Inicio / Predicas cristianas / Caminando con el Señor

Caminando con el Señor

Predicas Cristianas

Con frecuencia los cristianos dan lugar a un alejamiento casi total de la práctica de la fe porque están más comprometidos con sus propias cosas y deseos que con el Señor, y es necesario tomar con seriedad este hecho y llevar a cabo una atención mayor sobre nuestra vida espiritual.

Si queremos que nuestras familias continúen en su proceso de fe debemos mostrarles expresiones de fe y nuestro compromiso cristiano, pues en los verdaderos creyentes la fe se traduce en actitudes, ya que de lo contrario queda sin fecundar y no hace crecer a la persona para llevarles a la madurez, que es el compromiso de ser en verdad discípulos del Señor.

Para comenzar el sermón de hoy les voy a contar un cuento: Un discípulo fue a donde estaba su pastor y le dijo: Pastor, quiero encontrar a Dios; el pastor, como hacía mucho calor sonrió, e invitó al joven a bañarse en el río.

Anuncios

Cuando el joven se zambulló, el pastor lo alcanzó y lo tuvo por la fuerza debajo del agua por unos instantes hasta que lo dejó volver a la superficie; después le pregunta qué había deseado más mientras estaba debajo del agua, el aire, respondió.

¿Y deseas a Dios de la misma manera?, le preguntó, pues si lo deseas así, lo encontrarás, pero si no tienes esta sed ardiente, de nada te servirán tus esfuerzos y tus conocimientos; no se puede encontrar ni la fe ni a Dios si no lo deseas como el aire para respirar.

Leamos la Palabra de Dios en Mateo 4:18-22 “Andando Jesús junto al mar de Galilea, vio a dos hermanos, Simón, llamado Pedro, y Andrés su hermano, que echaban la red en el mar; porque eran pescadores. Y les dijo: Venid en pos de mí, y os haré pescadores de hombres. Ellos entonces, dejando al instante las redes, le siguieron. Pasando de allí, vio a otros dos hermanos, Jacobo hijo de Zebedeo, y Juan su hermano, en la barca con Zebedeo su padre, que remendaban sus redes; y los llamó. Y ellos, dejando al instante la barca y a su padre, le siguieron”.

Ser discípulo es lo verdaderamente más importante en la vida, es a lo que no se le puede poner pretexto y dejar para más tarde; hay que comprometer todo a Jesús y responder al momento a su llamado como lo hicieron los discípulos a la orilla del lago, quienes “dejando al instante las redes, le siguieron” Mateo 4:20.

No es fácil ser discípulo del Señor, y por eso es que encontramos casos donde los llamados no lo aceptan, y en otros casos los discípulos se retiran, abandonando el camino, pero a pesar de todo, el Señor respeta la libertad de cada uno para seguirle o dejar pasar su llamada.

Dios llama, y tú eliges hacer caso de la llamada o renunciar a ella, pero Jesús siempre seguirá esperando que decidas ser su discípulo pues quiere discípulos que lo sigan con gusto y libremente para aprender sus enseñanzas y que después las den a conocer a los demás proclamando que el reino de Dios está cerca.

Anuncios

Y la fidelidad de los creyentes es una condición fundamental para anunciar el evangelio y para la misión de la iglesia; la realidad es que ser discípulo de Cristo puede costamos todo lo que somos o tenemos.

El llamamiento no permite demoras, y la respuesta debe ser decidida, inmediata, e incondicional, cuando Jesús llama, la respuesta debe ser “al instante”; y la decisión se expresa a través de la renuncia al yo, como el Señor dijo: “Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, y tome su cruz, y sígame” Marcos 8:34.

La cruz, es interpretada de distintas formas, según cada uno, pero la cosa se complica cuando el Señor nos dice: “Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, tome su cruz cada día, y sígame” Lucas 9:23; es que algo sucede en nuestras vidas cuando tomamos la cruz, y pasa porque salimos victoriosos de la guerra más importante, la mantenida con Satanás, con el pecado y la muerte quienes fueron vencidos en la cruz, instrumento de muerte que se convirtió en instrumento vida eterna.

Acerca de Luis Alberto Coria

Mi nombre es Luis Alberto Coria, estoy casado con Nora Griselda Correa y tenemos cuatro hijos. Soy un fiel seguidor de la palabra de Dios.

Ver también

Predicaciones Cristianas - El uso apropiado del Poder

Dios tiene un proposito

Predicas Cristianas Escritas.. Cuesta ser lleno de la unción, pero necesitas encontrar el proposito de Dios en tu vida para que cada vez que abras tus ojos...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *