Inicio / Predicas cristianas / Tened accion de gracias

Tened accion de gracias

Predicas Cristianas

Siempre le estamos pidiendo al Señor y siempre nos está concediendo los anhelos del corazón, pero la palabra de Dios también nos enseña que debemos dar gracias siempre, en todo y por todo, y además, que nuestras peticiones deben ir acompañadas de acción de gracias, pues esta es la vía de acceso a Dios, la gratitud y obediencia a Dios es la clave para desatar el poder sobrenatural del Señor a nuestro favor.

Debemos ser agradecidos a Dios “porque él es bueno, porque para siempre es su misericordia” Esdras 3:11, entonces, no hagamos nada sin darle gracias a Dios, reconozcamos siempre que lo que somos y lo que tenemos viene de Él, y es su voluntad que demos gracias en todo, aun en los momentos difíciles es necesario ser agradecidos y no caer en la queja, ni desanimarnos ya que sabemos que la respuesta a nuestra petición está en camino.

Leamos la Palabra de Dios en Filipenses 4:4-9 “Regocijaos en el Señor siempre. Otra vez digo: ¡Regocijaos! Vuestra gentileza sea conocida de todos los hombres. El Señor está cerca. Por nada estéis afanosos, sino sean conocidas vuestras peticiones delante de Dios en toda oración y ruego, con acción de gracias. Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guardará vuestros corazones y vuestros pensamientos en Cristo Jesús. Por lo demás, hermanos, todo lo que es verdadero, todo lo honesto, todo lo justo, todo lo puro, todo lo amable, todo lo que es de buen nombre; si hay virtud alguna, si algo digno de alabanza, en esto pensad. Lo que aprendisteis y recibisteis y oísteis y visteis en mí, esto haced; y el Dios de paz estará con vosotros”.

Anuncios

Muchos llegan a la iglesia pensando que van a escuchar lo que Dios tiene para ellos y en la solución de sus problemas que les dará, porque Jesús es la solución, y de esta manera llegamos al culto donde el propósito principal es la adoración a Dios, pues solo después de haberle alabado y adorado estamos listos para escuchar Su Palabra.

Es así que nos dice: “Venid ante su presencia con regocijo. Reconoced que Jehová es Dios; Él nos hizo, y no nosotros a nosotros mismos; Pueblo suyo somos, y ovejas de su prado. Entrad por sus puertas con acción de gracias” Salmo 100:2-4; es decir que Dios quiere que estemos dispuestos a tener un encuentro con Él, que estemos dispuestos a sacrificarnos, y que nos ofrezcamos dando las gracias anticipadamente por lo que él hará en nosotros, “y cuando ofreciereis sacrificio de acción de gracias a Jehová, lo sacrificaréis de manera que sea aceptable” Levíticos 22:29.

Y nos dice esto porque muchas veces hacemos cosas que a Dios no le agradan solo porque nos agradan a nosotros,  pero la verdad es que muchas veces las cosas para Él no las hacemos de corazón, ni siquiera sentimos lo que estamos haciendo, no lo estamos haciendo en el Espíritu sino que lo estamos haciendo en la carne, ya que si lo hiciéramos en el Espíritu “saldrá de ellos acción de gracias, y voz de nación que está en regocijo, y los multiplicaré, y no serán disminuidos; los multiplicaré, y no serán menoscabados” Jeremías 30:19.

Primeramente debemos ser agradecidos porque nuestros pecados han sido perdonados,  “porque Cristo, cuando aún éramos débiles, a su tiempo murió por los impíos. Ciertamente, apenas morirá alguno por un justo; con todo, pudiera ser que alguno osara morir por el bueno. Mas Dios muestra su amor para con nosotros, en que siendo aún pecadores, Cristo murió por nosotros. Pues mucho más, estando ya justificados en su sangre, por él seremos salvos de la ira. Porque si siendo enemigos, fuimos reconciliados con Dios por la muerte de su Hijo, mucho más, estando reconciliados, seremos salvos por su vida. Y no sólo esto, sino que también nos gloriamos en Dios por el Señor nuestro Jesucristo, por quien hemos recibido ahora la reconciliación” Romanos 5:6-11.

Lo más importante para todo cristiano es recordar que Cristo perdonó nuestros pecados, en tiempos pasados había una costumbre entre los hermanos, que antes de dar testimonio daban gracias a Dios por el perdón de sus pecados, y es algo que ya no se escucha, pero todos deberíamos dar gracias en público a Dios por perdonar nuestros pecados, dando gracias además aun cuando las cosas no nos van bien, recordando que el verdadero éxito es la obediencia a Dios.

Pero en estos días a mucha gente se le hace difícil ser agradecido porque creen que lo secular que hacen es lo que les permite vivir y crecer como lo hacen, entonces no tienen razón para agradecer a Dios, pero la iglesia debe mostrar la importancia de estar agradecidos con Dios por Su misericordia y provisión, aunque son miles las razones por la cual debemos darle gracias a DIOS.

Anuncios

Si usted no ha encontrado nada por qué estar agradecido, debe comenzar a serlo por su salvación ya que debemos darle gracias a Dios por las cosas eternas, “por tanto, no desmayamos; antes aunque este nuestro hombre exterior se va desgastando, el interior no obstante se renueva de día en día. Porque esta leve tribulación momentánea produce en nosotros un cada vez más excelente y eterno peso de gloria; no mirando nosotros las cosas que se ven, sino las que no se ven; pues las cosas que se ven son temporales, pero las que no se ven son eternas” 2 Corintios 4:16-18.

Demos gracias al Dios creador de todas las cosas, y demos gracias porque en medio de todos los falsos dioses que este mundo mantiene, nosotros servimos y adoramos al Dios verdadero, del cual uno de los atributos es la bondad, porque Dios es bueno y se muestra en la creación, en Su obra redentora, y en los planes eternos de Dios para con nosotros; y otro es la misericordia, porque toda la obra de Dios se resume en que Él es misericordioso.

Ser agradecido es una virtud que se desarrolla reconociendo que lo que tenemos, y lo que somos, proviene de Dios; cuando aprendemos a depender de Él y a darle todo el reconocimiento del obrar en nuestra vida nos mantiene humildes, poniendo nuestra mirada en lo que tenemos y no en lo que nos falta, por lo tanto, “dad gracias en todo, porque esta es la voluntad de Dios para con vosotros en Cristo Jesús” 1 Tesalonicenses 5:18.

Ser agradecidos es estar consientes de lo que otros hacen por nosotros y darles las gracias; se trata de valorar lo que los demás hacen por nosotros sin importar cuál sea su motivación para hacerlo; el creyente debe ver las cosas diferentes, porque, aunque es bueno planear y tener bienes en esta tierra, son por las cosas eternas por las que debemos luchar, y la vida eterna no se adquiere siendo indiferente a Dios, pues se adquiere por medio de la fe en Jesucristo la cual produce obediencia, donde el mejor ejemplo es el de Moisés, quien “por la fe dejó a Egipto, no temiendo la ira del rey; porque se sostuvo como viendo al Invisible” Hebreos 11:27.

Y en lo terrenal debemos dar gracias en vez de quejarnos, por lo tanto, “por nada estéis afanosos, sino sean conocidas vuestras peticiones delante de Dios en toda oración y ruego, con acción de gracias. Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guardará vuestros corazones y vuestros pensamientos en Cristo Jesús” Filipenses 4:6-7.

Anuncios

Ser agradecidos es lo que hace que el favor de Dios venga a nosotros, entonces, “alégrense todos los que en ti confían; Den voces de júbilo para siempre, porque tú los defiendes; En ti se regocijen los que aman tu nombre. Porque tú, oh Jehová, bendecirás al justo; Como con un escudo lo rodearás de tu favor” Salmos 5:11-12, y esto significa que tendremos un trato especial; la gracia de Dios hará lo que el dinero no puede, y puertas se abrirán debido a que el favor de Dios está sobre nosotros.

Dar gracias a Dios es clave para que lo sobrenatural sea desatado, recuerden cuando Jesús necesitaba alimentar multitudes con unos cuantos peces y unos panes, y “tomó Jesús aquellos panes, y habiendo dado gracias, los repartió entre los discípulos, y los discípulos entre los que estaban recostados; asimismo de los peces, cuanto querían. Y cuando se hubieron saciado, dijo a sus discípulos: Recoged los pedazos que sobraron, para que no se pierda nada. Recogieron, pues, y llenaron doce cestas de pedazos, que de los cinco panes de cebada sobraron a los que habían comido” Juan 6:11-13; esto demuestra que ser agradecidos trae multiplicación.

Ser agradecidos hace que Dios nos confíe más de sus cosas, de manera que cuando somos agradecidos por los cientos, Dios nos bendice con miles; cuando somos agradecidos por lo que tenemos, en lugar de quejarnos por lo que no poseemos, Dios desatará lo que no tenemos y nos mantendrá sanos y con fuertes, “el Señor está cerca. Por nada estéis afanosos, sino sean conocidas vuestras peticiones delante de Dios en toda oración y ruego, con acción de gracias. Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guardará vuestros corazones y vuestros pensamientos en Cristo Jesús” Filipenses 4:5-7.

Como verdaderos cristianos debemos de estar dispuestos a depender totalmente de Él habiendo recibido a su Hijo como nuestro salvador, pues esta es la parte más importante en la acción de gracias, y además debemos estar dispuestos a seguirlo y a cumplir Su Palabra, porque solo permaneciendo en Él podemos lograr su bendición y protección; como Él dice: “Si me amáis,  guardad mis mandamientos” Juan 14:15, “si permanecéis en mí,  y mis palabras permanecen en vosotros,  pedid todo lo que queréis,  y os será hecho” Juan 15:7.

© Luis Coria. Todos los derechos reservados.

Anuncios

Predicas Biblicas… Predicaciones Escritas

Acerca de Luis Alberto Coria

Mi nombre es Luis Alberto Coria, estoy casado con Nora Griselda Correa y tenemos cuatro hijos. Soy un fiel seguidor de la palabra de Dios.

Ver también

Bosquejos Biblicos - Lucha por lo que quieres

Lucha por tu sueño

Predicas Cristianas Escritas.. un valiente de Cristo no se queda entre los últimos, si quieres un avivamiento lucha por conseguirlo, sé el primero, no te quedes...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *