Inicio / Predicas cristianas / Librado de los leones

Librado de los leones

Predicas Cristianas

En esta predica hablaremos de un siervo muy amado de Dios, Daniel 9:23; vemos en toda la historia de Daniel como Dios se manifestó recompensando su fidelidad, pues una poderosa virtud de Daniel era su en intimidad con Dios, la fidelidad de Daniel era permanente, y tenía muchos enemigos que intentaron aportarlo de su fidelidad a Dios.

Vamos a la poderosa palabra que Dios tiene para fortalecer nuestra fe y su confianza el Él, leamos

Daniel 6:1-5 “Pareció bien a Darío  (rey de babilonia) constituir sobre el reino ciento veinte sátrapas, que gobernasen en todo el reino. Y sobre ellos tres gobernadores, de los cuales Daniel era uno, a quienes estos sátrapas diesen cuenta, para que el rey no fuese perjudicado. Pero Daniel mismo era superior a estos sátrapas y gobernadores, porque había en él un espíritu superior; y el rey pensó en ponerlo sobre todo el reino. Entonces los gobernadores y sátrapas buscaban ocasión para acusar a Daniel en lo relacionado al reino; mas no podían hallar ocasión alguna o falta, porque él era fiel, y ningún vicio ni falta fue hallado en él. Entonces dijeron aquellos hombres: No hallaremos contra este Daniel ocasión alguna para acusarle, si no la hallamos contra él en relación con la ley de su Dios”.

Darío, rey de Babilonia, organizo su gobierno y puso a Daniel sobre todo su reino,  porque en él se hallo un espíritu superior, y cuando hablamos que tenia un espíritu superior nos habla del Espíritu de Dios, nos habla de la intimidad que tenia Daniel con Dios, nos habla de la unción de Dios sobre Daniel, nos habla de la fidelidad, integridad, santidad, de la rectitud de Daniel, que desde muy joven dedico su vida a agradar a Dios, Daniel 1: 8.

El enemigo se levantó esta vez, como muchas veces sobre la vida de Daniel, usando a sus propios compañeros para destruir su vida, “Entonces los gobernadores y sátrapas buscaban ocasión para acusar a Daniel en lo relacionado al reino; mas no podían hallar ocasión alguna o falta, porque él era fiel, y ningún vicio ni falta fue hallado en él. Entonces dijeron aquellos hombres: No hallaremos contra este Daniel ocasión alguna para acusarle, si no la hallamos contra él en relación con la ley de su Dios” 6:4-5.

La envidia, los celos, avaricia y la maldad se había apoderado de los corazones de los compañeros de Daniel, como quizás hoy puede estar sufriendo en su vida la persecución por ser un siervo de Dios obediente, recto, humilde, santo, y muchos le envidian por tu forma de ser y de andar en integridad y verdad delante de Dios y de los hombres; y por tener comunión con Dios y permanecer sirviendo a Dios muchos se levantan sobre su vida, diciendo: Para que vas a la iglesia, o lo acusan con mentiras y engaños a sus superiores, o le dicen no ores, porqué oras tanto, o vos no sirves para la obra de Dios.

Muchos son los enemigos que se levantan sobre la vida de sus siervos para apartarlos  del camino de la salvación, y así como tramaron maldad contra Daniel, puede el enemigo haberse levantado contra su vida para alejarlo del propósito de Dios sobre usted; los enemigos de Daniel acordaron hacer firmar al rey un decreto que cualquiera que en el espacio de treinta días demande petición de cualquier dios u hombre fuera de ti, sea echado en el foso de los leones.

Daniel, sabiendo que el rey firmo el decreto, se fue muy atemorizado a su casa, turbado y confundido temiendo al rey y por lo que le podía acontecer; ¿Esto fue así?, no, Daniel, no temía a sus enemigos, ni al rey, ni a los leones, mas al contrario, su temor era a Dios, nos dice: “Cuando Daniel supo que el edicto había sido firmado, entró en su casa, y abiertas las ventanas de su cámara que daban hacia Jerusalén, se arrodillaba tres veces al día, y oraba y daba gracias delante de su Dios, como lo solía hacer antes” vers. 10.

Pensemos por un momento sobre nuestra vida, que hacemos cuando las luchas, los problemas se acrecientan, si somos capaces como Daniel, de seguir en esa perfecta comunión con Dios, confiando en su salvación, de abrir nuestra boca para alabar a Dios, si seguimos encendidos de su Espíritu Santo, si somos capaces de enfrentar nuestros miedos, aflicciones, o nuestros temores y batallamos en oración hasta que Dios ponga bajo nuestros pies a nuestros enemigos, sin dejar ni por un momento de confiar en Dios esperando en su salvación,  podemos decir con seguridad: Si Dios es conmigo ¿Quién contra mi?, Dios es mi fortaleza y mi escudo, mi pronto auxilio en la tribulación, Dios levantará bandera de victoria sobre todos mis problemas y mis aflicciones, por cuanto he puesto a Dios como mi escudo y protección, porque en Él he puesto mi confianza y en Él esperaré.

Los acusadores fueron pronto ante el Rey para anunciar la desobediencia de Daniel, y el rey mando a buscar a Daniel, quién fue echado en el foso de los leones, puesto sobre la puerta del foso una piedra sellada con el anillo del rey y de sus príncipes para que no se alterase el acuerdo, ni nadie pueda librar a Daniel; El rey dijo a Daniel:

“El Rey tuyo a quién continuamente sirves, te libre, al próximo día, muy de temprano vino el rey al foso de los leones, llamando a voces a Daniel: Daniel siervo del Dios viviente a podido él librarte de los leones. Vers. 22 “Mi Dios envió su ángel, el cual cerró la boca de los leones, para que no me hiciesen daño, porque ante él fui hallado inocente; y aun delante de ti, oh rey, yo no he hecho nada malo”.

Así como Daniel fue librado de la boca de los leones, y no recibió daño alguno, ni rasguño, el Dios Todopoderoso a quién sirves, a quién amas, a quién obedeces, Él te librará de todos tus enemigos, de todas tus  aflicciones, de todo problema que está atravesando, pues “El ladrón no viene sino para hurtar y matar y destruir; yo he venido para que tengan vida, y para que la tengan en abundancia” Juan 10:10.

El que te llamó para salvación te dice: No temas, Yo soy tu Dios quién te da vida, “De cierto, de cierto os digo: El que cree en mí, tiene vida eterna Juan 6:47; primeramente debemos asegurar y afirmar en nuestro corazón que Jesús vino para salvarnos de condenación a través de su sacrificio perfecto en la cruz del Calvario, que Cristo pagó por sus pecados y los míos, y por todos los pecadores que se arrepienten y creen en el poderoso nombre de nuestro Señor Jesucristo, que solo Él es el único camino de la salvación, porque no hay otro nombre dado a los hombres en que podamos ser salvos. Nuestra fe, nuestra convicción, nuestra esperanza y confianza en Dios hará que la boca de los leones se cierre y todos los que no creen, crean por la palabra, el testimonio y manifestación de Dios sobre nuestras vidas.

“Entonces el rey Darío escribió a todos los pueblos, naciones y lenguas que habitan en toda la tierra: Paz os sea multiplicada. De parte mía es puesta esta ordenanza: Que en todo el dominio de mi reino todos teman y tiemblen ante la presencia del Dios de Daniel; porque él es el Dios viviente y permanece por todos los siglos, y su reino no será jamás destruido, y su dominio perdurará hasta el fin. El salva y libra, y hace señales y maravillas en el cielo y en la tierra; él ha librado a Daniel del poder de los leones” 6:25-27

Ser un verdadero siervo de Dios demanda estar en comunión con Dios, tener una relación intima con Él, Dios conocía a Daniel y Dios respondía a sus peticiones, la comunión con su Dios era permanente, al igual que su fidelidad, su temor a Dios lo apartaban del mal, era integro, recto, en él no había apariencia, ni engaño se hallo en su corazón bajo ninguna circunstancia.

Reflexionemos cada uno de nosotros si hay algunas virtudes que había en Daniel en nuestras vidas o si tenemos que volvernos a Dios de todo nuestro corazón y enderezar nuestros caminos, para que la luz del evangelio refleje en cada una de nuestras vidas, “Vuelve ahora en amistad con él, y tendrás paz; Y por ello te vendrá bien. Toma ahora la ley de su boca, Y pon sus palabras en tu corazón. Si te volvieres al Omnipotente, serás edificado; Alejarás de tu tienda la aflicción Job 22:21-23.

Quizás en la vida de alguno que estamos en este lugar el enemigo se ha levantado, o en la familia, o en el trabajo, o por una enfermedad física o espiritual, solo cada uno de nosotros sabe su condición, y sabemos en que estamos  fallándole a Dios, por lo que Dios no se está manifestando con poder y con gloria sobre los problemas, porque el Dios de Daniel es nuestro Dios, porque el brazo poderoso de Dios no se ha acortado para salvar a los que en él confían, porque Dios no es hombre para mentir o hijo de hombre para que se arrepienta, lo que Dios nos prometió Dios lo cumplirá, Dios quiere librarnos del enemigo, quiere que mantengamos nuestra confianza solo en él, y Él nos librará de todas las aflicciones, pues:

“Jehová es mi roca y mi fortaleza, y mi libertador; Dios mío, fortaleza mía, en él confiaré; Mi escudo, y el fuerte de mi salvación, mi alto refugio; Salvador mío; de violencia me libraste. Invocaré a Jehová, quien es digno de ser alabado, Y seré salvo de mi enemigos” Samuel 22:2-4.

Predicas Biblicas… Predicaciones Cristianas Escritas

Acerca de Predicas Biblicas

Predicas Biblicas. Portal cristiano dedicado a evangelizar a las naciones a través de predicas cristianas, estudios biblicos, y mensajes cristianos. Para incluir tu material en nuestro portal, crea una cuenta, ingresa a ella, y comienza publicar sermones cristianos, bosquejos para predicar, y cualquier otro material cristiano que edifique el Cuerpo de Cristo.

Ver también

Reflexiones Cristianas... Me enamore de ti

La vida

Predicas Escritas; Jesús es la novedad de vida, es un nuevo camino, y una actividad siempre nueva, pero lo que no siempre se entiende es que esa Vida que..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *