda lucha y de toda prueba, el tema ahora es reconocer la obra de Jesús a favor de cada uno de nosotros; el tema es saber todo lo que Él hizo para que hoy podamos confiar en la forma en que lo hacemos.

Leamos ahora Hebreos 9:23-24Fue, pues, necesario que las figuras de las cosas celestiales fueran purificadas así; pero las cosas celestiales mismas, con mejores sacrificios que éstos. Porque no entró Cristo en el santuario hecho de mano, figura del verdadero, sino en el cielo mismo para presentarse ahora por nosotros ante Dios”, y luego en el 10:12Cristo, habiendo ofrecido una vez para siempre un solo sacrificio por los pecados, se ha sentado a la diestra de Dios”.

Acerca de Luis Alberto Coria

Mi nombre es Luis Alberto Coria, estoy casado con Nora Griselda Correa y tenemos cuatro hijos. Soy un fiel seguidor de la palabra de Dios.

Ver también

Predicas Cristianas.. Cuando un santo es restaurado

Cuando un santo es restaurado

Predicas Cristianas, ¿qué sucedió con Elías? Ahora vemos a “santo restaurado” y dotado con nuevas fuerzas y con nuevos propósitos. Toda restauración espiritual tiene..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *