Inicio / Predicas cristianas / Enseñanzas del maestro

Enseñanzas del maestro

Predicas Cristianas

ENSEÑANZAS DEL MAESTRO, IDEALES QUE DAN FELICIDAD AL HOMBRE

Textos clave: Mateo 5:1-2 (Mateo 5,6 y 7)

Objetivo: Jesús nos dejó grandes enseñanzas de vida, si las seguimos alcanzaremos el ideal de Dios y la felicidad plena tan anhelada por la humanidad.

Anuncios

INTRODUCCIÓN

Siempre me he imaginado que hubiera sido fascinante ser discípulo de Jesús, estar con él, escuchar sus enseñanzas. Creo que al escuchar la vida de Jesús todos deben tener un pensamiento similar, pero la verdad es que cuando él vino, la iglesia lo rechazó. Hoy en día nos preguntamos como pudo ocurrir esto, sin embargo todavía hoy en día muchos lo rechazan.

Imagínense cómo lo veían las personas, un hombre pobre, común del pueblo de Israel, con algunas ideas diferentes a los que enseñaba la iglesia, no parecía el gran Cristo que ellos esperaban que los liberaría de la opresión Romana, lo que enseñaba iba en contra de sus deseos.

¿Quieren saber algo?, hoy también podemos  ser discípulos de Jesús, podemos estar con Él a solas, podemos disfrutar de sus enseñanzas y de su compañía en cada momento de nuestras vidas.

En la biblia encontramos sus enseñanzas, allí encontramos gran parte de lo que vivió, de lo que dijo, lo que hizo y lo que enseñó.  Además sus conversaciones con los demás, la forma en cómo refutaba las acusaciones engañosas  de los fariseos que parecían no tener salida, sus milagros, entre muchas otras cosas.

En la biblia encontramos el sermón que realizó Jesús en el monte. Me llama mucho la atención, ya que fue la predicación del mismo Jesús. Tendremos un repaso de su mensaje, deben ser palabras importantes.

Anuncios

DESARROLLO

I. Las bienaventuranzas (Mateo 5:1-12; Lucas 6:20-26)

Bienaventuranzas deriva de la palabra griega Makarios que significa: dichoso, feliz afortunado, bendito, buena aventura, buen futuro. Presenta lo que realmente le proporciona felicidad al hombre. Y eso es lo que le presenta Jesús a aquella multitud que le escuchaba pues deseaba su felicidad y salvación. Cada una de ellas tiene en como fin bendiciones de Dios y su reino eterno. 

Bienaventurados los pobres de Espíritu (Mateo 5:3).

Se refiere a aquellas personas que reconocen su pobreza o miseria espiritual y que aceptan que necesitan de Dios para mejorar su condición, pues es el único que puede justificarnos por medio de su sangre. Si no se siente esa necesidad y por el contrario la persona se siente rica e independiente por su justicia propia no podrá recibir de Dios las riquezas que él tiene para ofrecer y su reino celestial.

Anuncios

Bienaventurados los que lloran (Mateo 5:4).

Así como se es pobre de Espíritu y se acepta nuestra condición, lloramos por ese dolor y comprensión de nuestra condición y necesidad de Dios. Además el Señor se conduele de nuestro dolor, de todo llanto y sufrimiento, nos consuela y nos motiva a seguir adelante.

Cuando vuelva a buscarnos no tendremos más motivos para llorar pues enjugara toda nuestras lagrimas (Apocalipsis 21:4). 

Bienaventurados los mansos (Mateo 5:5).

Ser manso implica ser sumiso y aceptar el trato de Dios hacia nosotros de acuerdo a su voluntad. Es el antónimo de orgullo, al ser mansos dominamos nuestra naturaleza carnal y dejamos que Dios obre en nuestras vidas.

Anuncios

Por otro lado ser manso no quiere decir que debemos ser tontos y que debemos dejar que seamos humillados, maltratados o aceptar alguna injusticia. Sin embargo debemos saber cómo actuar en estos casos de manera asertiva y de la mejor forma en la que lo haría un discípulo de Cristo.

Bienaventurados los que tienen hambre y sed de Justicia (Mateo 5:6).

Al referirse a los términos “hambre” y “sed” hace una comparación de esos grandes deseos del hombre y la ansiedad que puede tener de saciarse, no de alimento alguno o bebida, sino de justicia. La justicia que provee el hombre es corrupta e imperfecta, solo Dios puede ofrecer la justicia perfecta lo cual otorgara a aquellos que la desean.

Bienaventurados los misericordiosos (Mateo 5:7).

Es requisito para entrar al reino de Dios la misericordia, la piedad y el amor a los demás. No hay mayor ejemplo de cómo debemos proceder con los demás, que el de Dios mismo y su misericordia hacia nosotros.

Bienaventurados los de limpio corazón (Mateo 5:8).

Dios busca que sus hijos sean santos, puros y perfectos, no quiere decir que no hayamos cometido pecado sino más bien que buscamos por medio de la justicia de Cristo la santidad apartándonos del mal y moldeamos nuestro carácter para hacer el bien y ser correctos en todo. Si nuestro corazón es así veremos a Dios, ese debe ser nuestro objetivo como seguidores de Cristo, imitarlo.

Bienaventurados los pacificadores (Mateo 5:9).

La guerra está en contra del amor, la unión y la paz. El Señor desea que andemos unidos todos, en armonía y en paz unos con otros. Jesús al venir a este mundo vino a reconciliar a la humanidad y Dios (Romanos 5:10), él desea que seamos pacificadores tanto entre nosotros mismo, tanto entre nosotros y Dios.

Acerca de Predicas Biblicas

Predicas Biblicas. Portal cristiano dedicado a evangelizar a las naciones a través de predicas cristianas, estudios biblicos, y mensajes cristianos. Para incluir tu material en nuestro portal, crea una cuenta, ingresa a ella, y comienza publicar sermones cristianos, bosquejos para predicar, y cualquier otro material cristiano que edifique el Cuerpo de Cristo.

Ver también

Predicaciones Cristianas - El uso apropiado del Poder

Dios tiene un proposito

Predicas Cristianas Escritas.. Cuesta ser lleno de la unción, pero necesitas encontrar el proposito de Dios en tu vida para que cada vez que abras tus ojos...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *