Inicio / Predicas cristianas / Como es la bendicion

Como es la bendicion

Predicas Cristianas

En la actualidad las ambiciones materialistas gobiernan la vida de muchas personas, incluso cristianos, pero…., ¿les dan felicidad los bienes materiales?, tanto hombres como mujeres sienten que le falta algo que no saben qué es, y por esto la Biblia señala que ni la felicidad ni la vida dependen de las posesiones, pues “el que ama el dinero, no se saciará de dinero; y el que ama el mucho tener, no sacará fruto. También esto es vanidad” Eclesiastés 5:10, y Jesús “dijo: Mirad, y guardaos de toda avaricia; porque la vida del hombre no consiste en la abundancia de los bienes que posee” Lucas 12:15.

Muchas veces hablamos que somos bendecidos porque recibimos algo inesperado o hallamos algo que nos hacía falta, pero la pregunta sería: ¿Sabemos lo que son las bendiciones de Dios?, porque el Señor nos habla de los bienaventurados en Mateo 5:3-12, donde bienaventurados también se traduce como “bendecidos”, y estoy seguro que muchos no tienen en cuenta esto al pensar en las bendiciones.

Jesús fue muy claro al decir: “Buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas” Mateo 6:33, por tanto, en lugar de considerar las cosas materiales como la principal bendición de Dios, los cristianos verdaderos luchamos por una bendición mayor, la salvación fruto de la entrega a Dios.

Veamos la palabra de Dios en 1 Pedro 3:8-12 “Finalmente, sed todos de un mismo sentir, compasivos, amándoos fraternalmente, misericordiosos, amigables; no devolviendo mal por mal, ni maldición por maldición, sino por el contrario, bendiciendo, sabiendo que fuisteis llamados para que heredaseis bendición. Porque: El que quiere amar la vida Y ver días buenos, Refrene su lengua de mal, Y sus labios no hablen engaño; Apártese del mal, y haga el bien; Busque la paz, y sígala. Porque los ojos del Señor están sobre los justos, Y sus oídos atentos a sus oraciones; Pero el rostro del Señor está contra aquellos que hacen el mal”.

Ser bendecidos significa tener el favor, aunque comúnmente pensamos que las bendiciones son riquezas, salud, y felicidad, pero las palabras de Jesús sobre las bienaventuranzas muestran una definición de Dios distinta al decirnos que entre los bendecidos también están los necesitados, los tristes, los humildes y los perseguidos, pues debemos darnos cuenta de nuestra necesidad de Dios para poder recibir Su bendición al decirnos:

“Mi mano hizo todas estas cosas, y así todas estas cosas fueron, dice Jehová; pero miraré a aquel que es pobre y humilde de espíritu, y que tiembla a mi palabra” Isaías 66:2.

La Biblia enseña que la bendición de Dios produce felicidad, mientras que muchas veces la ambición de riquezas materiales provoca dolor “porque los que quieren enriquecerse caen en tentación y lazo, y en muchas codicias necias y dañosas, que hunden a los hombres en destrucción y perdición; porque raíz de todos los males es el amor al dinero, el cual codiciando algunos, se extraviaron de la fe, y fueron traspasados de muchos dolores” 1 Timoteo 6:9-10, pero “acontecerá que si oyeres atentamente la voz de Jehová tu Dios, para guardar y poner por obra todos sus mandamientos que yo te prescribo hoy, también Jehová tu Dios te exaltará sobre todas las naciones de la tierra. Y vendrán sobre ti todas estas bendiciones, y te alcanzarán, si oyeres la voz de Jehová tu Dios” Deuteronomio 28:1-2.

Debemos saber que la bendición más grande es el tener un lugar en el reino de los cielos y ser llamados hijos de Dios, conocer Su gracia y Su amor en nuestras vidas, y conocer a Dios íntimamente, lo que significa estar más interesados en las recompensas espirituales, Mateo 6:33, que en las cosas de este mundo, por lo que nos dice:

“No os hagáis tesoros en la tierra, donde la polilla y el orín corrompen, y donde ladrones minan y hurtan; sino haceos tesoros en el cielo, donde ni la polilla ni el orín corrompen, y donde ladrones no minan ni hurtan. Porque donde esté vuestro tesoro, allí estará también vuestro corazón” Mateo 6:19-21

Es decir que la principal bendición no está en la prosperidad material que podemos lograr sino en la felicidad y la paz interior que sentimos.

Dios está detrás de toda auténtica bendición, de todo lo bueno y de toda riqueza, y nadie puede decir que no ha recibido ninguna bendición de Dios; muchos cuando prosperan materialmente o logran un éxito, alaban a Dios y le agradecen diciendo: Dios me ha bendecido, y esta actitud de agradecimiento a Dios atrae nuevas bendiciones, pero nos podemos engañar con el éxito fácil que no viene de Dios sino que es fruto de la astucia humana, y es un éxito pasajero, con mal sabor, y que seguramente será origen de futuras desgracias.

Acerca de Luis Alberto Coria

Mi nombre es Luis Alberto Coria, estoy casado con Nora Griselda Correa y tenemos cuatro hijos. Soy un fiel seguidor de la palabra de Dios.

Ver también

Reflexiones Cristianas... Me enamore de ti

La vida

Predicas Escritas; Jesús es la novedad de vida, es un nuevo camino, y una actividad siempre nueva, pero lo que no siempre se entiende es que esa Vida que..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *